Columnas  /  Columnas

DE PODER A PODER

Guillermo Garduño Ramírez

+20
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
ENTREVISTA CON FLORENTINO LOPEZ

Imagen Siguiente
En sus años mozos, con Pelé.
martes, 14 de febrero de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La frase

De suplente de portero, para nada. Y me vine al Toluca.

Florentino López

SUPERTIP: El gobernador Eruviel Avila Villegas, tomó protesta a Francisco Osorno Soberón, quien era delegado estatal de la SEMARNAT, como nuevo titular de la secretaría estatal del Trabajo y Previsión Social, en sustitución de Alejandra del Moral Vela.

Entrevista a Florentino López, legendario portero del Toluca

Fue un poco especial. Me fui a jugar a España después de terminar con el Irapuato, que lo habíamos subido a Primera, el equipo que se había interesado por mí desde antes, era el Valencia; mi mujer es valenciana además.

Me firmó el Valencia, por tres años y tuve la mala suerte que a los cuatro meses de eso, viene el sorteo del Servicio Militar, entonces en España era obligatorio, ahora ya no tanto, tuve la mala suerte que me tocó fuera de lo que es la Península, si te tocaba en Africa, en las Islas Canarias o en las Islas Baleares, no te lo podía arreglar ni Franco, eso que el ministro era muy aficionado al futbol.

Así respondió Florentino López, portero del primer Toluca campeón en 66/67, a la pregunta:

¿Cómo llega al Toluca?

Me tuve que ir a hacer un Servicio Militar que fueron 16 meses y todo lo que tenía ganando en Valencia, se me fue para abajo, claro que te vas de un equipo 16 meses, tienen que fichar a alguien más, fue cuando llegó Goyo, cuando regresé del servicio militar, tenía dos años pendientes con el Valencia y me dijeron, te vamos a dar la oportunidad, porque te lo mereces y al final no surgió nada.

Entonces el Valencia se portó muy bien, me regaló la carta de libertad y negóciala donde quieras, estando en Madrid arreglando los papeles y el viaje a México, porque me habló mi hermano y me dijo, está don Nemesio Diez, que es el padre de Valentín.

Total que dije si me tengo que ir, pues me voy, ahí toda la suerte que no había tenido antes, me llegó, no hace falta ser un buen profesional, sino que tengas suerte y tuve la suerte de que iban a contratar a Fernando García, un ex jugador de la selección española de la época de Lángara.

Nada más llegar, me dijo mañana vas a jugar, llevo aquí diez días o doce y es una altura que tiene Toluca de 2,650 metros, que ya lo sabes, 400 más que la capital, dije es que no tengo condición, siento que me ahogo, era lógico, del nivel del mar en Valencia a esa altura, era horrible.

Pero dije, si me da la oportunidad ya no me puede pasar lo que me pasó en España.

Tuve la suerte que me fue muy bien, ya me hice con un puesto en el Toluca, después con el tiempo dos o tres entrenadores después llegó Nacho Trelles, que fue con el que ganamos el primer campeonato de liga para el Toluca en su historia.

Al año siguiente lo volvimos a ganar y ganamos la copa y quedamos segundo lugar en el campeonato de América que era Libertadores de América y jugamos la final contra el Estudiantes de la Plata.

Eso nos dio una publicidad enorme, porque además Estudiantes de la Plata había ganado dos o tres champions, como se dice ahora la Libertadores y aparte había ganado a equipos europeos grandes.

Quedamos subcampeones de esa copa y habíamos ganado con unos equipazos impresionantes, primero la zona de Estados Unidos, porque estaba dividido por zonas, fuimos campeones de la Concacaf y automáticamente entramos para la Libertadores de América.

El único equipo que nos ganó fue Estudiantes de la Plata en el tercer partido, en Montevideo, porque el segundo partido que nos tocó aquí cometimos el error; no quiero echarle la culpa a nadie, de cambiar nuestro estadio para el Estadio Azteca para llevar más gente.

Nos ganaron 1-2 en el Azteca, fuimos para allá y nos decían, mexicanitos, les vamos a meter 8, ya ves como son los argentinos y les ganamos 1-2 allí, pero tuvimos el tercer gol faltando un minuto del tiempo extra, pero se falló.

Fuimos a Montevideo, ahí nos ganaron 3 a 0, entonces a raíz de eso fue cuando después ganamos la copa de Norte de América, siempre la ganamos nosotros; ganamos la Copa México un par de años seguidos y ya fue cuando cambiaron de entrenador.

Como me trató la gente aquí, tuve la suerte que empecé muy bien, eso es importante, porque la gente te coge confianza, tienes un error y te lo perdona, mi época más feliz en el futbol y si volviera a nacer, la repetiría, sería en el Toluca.

¿Qué sintió cuando le dijeron, va al Toluca?

Nada, don Nemesio habló con mi hermano mayor en México, dijo habla con tu hermano para que lo convenzas y se venga cedido el primer año y después vemos qué hacemos.

Habló, le dijo mi hermano y el pago, el Madrid me dio la carta para que yo la negociara don Santiago Bernabéu.

Llegué, estaba de portero Elizondo y había otro más, después Silva llegó, que era el suplente mío, empecé muy bien, tuve la suerte y ganamos bastantes campeonatos.

Yo recuerdo que solamente faltaste a un partido, por lesión.

Me rompieron el pómulo, me recuperé en 15 días que era rarísimo, pero teníamos un médico que era Victorio de la Fuente, que era un fenómeno, había estudiado en Estados Unidos y era un especialista en curar a deportistas.

Me hizo una plasta por aquí y a los 15 días pude jugar, tenía una férula, pero me dijo el árbitro que me la tenía que quitar, entonces me pusieron una especie de yeso que no se notara, era venda y pude jugar; no tenía que haber jugado así nunca.

No quería darle la oportunidad a nadie, porque no sabes quién te va a quitar el puesto, es la verdad, el que menos esperas te quita el puesto y te quedas a dos aguas.

¿No reclamó Pedro Elizondo?

No, me llevaba bien con él, pero decía no me puedo ir de aquí, porque tú no dejas jugar ni un minuto, quieres jugar todo y no me acuerdo los partidos que jugué seguidos, eran seis o siete años seguidos sin perder un solo partido.

Ni amistosos, ni de copa, ni de liga, ni la Libertadores.

En ese entonces no se utilizaban guantes.

No. Yo los empecé a usar en el Toluca, se usaban de lana cuando llovía, como los balones los pintaban con esa pintura plástica se resbalaba mucho, entonces de lana servía para eso.

Después salió como al año o dos años, salieron los guantes y yo me los compré enseguida.

¿Cuántas fracturas en los dedos?

Esta nada más (dedo índice de la mano izquierda), me la sacaron de un golpe, ahora con el tiempo y el tobillo que tuve varios esguinces, tuve una racha buenísima de no sé cuántos partidos y después tuve una racha que me lesionaba hasta con una mosca.

Es que así pasa, lo que no te ha pasado en ocho años, después te pasa en un entrenamiento.

(Continuará mañana).

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Fiel seguidor del acontecer mundial, pero sobre todo estatal. Periodista de profesión, reportero de vocación y toluqueño de nacimiento; ha sabido conjugar sus cuatro pasiones, (la otra es el futbol) y con gran agudeza retrata los aconteceres del edomex