Columnas  /  Columnas

DE PODER A PODER

Guillermo Garduño Ramírez

+66
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
ASPIRANTES, ALFREDO, LIBROS Y SAN FLOR

Rosita Molina y Florentino López
jueves, 16 de febrero de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La frase

El acto más genuino de la infancia es el momento en que un niño se atreve a mandar un pedazo de papel a la niña que le gusta.

Emilio Lezama

EL DETALLE: 38 días hábiles, ni uno más, tendrán los aspirantes a la rectoría de la UAEM, entre jornadas de promoción y comparecencias institucionales, a partir del 24 de febrero y hasta el 28 de abril.

Suenan Raúl Hiram Piña Libién, Alfredo Barrera Vaca y Javier González Martínez, aunque hay quien asegura que se inscribirá también el doctor Francisco José Holguín García.

CON DEL MAZO: Al unísono de “¡todos somos PRI!”, delegadas y delegados electores de Chicoloapan y La Paz recibieron en su noveno día de precampaña a Alfredo Del Mazo Maza, precandidato único del PRI al gobierno del Estado de México, quien invitó a los presentes a trabajar con ese mismo entusiasmo para sacar adelante el proyecto llamado Estado de México.

Agradeció las muestras de afecto, pero sobre todo la unidad que caracteriza a los priistas y con la cual irán el próximo 3 de marzo a la Convención de Delegados, pues, acotó, “en manos de ustedes está la elección del próximo candidato a gobernador del PRI para el gobierno del Estado de México, ése es el trabajo, ésa es la tarea que está en manos de cada uno de ustedes”.

PARA SU AGENDA: 80 Entrevistas sobre el poder de los libros.

Detrás de un gran personaje hay un gran libro. Ésta es la premisa de Claudia Marcucetti quien, a partir de su propia experiencia, indaga en las lecturas y vidas de ochenta personalidades.

El resultado es un testimonio extraordinario, lleno de anécdotas y reflexiones conmovedoras que atestiguan, una y otra vez, las profundas transformaciones que leer trae consigo.

Nos muestra que la literatura, ese ente sospechoso e inquietante, nunca deja de operar prodigios ante los que se abren a sus influencias.

¿Y tú, te atreves a cambiar?

Claudia Marcucetti Pascoli nació en La Spezia, Italia. Vivió en ese país hasta los trece años, se mudó a la Ciudad de México, donde aprendió español y actualmente reside.

Comenzó a escribir y desde entonces ha publicado el compendio de cuentos ¡Lotería! Actualmente trabaja en conduce y produce una cápsula televisiva, en la que descubre los cambios que han provocado los libros en personajes de la vida pública.

Tras el título, me dejaron desnudo: Florentino

Llega el primer título, es el primer título del equipo y supongo que para usted también ¿qué siente?

Es difícil de explicar, cuando me levantaron en hombros me llevaron hasta mi casa, me dejaron hasta desnudo, me quitaron hasta los calzoncillos, cortaron el jersey con tijeras.

No puede uno igualar el momento, sobre todo la primera liga que nos tocó jugar en Zamora, que nos estaban esperando en la carretera de Salamanca a Irapuato, un montón de coches, tocando el claxon.

Es una cosa que la sientes dentro, no puedes ni respirar, te ahogas y dices hay que seguir con esto.

Después cuando vino la segunda, dijimos vamos por la tercera liga, ahí sin ánimo de criticar a nadie, cuando un equipo, y le pasa al Madrid, al Barcelona, a los equipos alemanes, ingleses, todos, ganar dos campeonatos seguidos, sabes que todos los equipos van a ganarle al Toluca en ese caso.

No nos reforzamos un poquito, nos tuvimos que haber reforzado con un par jugadores, que es lo que hacen todos los equipos grandes, porque no es lo mismo, hay jugadores que a la mejor durante tres años no pueden tener el mismo rendimiento, muy poco.

Se lo estoy contando a mis nietos ahora y me dan ganas de llorar cuando se los cuento y va a venir uno de los nietos aquí, el que está en Cancún, para mí si volviera a nacer, volvería a ser futbolista y me gustaría volver a jugar en el Toluca otra vez.

¿Por qué sale del Toluca?

Hubo un problema, una tontería, tuve una discusión con Javier Maawad, tuve un encontronazo con él y de repente un día me sientan, me acuerdo que jugábamos en el Olímpico de México contra la Universidad.

De repente Nacho Trelles que siempre me gustaría verlo ahora que tiene 100 años.

De repente da la alineación y me manda a la banca, querrá ver cómo funciona el otro portero, a la mejor me lo merecía, no sé.

Fue un problema que casi, casi lo obligaron que me sentara, yo era un profesional, no tomaba una copa, siempre vivía para el futbol, no me perdía entrenamientos, lo que dijiste, jugué una racha de no sé cuántos años.

Estoy hablando de cerca de 400 partidos.

Se sale del Toluca y ya no se va a ningún equipo.

Cuando salí de Toluca dije qué hago, es que tenía 37 años.

La última lesión que me rompieron el brazo izquierdo de una patada, tardé mucho en recuperarme y veía que ya no era el de antes, me sentía mal que la gente ya estás viejo, hay gente que te lo grita.

Dije, vamos a hacer una cosa, me voy a retirar y me fui a la capital y me metí en un negocio con mis hermanos que ya había metido dinero, de transportes internacionales.

Me ofreció la Universidad jugar, pero yo dije, en la Universidad quiero esto, porque en la capital era muy difícil jugar también, sobre todo en el Olímpico que está la gente lejos, pero te gritan mucho.

Al final no me arriesgue con ninguno, lo que no quería era que me dijeran viejo, arrastrarme.

¿Cómo es que compró esos camiones urbanos?

Porque conocí a uno de los del sindicato, esto de los camiones urbanos, llegué a tener dos, tenía un restaurante en Aldama.

Dice, normalmente no admitimos extranjeros, pero tú ya no eres extranjero, eres toluqueño, además eres un tío serio, conocido y entonces me facilitó todo, quería vender un autobús de esos, entonces compré dos.

Aparte me dieron muy buen resultado, me fui y los vendí, le dije, me voy a ir a España, porque casi la familia me está obligando y quiero estar allí para el negocio de mi hermano ayudarlo.

Era un trabajo, además que tuve que viajar más que cuando jugaba al futbol, tenía que ir a puertos de mar y te tirabas 10, 12 horas viendo piezas de 200 toneladas y yo era el que manejaba todo eso.

Mi hermano era el financiero, el otro hermano pequeño era el que conseguía a los clientes y yo era el que me encargaba de todo lo demás, que era lo más difícil.

(Continuará mañana)

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Fiel seguidor del acontecer mundial, pero sobre todo estatal. Periodista de profesión, reportero de vocación y toluqueño de nacimiento; ha sabido conjugar sus cuatro pasiones, (la otra es el futbol) y con gran agudeza retrata los aconteceres del edomex