La sexoteca de Eugenia 

 

Eugenia Flores 

+84
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La sexoteca de Eugenia

Damos la más cordial bienvenida a una gran amiga, Eugenia Flores, sexóloga experta con esta colaboración que será semanal y llevará por título "La Sexoteca de Eugenia"
lunes, 10 de abril de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
​ Hola amigos de PODER, ¿cómo están? Bienvenidos a La Sexoteca de Eugenia, un espacio donde hablaremos de todos los temas de la sexualidad que te interesan, pero también de aquellos de los que no quisieras saber nunca, pero que existen.

​ Soy Eugenia Flores, Educadora Sexual y Sexóloga Sustantiva. Es tedi oso hablar de uno mismo , prefiero que nos conozcamos poco a poco.

Mientras tanto puedes leer algo de mí en mi web: http://www.eugeniafloresoficial.com/biografia/

​ La Sexoteca de Eugenia nació como una necesidad de encontrar un espacio para la Educación Sexual.

Se habla mucho de sexualidad en los medios, ello no significa necesariamente que se hable lo correcto o que se esté educando.

A veces solo se propagan los mismos conceptos distorsionados que hacen que nos confundamos d entro de este maravilloso mundo.

​ La sexualidad es uno de los temas más complicados de trabajar en un país como el nuestro.

Creo que ni yo misma sabía en lo que me metía cuando decidí convertirme en sexóloga.

Fue hasta que salí a la calle, a ejercer mi pasión, cuando me di cuenta de la realidad . Un país que no lee como debiera.

Un país con demasiados puentes y períodos vacacionales dentro del calendario escolar.

Una sociedad que celebra no ir a la escuela. Una sociedad que prefiere el fút bol a los libros; una fiesta a una conferencia.

Y no es que el fút bol o las fiestas sean malas, no. Son de hecho actividades recreativas que todos necesitamos.

Pero sería ideal, que esa misma pasión por los deportes o la música, la tuviéramos por adquirir conocimientos y herramientas que nos hagan ser mejores personas, y tener verdaderamente una vida sexual placentera.

​ Si a eso le añadimos que, a causa de la desinformación, de la ignorancia, el concepto que la gente se ha formado sobre la sexualidad, es en su mayoría distorsionado.

Y por distorsionado, temido. Y por temido, evitado. Y por evitado, ajeno. Y por ajeno, causante de infelicidad, de insatisfacción, incomprensión y peor aún: causante de angustias.

​ De tal forma que vivimos sufriendo lo que debería ser disfrutable. Y vemos a las personas haciendo su mejor intento por unirse en pareja, o trieja . Pero cada vez se vuelve más complicado.

​ Sabemos cómo está México en temas como: embarazo adolescente, deserción escolar, ninis, padres proveedores y ausentes, deficiente educación sexual, entre muchos otros.

Lo sabemos, y aun así, no hacemos nada. Nos mantenemos muchas veces inertes ante los encabezados de los periódicos que lo anuncian.

O nos lamentamos. O nos reímos. O no creemos. O creemos que es culpa del otro.

O que a nuestra familia no nos pasará. Evadimos. Y así, es imposible educar.

Primero hay que concientizar. Pero, ¡tenemos décadas queriendo concientizar! ¿Será que la forma ha sido errónea? ¿O será que la indolencia se adueñó de nosotros? Seguramente cada uno tendrá su punto de vista.

​ Formas de educar, hay muchas, y como dicen “cada maestrito tiene su librito”, cada familia, cada sector de la sociedad, cada religión, cada persona.

Unos acertarán, otros no. Lo importante es intentarlo.

​ En esta columna haré mi intento. Que no tiene por qué ser el único ni el mejor.

Pero que trataremos siempre de poder tener una retroalimentación contigo , atendiendo los temas que deseas leer.

​ Perder el miedo es importante. Cambiar paradigmas. Vaciar el contenedor de información basura que estorba e impide la comprensión sin prejuicios, para llenarlo nuevamente de información valiosa.

Hablar de lo que hay, de lo que se ve y de lo que no. De lo que me compete y de lo que creo que no. Porque eres parte de esta sociedad, de este país.

Porque somos sexuados, y no hay quien no pueda serlo. Aún el célibe por decisión, es sexuado.

Y negar la sexualidad es negarnos a nosotros mismos.

​ Queda pues abierta la puerta para que podamos adentrarnos poco a poco y de forma sencilla a esa cosa rica y atrayente que nos seduce, gusta y asusta: la sexualidad.

​ Bienvenidas las sugerencias de temas: contacto@eugeniafloresoficial.com y eugeniasexologa@gmail.com

​ Que sea el inicio de un camino divertido.

​ Eugenia Flores, Educadora Sexual y Sexóloga.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores