TRAS LA SENDA DE ULISES

 

 Pedro Daniel García Muciño

+16
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cultura y desarrollo: su posición en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

lunes, 27 de febrero de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
En años recientes se dio una evaluación global de los Objetivos del Milenio , que generó la integración de la llamada “ Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ”, que lo s actualizó en nuevos alcances y metas . Esta agenda se articuló por medio de un proceso amplio que involucró a actores gubernamentales, legisladores , académicos, expertos d el sector privado y ciudadanos afines.

En el caso de la cultura, se enlazó con los informes y evaluaciones precedentes, para realizar una consulta que abordara el papel de la cultura y su contribución en el desa rrollo sostenible y equitativ o desde la esfera internacional y local, logrando aportar una serie de bases y lineamientos para la implementación de políticas culturales exitosas.

El tema lo comenta puntualmente la actual directora y r epresentante de la UNESCO en México Nuria Sanz , al analiza r el caso mexicano a la luz de estos instrumentos internacionales , partiendo de un balance histórico sobre el rol de la cultura en los instrumentos y acuerdos internacionales, considerada un eje prioritario de la política pública desde la década de los ochenta , a la par que se re definó y amplió sus alcances y dimensiones en el plano personal y social, estableciendo a la cultura como un medio por el cual el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, valora sus contribuciones y busca crear legados de trascendencia .

Si bien , estas posiciones son un avance significativo que incluso alentaron la cooperación internacional en la materia, se ha descubierto , a decir de la UNESCO, que las políticas culturales no deben limitarse ni aislarse de las políticas de desarrollo, pero tampoco deben verse únicamente como un sector asistido , que exista únicamente vía subvenciones, sino p or el contrario, con las salvedades necesarias que sus componentes poseen, el sector cultural debe formar parte de las cadenas de valor y de servicios, sin reducirse exclusivamente a la lógica de la rentabilidad económica, valorando en ello el aporte que da en otros flancos innegablemente vinculados al desarrollo, como la convivencia social o el aprovechamiento de la infraestructura, sin perder de vista, el papel de fortalecimiento, innovación e impulso que juegan las industrias creativas y culturales en el plano económico.

En tal suer te hay que destacar que dentro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible , aprobada en septiembre de 2015, la cultura se concibió como un eje transversal presente en cada uno de los 17 Objetivos de De sarrollo Sostenible que la integran, dándole a su vez una p osición singular al ponderarla con un componente del desarrollo humano, que es un factor clave para su implementación, ya que la cultu r a es fuente d e identidad, creatividad, cohesión, conocimiento e innovación, a la vez que es parte del desarrollo en otras dimensiones, por necesariamente estar presente la diversidad cultural en toda actividad humana y poder hacer destacar el éxito o fracas o de cualquier acción en la materia que sea.

Este logro a nivel global, aú n representa un reto mayúsculo en lo local, porque se han agregado desde entonces nuevos competentes como lo es la “sostenibilidad”, término que tomó forma en la Conferencia Internacional sobre la Cultura para Ciudades Sostenibles celebrada en Hangzhoug, China en 2015 , y que remite a la importancia de la relación siempre presente entre individuos, comunidades, contexto sociocultural y medio ambiente .

Dado el rol tan amplio y notorio que representa la cultura, enfrenta resistencias y contradicciones que buscan restringirla y medirla , lastimando el importante e insustituible esfuerzo por proteger y salvaguardar el patrimonio cu ltural en todas sus dimensiones.

Con esas limitantes, los gobiernos, autoridades y agrupaciones que muestran resistencia al quehacer cultural, alejan de sí mismos y de la población las repercusiones positivas de una política cultural , que si e s correctamente desarrollada con visión tra nsversal e integrador a , logra impactar en temas como la reducción de la pobreza, la educación en todos sus niveles, el impulso a la igualdad de gé nero y empoderamiento de las mujeres , la ya referida sostenibilidad y su presencia en la urbanización de las sociedades , el fortalecimiento en las acciones pro medioambientales y el cambio climático, así como en aspectos de inclusión y reconciliación necesaria en toda sociedad civilizada , que en tiempos de nuevos extremismos, pérdida de valores universales y crisis de la globalidad, toma n fuerza e importancia mayúscula.

Con estas reflexiones, le invito al debate y a la crítica, respecto a la importancia y posición que se le ha dado a la cultura en México, en que con ejemplos claros, podamos mostrar nuestros avances, reconocer nuestros retrocesos e identificar las oportunidades en el rubro , para conseguir trazar el andamiaje de las políticas que en corto, mediano y largo plazo en materia cu ltural deben ponerse en marcha en los diversos planos donde incide, partiendo de la esfera pública, sin dejar de reconocer la gran responsabilidad que recae sobre los creadores, artistas, promotores, gestores, organ izaciones de la sociedad civil y por supuesto, la academi a a través de las universidades.

Tocará entonces fortalecer los vínculos y efectos que los unen, en vez de concentrarse en los aspectos que los separan, y dar finalmente un despunte que influya en el crecimiento del económico y productivo, que muestre el enorme potencial de la cultura en los ámbitos turístico, ambiental y de desarrollo ur bano que tanto nos ha costado reconocer.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion