TRAS LA SENDA DE ULISES

 

 Pedro Daniel García Muciño

+12
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El Eliseo estrena inquilino

lunes, 5 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Al publicarse esta columna, las pasiones, ilusiones o desilusiones en diversos segmentos de la sociedad mexiquense estarán a flor de piel, augurando o señalando las consecuencias que las elecciones que concluyeron el día de ayer tendrán dentro y fuera de nuestras fronteras estatales.

Por ello, convencido de que el ejercicio de analizar requiere distancia y profundidad, me reservo opiniones al respecto para entregas posteriores cuando nuestros ánimos estén dispuestos a la objetividad.

Por ello, invito amablemente a quien me lee, a poner la mirada fuera de nuestros límites, para dejar constancia del más reciente de los fenómenos políticos globales, que modificando patrones y expectativas, logra un triunfo arrollador, abriendo tras de sí incógnitas y retos igual de mayúsculos.

Me refiero a la victoria en el mayo pasado, del centrista y hasta hace poco desconocido político galo, Emmanuel Macron, quien desde el 14 de mayo, despacha en la sede de la presidencia francesa, el Palacio del Eliseo, mostrando en breve tiempo un estilo personal, un uso de las redes y un deseo por conducirse por encima de sus circunstancias políticas o de los tradicionales modelos de actuación, que bien merecen algunas líneas.

Para lo cual vale la pena recordar, que su elección se inscribe en la fórmula francesa de enviar a segunda vuelta a los dos candidatos punteros de la primera jornada electoral, obligando de este modo a los electores a decantarse por una u otra opción, proceso que en este 2017 resultó sorprendente desde la primera vuelta, donde uno a uno los punteros representantes de las fuerzas políticas tradicionales cayeron en medio de escándalos personales, seguidos de un natural desgaste que les cobró factura dejándolos fuera de la contienda.

A su vez se suma el crecimiento de la fuerza extrema nacionalista francesa, representada por el Frente Nacional, que como lo había logrado en 2002, hizo de su campaña una suerte de plebiscito sobre los valores más esenciales del pueblo galo, dejando tras de sí una estela de resentimiento y encono, que será difícil de superar.

En síntesis el escenario francés, estaba preparado para recibir a un nuevo actor, que sin ser completamente extraño a la esfera pública y política, como es el caso de Donald Trump en Estados Unidos, encontraría en la novedosa figura de Macron, la síntesis de muchas aspiraciones e ideales del pueblo francés.

A esta circunstancia afortunada, se suman una serie de buenas decisiones y azares favorables en su carrera, tal es el caso de su salida a tiempo del ministerio de economía, que dirigió durante dos años luego del presidente saliente François Hollande; la formación contra todo pronóstico de éxitos de su “partido” (más reconocido como un movimiento, denominado “En Marcha”), que alentando a sus seguidores posicionó un mensaje de centro y rechazo a los extremos ganando así partidarios; a ello, se suma también el ímpetu y energía que el mismo Macron representa, orgulloso de una biografía atípica en su vida personal (del que no profundizaré en el falso debate de la distancia de edad con su esposa) y política, que con la misma maestría integraba en sus alocuciones citas de alta calidad intelectual, sin miedo a hacerlo, al tiempo que mostraba su vitalidad a desenvolverse en escenarios cotidianos o deportivos.

Un fenómeno, como en sus días lo fue Barack Obama, quien dicho sea de paso, le respaldó públicamente en su aventura por la presidencia de Francia.

Como todo, existen claroscuros que flotan en el ambiente, desde su juventud vista como tema a debate, a sus posiciones tan de centro, que no presentan matices, sino por el contrario, son el guion previsto que desea aplicar la nueva economía mundial, sin embargo, esta centralidad le granjeó millones de adeptos, al otorgarle una posición relativamente estable, sin conflictos de orden ideológico o práctico, atrayendo a su alrededor lo mismo expresiones de derecha que de izquierda, en un modelo poco sucedido en las democracias europeas, donde la figura sobrepasa el programa y su futuro depende de la habilidad para construir alianzas, tender puentes y recuperar su lugar en el complejo tablero de la política internacional.

Su triunfo por más de cuarenta puntos frente a la derechista extrema Marine Le Pen, fue un bálsamo esperanzador después de los sucesivos imprevistos vistos, y ya sufridos, en ambos lados del Atlántico.

Además gracias a la puntualidad del sistema francés, su arribo formal se suscitó apenas a una semana de la elección, asumiendo el cargo casi de inmediato, sin darse la ocasión de una engorrosa transición como sucede en nuestras latitudes, donde pasan meses enteros antes de darse el cambio oficial en la titularidad electa.

Por otro lado, de sus primeras acciones en el gobierno, destaco el nombramiento de su primer ministro Edouard Philippe, figura clave en el gobierno francés, que proveniente de otra expresión política, se integra desde el inicio para mostrar una posición abierta y de alianza, indispensable para lograr un gobierno estable en los cinco años venideros.

De igual forma, retoma la idea de nombrar un gabinete paritario, con igual número de mujeres que de hombres, hecho que más allá de lo simbólico es un mensaje positivo en medio de tantas bravuconerías, que particularmente desde el lado de nuestro vecino del norte, no dejan de sucederse.

De estos nombramientos, además del género, destaca la mezcla de experiencia en áreas sustantivas, como la economía, donde arriban perfiles de amplio calado, juventud e innovación en áreas transversales como el desarrollo territorial, la migración, el deporte o el medio ambiente donde nombró a una celebridad en la materia, y claro, no podría dejar de destacar el acierto de designar como ministra de Cultura a Françoise Nyssen, una reconocida editora, cabeza de un grupo editorial reconocido en la lengua francesa y que además, por experiencias personales en su seno familiar, es una decidida impulsora de la educación especializada que motive a los alumnos, respaldada por su perfil emprendedor, que es ideal entre la creación y la administración.

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE <!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:0 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:1; mso-generic-font-family:roman; mso-font-format:other; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 0 0 0 0 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1073786111 1 0 415 0;} @font-face {font-family:"Arial Narrow"; panose-1:2 11 6 6 2 2 2 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:647 2048 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES-MX; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:11.0pt; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES-MX; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} --> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-ansi-language:ES-MX; mso-fareast-language:EN-US;} Finalmente, a la espera de observar cómo los inicios y actos de la aurora de su gobierno se traduzcan en hechos y consecuencias, y se enfrenten el natural desgaste de gobernar; este nuevo inquilino del Palacio del Eliseo, parece aguardarnos sorpresas en el futuro.

La primera, que él mismo debe afrontar con la renovación en julio próximo de la Asamblea Nacional, de cuyo resultado depende totalmente la conformación de su gobierno, ya que una mayoría hacia su partido (que por primera vez compite en elecciones legislativa) y aliados daría estabilidad y tácitamente ratificaría su gabinete; sin embargo, una minoría o extrema fragmentación de la Asamblea, pondría en marcha el mecanismo francés de la cohabitación, donde el presidente proviene de una fuerza política y el primer ministro y su gabinete de la suma de otras, circunstancia que ya ha sucedido en el pasado.

Por ello, aún no puede estar del todo tranquilo y debe ganarse la confianza de sus gobernados para ratificar, por medio del gabinete y la Asamblea, que su triunfo no fue solo un espejismo, sino que es una luz que desde la mítica Francia se envía al mundo, para que, como en otros momentos, ilumine y esclarezca nuestro nebuloso panorama global.

¡Vive la France!.

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:0 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:1; mso-generic-font-family:roman; mso-font-format:other; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 0 0 0 0 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1073786111 1 0 415 0;} @font-face {font-family:"Arial Narrow"; panose-1:2 11 6 6 2 2 2 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:647 2048 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES-MX; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:11.0pt; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES-MX; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} -->

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion