Mexicanos y toluqueños en especial Realizan estudios en Canadá

Views: 1792

Canadá es uno de los destinos turísticos favoritos para viajeros de todo el mundo no solo por sus escenarios naturales, su riqueza histórica y cultural, su arquitectura y múltiples opciones de entretenimiento; también se ha convertido en uno de los destinos ideales para realizar estancias estudiantiles, o practicar idiomas como el inglés y el francés.

Entre los muchos turistas que recorren ciudades canadienses como Montreal, Quebec, Ottawa, Toronto, Vancouver, entre otras, se encuentran muchos mexicanos, e incluso toluqueños, que ante la coincidencia de toparse con compatriotas, no pierden la oportunidad de saludarse.

Fue así como en la tienda Gallerie du Souvenirs, en el 301 de la calle Saint Paul en Montreal, la mayor ciudad de la provincia de Quebec, nos encontramos con un animado grupo de mexicanas de diversas regiones del país, realizando la infaltable compra de todo tipo de recuerdos para familiares y amigos.

Originarias de Jalisco, Puebla y Sinaloa, entre otros lugares, y dos toluqueñas, que nos comentaron su experiencia de viajar a Canadá y vivir un mes en este país, que se caracteriza además por lo amable de sus habitantes.

Valeria García, de 19 años de edad, contó que decidió vivir esta experiencia luego de que su hermano, en años anteriores, lo hizo. Lo que vivió y vio en este país, y contó a la familia, la animaron a organizar un viaje y experimentarlo por ella misma, acompañada de su mejor amiga.

“Vine de visita para conocer un poco la ciudad y estudiar inglés, a practicarlo, por un mes”, expresó.

Aunque conocer nuevas personas, un lugar y culturas totalmente diferentes al propio es parte de la experiencia, sin duda lo es también encontrarse con otros mexicanos y mexicanas. Al respecto Valeria comentó: “Se siente súper padre que te puedas relacionar con gente de tu mismo país en otro país, y bueno, me gusta mucho porque también aprendes a convivir con personas que también son mexicanas, pero de diferentes regiones”.

Aseguró que el recibimiento de los canadienses para con todos los extranjeros es muy cálida: “La gente es súper amable, porque si estás perdido o te ven ‘con cara de what’, te van a preguntar que si todo está bien; entonces, son muy amables todos aquí”.

Odette Arroyo, su cómplice en esta experiencia, aseguró que también quiso aprovechar esta oportunidad para perfeccionar su inglés, “y más que nada a conocer y a turistear por aquí”.

Aseguró que al relacionarse con personas de otros países en Canadá, trata también de dar a conocer las cosas buenas de México y de su ciudad, Toluca. “Les cuento que el clima es muy diferente, allá no hace tanto calor como aquí, que allá se pueden hacer diferentes actividades que a veces aquí no. Muchas personas están asustadas de la Ciudad de México o de México en general (por la inseguridad), entonces les decimos que vayan, que visiten, que no todo es malo”, señaló.

Sobre lo que más le ha gustado de Canadá, señaló entre otras cosas la tranquilidad, y la seguridad que se vive en la mayoría de las ciudades de este país del norte.

“Lo que me gusta mucho de Canadá es que por ejemplo nosotras podemos estar juntas en la noche sin ningún problema, me gusta que la gente respeta siempre el paso peatonal, respeta las señales, en general son muy respetuosos aquí; me gusta que te ayuden, me gusta el ambiente que hay aquí”, explicó.

No obstante, aunque la estancia en Canadá es relativamente corta –un mes-, siempre hay cosas que se extrañan de casa y entre ellas, destacó la comida.

Odette Arroyo consideró que conocer, y vivir en otro país es una experiencia enriquecedora a nivel personal e intelectual, de ahí que animó a hacerlo a quienes tengan la posibilidad.

“Yo les diría que se animen, es súper bueno conocer otros lugares. Anímense a venir acá porque es muy bonito, es una experiencia inolvidable, realmente se van a divertir”, concluyó.

Cabe señalar que en nuestro país hay diferentes escuelas y agencias que ofrecen paquetes para realizar estancias estudiantiles que pueden ir desde dos semanas con un costo de mil 800 dólares americanos, y hasta 11 meses, con un costo de hasta 24 mil dólares americanos, incluyendo curso, material académico, alojamiento con una familia anfitriona, entre otros servicios que brindan toda la seguridad al viajante.

Sin embargo, es recomendable investigar y percatarse de que la agencia o escuela que se contrata es totalmente seria y establecida, para no ser víctima de fraude, o llevarse una mala experiencia.