Horrores Educativos

 

 

David Díaz 

+13
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Tragedia evitable

jueves, 6 de abril de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Ponerse frente a un volante para conducir un auto siempre conlleva un riesgo; por más habilidad que se tenga, siempre habrá factores que, eventualmente, pueden ocasionar un accidente.

Sin embargo, hay una diferencia monumental entre un accidente, entendido como una circunstancia desafortunada, y una imprudencia, fundada en la premeditación, la arrogancia e incluso, la estupidez.

Algunas personas, con egos elevados y bolsillos bien llenos, suponen que, conducir un vehículo de buena marca, amparado en el “prestigio” de la misma, es una especie de “pasaporte” a la inconciencia y picaporte para retar a las fuerzas de gravedad, de la inercia y al destino mismo.

El dantesco accidente del viernes pasado en Paseo de la Reforma en la Ciudad de México, es la conjunción de elementos que, asilados son mal calificados, pero en conjunto, solo podían acabar en lo que acabó: tragedia.

Cuatro muertos, dos de ellos decapitados, es el resultado de la suma de varios de esos elementos inconsistentes: velocidad extrema, alcohol, drogas, imprudencia, negligencia, “comodidad” e inconsistencias de vida.

Las historiad de vida son eso, historias que deben permanecer en el ámbito personal; lo que merece un análisis es la toma de decisiones que hicieron que 4 adultos partieran de este mundo de forma abrupta y quizás, inmerecidamente.

Si, como las versiones periodísticas afirman, los hoy muertos “acababan de conocerse” minutos antes de abordar el ya famoso BMW, muchas preguntas podrían hacerse.

¿Realmente se permitiría que un desconocido manejara a 200 kilómetros por hora sin recibir una señal de molestia de los “desconocidos”?, ¿Nadie se percató del grado etílico del conductor del auto?, de ser el caso, ¿no era mejor pedir un taxi a un Uber?; de no ser el caso, ¿Todos estaban, si no en las mismas condiciones (alcoholizados), muy cercanos de eso?, ¿Es verosímil la teoría del “se acababan de conocer”?

No es mi rol juzgar las afinidades de los seres humanos, pues definitivamente cada quién es libre de convivir, de la forma que mejor decida, con quien le plazca o venga en gana; pero si es tarea del “escribidor” cuestionar los motivos por los cuales se tomaron tales o cuales decisiones.

Es un asunto de congruencia; cualquier persona en sus cinco sentidos, sin alcohol y con tantita prudencia, se habría negado a subir al auto de un tipo evidentemente “tocado”; cualquier ser humano, en sus cinco sentidos, habría exigido bajar del vehículo al ver la imprudencia y “audacia” con la que se venía manejando.

De haberlo hecho, la tragedia hubiese sido evitable. Eso pienso yo, ¿usted qué opina?

horroreseducativos@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores