TRAS LA SENDA DE ULISES

 

 Pedro Daniel García Muciño

+3
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La cultura como fortaleza: una ruta a seguir.

lunes, 6 de febrero de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Contacto: @PedroDanielGM

En reflexiones pasadas, refería que ante las adversidades internas y externas que agobian a nuestro México, es responsabilidad de los mexicanos actuar en consecuencia, aportando desde cada trinchera para construir mayores oportunidades y enfocar nuestros esfuerzos en el logro de fines colectivos que sobrepasen las coyunturas que nos aquejan y agobian.

Por ello, la ocasión es propicia para compartir una serie de reflexiones a través de esta columna, que enfaticen la importancia de mirar con renovados ojos la que ha sido desde siempre una de nuestras grandes fortalezas, pero que hasta hace poco aún era vista como un elemento accesorio, prescindible y negociable dentro de la esfera pública o privada, y que al día de hoy es una herramienta, de cuya vitalidad, muchas lecciones y oportunidades podemos obtener en el corto, mediano y largo plazo.

Para ello es necesario trazar un ruta a seguir, que no esté caracterizada por la ocurrencia de poco alcance ni por la réplica de viejas prácticas.

En consecuencia, es importante señalar en primera instancia, una serie de documentos emitidos por la UNESCO, que como referente internacional en la materia, son guia indispensable para poner en marcha cualquier visión en el ámbito, en beneficio y aprovechamiento de la cultura como elemento sustantivo de cualquier sociedad.

El primer texto de referencia, es la Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales, aprobada en París en el año 2005, que no es ni el primero ni el más antiguo en su categoría, pero que gracias a su emisión hace poco más de una década, representa un punto de partida para obtener una visión integral de las grandes posibilidades que aporta la cultura, cuyos contenidos han logrado trascendencia y continuidad, puesto que han sido sujetos de revisión y replanteamiento crítico para repensar las politicas culturales a diez años de su aprobación.

Este tratado internacional, ratificado por México en 2008, da un marco normativo para la gobernanza de la cultura, y reconoce el carácter distintivo de la cultura como una factor clave del desarrollo económico y social a nivel global, propiciando que los artistas, profesionales de la creatividad y los ciudadanos de todo el mundo, puedan crear, producir, divulgar y disfrutar de la extensa variedad de bienes, servicios y actividades creativas, comprendiendo la diversidad, pluralidad y complejidad que éstas mismas representan y el factor enriquecedor que aporta y dignifica.

En tal suerte, la convención fue pionera en reconocer la diversidad cultural como una característica escencial de la humanidad, considerándola como un patrimonio común de todas las sociedades, que requiere conservarse y valorarse por justamente pertenecer a todos.

Esta riqueza abre infinitas posibilidades, que aportan no sólo a la esfera de la cultura y el arte, sino que son pieza clave para el desarrollo sostenible de las comunidades donde se impulsan, a la par de contribuir a la edificación de sociedades más justas, seguras e incluyentes, donde la libre circulación de las ideas, expresadas por medio de las manifestaciones artísticas, fomenta la inclusion, la tolerancia y el respeto hacia los semejantes.

Este enfoque trasnversal, que debe estar presente para el desarrollo de políticas culturales exitosas, se soportó en la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas (2000), que con la mirada puesta en la erradicación de la pobreza, entendió que la cultura, particularmente desde la óptica de la diversidad de las expresiones culturales, debía ser protegida, enfatizando su importancia como mecanismo de cohesión social, que se nutre y renueva, y que al respetar a los actores del proceso creativo, se contribuye al progreso de la sociedad en general de formas muy diversas.

Entre los objetivos, se planteó la necesidad de crear condiciones para que la cultura prospere y mantenga relaciones positivas, a través del diálogo intercultural y la diversidad, ya que ésta es considerada un activo, que une indisolublemente a la cultura con el desarrollo, que además de aportar en el campo de la identidad y los valores, hace aportaciones en esferas mucho más amplias a través de los bienes y servicios culturales de amplio consumo.

Los compromisos de carácter internacional fruto de la convención, apostaron por fortalecer a las industrias culturales, también llamadas creativas, especialmente en los paises en desarrollo, que ampliarían la producción y desarrollo en materia cultural, para facilitar el acceso a estos bienes y servicios, con miras a crear mercados locales y públicos que consuman de manera cotidiana, sin limitaciones, ponderando su impacto en la globalización y su esfuerzo por compartir y enriquecer a la comunidad global con el intercambio dentro y fuera de las fronteras nacionales.

Este breve resumen, permite visualizar que desde los primeros años del siglo XXI, la comunidad internacional, identificó el papel sustancial de la cultura y el arte, dentro del contexto del desarrollo, como un actor indispensable para el logro de los objetivos globales, mismos que, desde el plano de México vale la pena revisar con ojos críticos, valorando los posicionamientos y los avances, y reconociendo los retos presentes, base indispensable para la puesta en marca de politicas culturales de amplio alcance, que deben ser considerados hoy más que nunca, para articular acciones contundentes en beneficio de la cultura, y con ello de la sociedad.

Continuará…

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion