Mi colibrí

Views: 1006

Un colibrí me echa su aliento

y un monstruo despierta algún dulce sueño

de ésos que uno se fabrica con los ojos abiertos

una mujer se destapa porque ya no puede más

porque su cerebro y sus piernas están a punto de colapsar

como colapsa el sol luchando con la lluvia

saliendo un arco iris

y yo aquí

tomando mi café de siempre

solo

y sin visitas

porque me lo he buscado

y sin quejas me siento en un sillón gigante a mirar un punto fijo

y a fingir un cigarro y un whisky falsos

porque me han prohibido casi todo

y yo nuevamente aquí

con mis gatos que se van reponiendo

con mis duelos

mis lutos

mi biblioteca vacía

mi caja fuerte vacía

mi cama con una sola almohada

y sin la música de tu voz ni tu mirada

caliente Angélica, casi lastimera y azucarada

y más solo que nunca o de siempre

viene la película de mi vida

con todos los excesos

con todos los límites

con todas las fronteras

viviendo de prestado,

como dicen

sin miedo

cansado, descubriendo ese nuevo

placer del agotamiento gota a gota

esperando quizá que suene el timbre

y acaso tú, tú contigo misma,

pero las casas de los pobres

no tienen puertas,

ni colibris.