+ México, País Donde Todos Pierden, Menos el Gobierno de AMLO

Views: 1591

La frase

De domingos familiares o de menos presión en el trabajo, pasamos a domingos en busca de gasolina. Ojalá AMLO y el titular de Pemex lean las redes sociales y sobre todo que…

NO SE LES CANCE EL GANSO

EL DETALLE: Santiago Ormeño, jugador que entró de cambio en el Puebla y que porta el número 25 es nieto del que fuera portero peruano y director técnico Walter Ormeño.

José Saturnino Cardozo, el ahora triunfante técnico del Guadalajara, estuvo de espía en uno de los palcos de las 4 esquinas de la Bombonera, acompañado del secretario general de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero, fiel seguidor del Toluca. Toluca visita a Chivas en la fecha 3, el próximo domingo 20 por la tarde.

UNO MAS: Otro que podría llegar al Toluca es el mediocampista Federico Andrés Mancuello, de 29 años de edad y quien juega como mediocampista ofensivo, algo así como un Sambueza.

Es originario de Reconquista, provincia de Santa Fe, comenzó en el Atlético y Tiro de su tierra natal, pasó al Belgrano, al Independiente, Flamengo de Brasil y actualmente está en el Cruzeiro de Brasil. Le apodan SuperMan.cuello, al que le hace ilusión venir al Toluca. El equipo rojo está a un tris de lograrlo.

CON EL TOLUCA: Se dice fácil aunque no lo estuvo así. Dos juegos, dos victorias, cinco goles a favor por uno en contra. Es el Toluca sin Sambueza, Quiñones, Vega, Escoto, Cabrera y Calvo.

Sin embargo, gracias a la falta de gasolina y de excesivos precios, el Toluca no reunió ni diez mil aficionados con boleto pagado para derrota al Puebla de Enrique Meza.

Sin embargo el futbol que hace este equipo es bueno, es de esfuerzo, es de conjunto, no hay nadie que sea más que el otro. Hasta Santiago García juega mejor de lateral al ataque y anotó, el otro gol fue de Canelo. Hubo uno más, pero primero fue validado por el inefable Diego Montaño y después anulado por el VAR, se lo descontaron a Triverio.

Esta vez la defensiva no chafeó y resistió los contragolpes del puebla. Vimos dos debuts, el primero del colombiano Felipe Pardo, quien mostró buenas hechuras y después del novato Diego Abella, que tuvo un disparo que atajó el portero Rodríguez, quien evitó varios goles del Toluca. Bien por los rojos

Murió Claudio López Lamadrid

Frisaba los 59 años y tras sufrir un infarto cerebral este viernes Claudio López Lamadrid (Barcelona, 1960) murió en las oficinas de Penguin Random House de la Ciudad Condal, donde trabajaba como director editorial.

Así me enteré de la noticia exacta. La última vez que lo vi fue el 2 de diciembre pasado en la FIL de Guadalajara, a donde acudía cada año.

Considerado como uno de los imprescindibles de la edición en español, López Lamadrid deja un enorme hueco en las letras hispanas. Era alto, de lenta, de barba entrecana, deambulaba por todos los pasillos de la FIL, ahora hablando con sus escritores o bien con ejecutivos como Pilar Reyes, o Juan Cruz.

Era como lo dijo Juan Cruz: de la estirpe de Beatriz de Moura (y de Toni, su tío inolvidable), de Carlos Barral, Isabel Polanco, Pere Sureda y Jordi Herralde, entre otros que cruzaron el charco las veces que fue necesario, Claudio López Lamadrid era un abonado afectivo a todo lo que ocurriera en América que tuviera que ver con la imaginación literaria, los autores y los libros, las ferias y las convenciones, la discusión literaria

Hace once años, él me facilitó el acceso a Joaquín Lavado mejor conocido como Quino el autor de Mafalda, con quien después de hacer una gran entrevista, desayunamos en Los Virales del Hilton en una gran mañana de diciembre de 2008.

Trabajó con el Nobel Gabriel García Márquez pero también apostó por nombres prometedores como los de Samantha Schweblin o Fernanda MelchorIda Vitale, Orhan Pamuc, Charles Simic, Joan Didion, Alma Guillermoprieto, James Rhodes o Paula Bonet.

Era licenciado en Derecho, ha muerto un gran impulsor de las letras y de los escritores.

México, País Donde Todos Pierden, Menos el Gobierno de AMLO

En un caso insólito en el mundo, México se ha convertido en el país donde todos pierden, menos el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ha generado cuantiosas pérdidas económicas a todos los sectores de la población, no sólo desde el primer día de su mandato: el 1 de diciembre; sino desde que ganó la elección: el 1 de julio. ¡Para Ripley!

A partir de su triunfo arrollador y a sabiendas que contaría con un poder absoluto, Andrés Manuel López Obrador generó preocupación al interior del país y a nivel internacional, por el gobierno dictatorial que pudiera ejercer, lo cual de inmediato provocó movimientos bruscos en la moneda ante el dólar, en los mercados financieros y bursátiles, lo mismo que entre los grupos de inversionistas del país y del extranjero.

Sobraban razones, porque la primera muestra de ello, la dio al anunciar que cancelaría arbitrariamente la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en Texcoco, al asumir el poder presidencial, lo cual cumplió puntualmente no sin antes generan pérdidas de más de 200 mil millones de pesos para el país.

La opción alterna fue Santa Lucía con el complemento del Aeropuerto internacional de la ciudad de Toluca. En el primer caso lo agobian las pistas y el tratar de llegar a dicho puerto aéreo. Y el segundo se ha caracterizado por sus revitalización y muertes subsecuentes, porque no resulta rentable para las líneas aéreas de pasajeros, que lo mismo ha habido nacionales que internacionales de bajo costo.

Sabedor del control absoluto que tendría en al menos dos de los poderes del Estado, empezó a socavar al Poder Judicial para hacerse también del control en ese tercer Poder, al grado de generar una crisis de gobernabilidad por inmiscuirse en la soberanía de poderes.

El Poder Judicial respondió con la elección de un presidente también sui generis, hecho a la sazón de los despachos y la litigada y no dentro del propio poder, así como también no se hicieron esperar los amparos dentro del propio Poder Judicial, por la no reducción salarial, aunque finalmente accedieron solo a disminuir un 25%.

En las dos cámaras del Congreso de la Unión se hizo de todos los cargos administrativos, legislativos y de gobierno, con lo cual ha generado toda serie de modificaciones de leyes para alinear su política de ejercicio personal del poder presidencial, agudizando con ello la desconfianza entre los sectores productivos e inversionistas, los cuales están buscando nuevos mercados, como España y Estados Unidos, para encontrar certeza en sus capitales.

Una vez que asumió el cargo presidencial, de inmediato empezó a registrar despidos masivos en las diferentes dependencias de la administración pública federal, de los organismos descentralizados, de las universidades públicas y de los órganos autónomos, dado que les aplicó a todas ellas una severa reducción presupuestal para someterlas de inmediato a su soberana voluntad.

A los sectores productivos de la industria, el comercio, la transformación, la banca, los medios de comunicación, a los gobiernos estatales y municipales, les ha cancelado los incentivos, les ha limitado los recursos económicos, y los pocos que les ha asignado se los ha condicionado en la aplicación de sus ocurrencias.

Apenas se estaba cumpliendo un mes de su gobierno, y la sociedad mexicana festejando las fiestas navideñas, decembrinas y de fin de año, cuando Andrés Manuel López Obrador generó una crisis más severa y con mayores consecuencias económicas y sociales para empresarios, instituciones públicas, pero lo más grave es que ahora con consecuencias fatales para los más pobres, con el irracional desabasto de las gasolinas.

A temprana hora, Andrés Manuel López Obrador aparece puntual en el Palacio Nacional para dar a conocer 20 mil pretextos de sus acciones, omisiones, irresponsabilidades y ocurrencias, encontrando siempre culpables de humo, porque no aporta pruebas ni acusa ante los tribunales para que vayan a la cárcel.

Aun no cumple el mes y medio de gobierno, y ya ha saqueado inmisericordemente el bolsillo de todos los mexicanos, menos el de su gobierno, al que defiende a capa y espada para repartir el dinero generado con el esfuerzo de todos, entre los que nunca han trabajo ni lo harán, a pesar de las dádivas, ¿no le parece a usted, estimado lector?