Estado de México
5 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

MEDIO AMBIENTE EN MÉXICO DE CARA AL PROXIMO SEXENIO

Views: 1274

Actualmente, el sector ambiental en México se encuentra en una profunda crisis. Las problemáticas que tendrá que encarar el sexenio de AMLO son múltiples e incorporan diversos factores ambientales. El éxito (o el fracaso) de López Obrador dependerá en buena parte de qué tan sólidas sean las políticas públicas de su gobierno. Es por ello primordial que la política pública en materia ambiental incluya la participación ciudadana así como contemplar la opinión de los expertos.

El próximo gobierno tendrá en asuntos ambientales un ámbito muy variado y complejo de desafíos políticos y de política pública que van a marcar su desempeño y su relación con poderes locales, sociedad, opinión pública, e incluso instancias internacionales. En la entrega anterior señalé lo que puede preverse en los temas de áreas naturales protegidas, cambio climático, ciudades, y mares. Terminemos ahora con los temas de agua, aplicación de la ley, y evaluación de impacto ambiental de proyectos de infraestructura.

Aun en ese contexto, el próximo gobierno tendrá la responsabilidad de fortalecer y hacer crecer orgánicamente a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). Ella gestiona casi 15% del territorio nacional con un presupuesto raquítico de apenas 1,000 millones de pesos con severos problemas de operación y desempeño, y que el compromiso casi heroico de sus funcionarios, directores regionales, directores y guarda-parques apenas logra disimular. Es indispensable ampliar aún más la superficie protegida en nuestro país, y dotarla de los programas de manejo, equipamiento, y personal requeridos. Igualmente, es urgente dotar a la Guardia Costera, a la Gendarmería Ambiental y a la Profepa de los elementos exigibles para llevar a cabo de manera eficaz funciones vitales de inspección, vigilancia y aplicación de la ley. Sin temor a equivocarme, sostengo que éste es el tema más relevante de toda la agenda ambiental y de sustentabilidad en México. Aquí quedará acreditada o negada la vocación ambiental y de sustentabilidad del próximo gobierno.

Referente al cambio climático, el gobierno de AMLO deberá honrar los compromisos internacionales frente al Acuerdo de París, y poner a México en una senda clara de cumplimiento. Esto implica una importante reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la profundización de la reforma energética para lograr un crecimiento notable de la generación eléctrica con energías limpias, y un pico máximo de emisiones (y por tanto de consumo de combustibles fósiles) en el 2026. Esto se contrapone con las políticas anunciadas en cuanto a construcción de refinerías y reducción de precios de combustibles. El próximo gobierno deberá rectificar, o salir del Acuerdo de París.

También algo que no se debe de olvidar es el aumentar el presupuesto a la dependencia encargada de atender el tema, y la segunda es reconocer a la sociedad civil como uno de los aliados más fuertes para promover una mejor toma de decisiones. El cambio de régimen que se aproxima representa una oportunidad para empezar a probar esquemas de colaboración diferentes entre el gobierno y la sociedad, que permitan una mejor gobernabilidad del territorio. De forma paralela, es momento de cambiar el estilo reactivo del sector a uno preventivo. Social y ambientalmente hablando, es más económico prevenir que remediar. La ausencia de una coordinación intersecretarial es uno de los detonantes de problemas socioambientales más recurrentes.

 

Es momento de que la Semarnat se quite el antifaz de la conservación pura que le fue asignado desde su nacimiento. Necesitamos una Semarnat y un gobierno ecologico más social: una secretaría que entienda a los pescadores de las áreas marinas protegidas, a los ejidatarios que desean aprovechar sus bosques y a los ganaderos (dueños de la selva) que necesitan mejorar su productividad para no deforestar. Necesitamos un próximo gobierno  que vea  cada mexicano a un guardián de la naturaleza: llegó el momento de socializar el ambiente.

Necesitamos un gobierno valiente  como todos los activistas del medio ambiente Y ahora es su turno Andrés Manuel, el tiempo para contestar el mayor desafío de nuestra existencia en este país… es ahora.