Horrores Educativos

 

 

David Díaz 

+29
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¡Qué vergüenza!

El autor es David Díaz, es Director de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana.
jueves, 23 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Si bien es cierto que la fama del mexicano no es precisamente la mejor del mundo, lo es también que, tras acontecimientos como el referido en medios en los últimos dos días nos siguen poniendo como un país de “Bad hombres”, “trinqueteros”, “tranzas”, por ser sumamente generosos con nosotros mismos.

Tras la edición del último Super Bowl, salió a la luz la “misteriosa desaparición” del Jersey del jugador más valioso del mismo, el ya memorable Tom Brady (con todo y su afinidad por Trump).

Se realizó una investigación minuciosa que involucró, entre otros, al FBI; y tras la pesquisa correspondiente, finalmente encuentran el añorado objeto, valuado en medio millón de dólares.

Lo penoso del asunto es que, el responsable de dicha conducta delictiva era nada más y nada menos que UN MEXICANO.

¿Qué sucede con nuestro ADN?, ¿Cómo es que, de nueva cuenta, aparecemos (digo aparecemos porque ante el mundo somos “todos” unos #$%&) en un escándalo de esta naturaleza?

No es la primera vez, ¿recuerdan al mexicano que decidió orinar sobre la llama eterna del soldado desconocido en el mundial de Francia en 1998?; ¿Al “enfermito” que se recostó sobre las vías del tren bala en Japón y detuvo su paso en el mundial de Korea-Japon de 2002?, ¿Al turista “volador” que se cayó de un crucero en plena borrachera en Brasil 2014?

Tenemos imán para las estupideces y eso, nos guste o no, en nada ayuda a mantener una imagen positiva ante los ojos del mundo.

Por si fuera poca cosa, el autor de semejante barbaridad era (a Dios gracias ya no) un directivo de uno de los diarios más emblemáticos del país, “La Prensa” (no por emblemático necesariamente de lo mejor); porque el hombre, gafete de acreditación en el pecho, decidió que era “muy buena idea” valerse de su condición de informador para transformarse en un simple y vulgar ratero, porque al “angelito” le encontraron más “trofeos” en su casa.

No podemos pasar por alto el “chiste” de este sujeto (cuyo nombre omitiremos por respeto a la especie humana), quien, desde la comodidad de un fraccionamiento de lujo al norte del Estado de México, se pensó más inteligente que los demás.

Si esto es, de facto vergonzoso, lo es más que no reciba ningún tipo de sanción; esto, de nueva cuenta, solo podría pasar en México, tierra de fe y esperanza (sic).

Que orgullo, ¿verdad?

horroreseducativos@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores