Horrores Educativos

 

 

David Díaz 

+6
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Peticiones irracionales

jueves, 30 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Entiendo el resentimiento de la gente; entiendo que un número importante de las demandas de los distintos sectores de la sociedad son válidas; entiendo que ante la pasividad de muchas autoridades se tenga que levantar la voz.

Lo que no entiendo es que transgrediendo la legalidad se pretenda obtener respuestas a exigencias planteadas, en la mayoría de los casos, en la ventanilla equivocada.

No es afectando a terceros como se solucionan las cosas; nadie tiene el derecho de obstruir las actividades de nadie, por legítima que parezca una petición.

México se ha caracterizado por la imprudencia con la que se pretende llamar la atención de las autoridades; se cierran calles, se bloquean carreteras, se queman autobuses, se destruyen instalaciones, se irrumpe en sesiones de trabajo, en todos los casos, con lujo de arbitrariedad y disfrazando de “derecho” lo que a todas luces es una agresión para los afectados.

Reacciones de este tipo, desmedidas a todas luces, lejos de buscar sinergia, generan intolerancia que, de no existir prudencia en alguna de las partes, pueden acabar en tragedia.

En paralelo, existe la “convicción” de que la cabeza de cualquier gobierno o institución es, de facto, responsable de absolutamente todo lo que pasa, lo cual, y me permito diferir con esa postura, es irracional, porque por eso el trabajo de distribuye en los colaboradores, quienes tienen ámbitos de competencia establecidos.

En este tenor, resulta que el Presidente es culpable de todo lo malo que pasa en el país; un Alcalde es responsable hasta de que un rayo caiga en la plaza pública; un Rector es culpable de que la institución no reciba los apoyos de entidades ajenas a la propia Universidad: ¿así o más absurdos?

¿Qué o quién alimenta estas peticiones irracionales?, porque es evidente que estos grupos de quejosos son impulsados por alguien; la forma en que gritan consignas, los mensajes de sus mantas, el discursos de los “líderes” obedecen más a una acción orquestada que a una genuina e innata reacción ante una injusticia.

El clientelismo político ha penetrado todos los ámbitos, desafortunadamente desquebrajan las intenciones de personas de buena fe que, con motivos reales, compran los mecanismos de choque que grupos perfectamente organizados ofrecen para “lograr” (según presumen) hasta lo que no existe.

Todo punto de vista es válido, en tanto refleja la forma de pensar y visión de vida de un individuo; siempre que esté fundado en la verdad y en evidencias objetivas.

Acusar a alguien de “no hacer nada”, porque no se obtienen beneficios personales, es mentir, es calumniar; eso no se puede permitir.

¿Hasta cuándo lo seguiremos permitiendo? horroreseducativos@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores