+2
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Estás preparada para un parto natural?

viernes, 16 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El parto es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer, luego de nueve meses de embarazo, es el último esfuerzo antes de conocer a tu hijo.

Si lo que quieres es un parto natural, con la menor intervención médica posible, hoy queremos darte algunos pasos para tener un parto natural.

Puedes pedir que te asista tu médico o bien tu partera o doula, solamente recuerda que lo ideal es que sea una persona de tu confianza, y que tenga mucha experiencia en partos naturales, y sepa el procedimiento a seguir.

Requieres tener un plan de parto ya que es la forma más efectiva de comunicarle a tu médico sobre tus preferencias en el momento de dar a luz, la forma de hacerlo y cualquier punto que quieras que tenga en cuenta.

Además de tu médico, puedes elegir a una doula para que esté presente durante tu parto.

Las doulas son conocidas como las mejores en partos naturales. Con la presencia de una doula suelen reducirse los pedidos de anestesias epidurales y de cesáreas.

Aprender diferentes posiciones de parto te ayudarán a elegir en la que más cómoda te encuentres y te ayude a ir reduciendo el dolor durante ese momento.

Cuanto más sepas, más fácil te será el parto, ya que ayudarás al bebé a alinearse con la posición de la pelvis y el trabajo de parto será más rápido y menos doloroso.

Sonila Lerma,experta en Maternidad plena, siempre recomiendo estar muy bien informada acerca de que esperar a la hora del parto, un curso de preparación para el parto te dará gran formación sobre las etapas del parto, técnicas de respiración, de alivio del dolor, masajes, información sobre anestesias, la cesárea, y en general, te dará un panorama mucho más amplio de lo que sucede a la hora del parto, y recuerda que una mujer informada es una mujer empoderada, con un curso de preparación para el parto, los miedos y dudas que puedas tener acerca del parto te las soluciona la experta y de esa manera estarás más preparada para saber que pasa durante tu trabajo de parto, y que preguntas o peticiones le podrías hacer a tu médico antes, durante y después del parto.



Algunas ventajas del parto:

· La mayoría de las técnicas de parto natural no son invasivas, de modo que existen pocas posibilidades de daño o efectos secundarios para ti y para tu bebé.

· Sentirás intensamente tu fortaleza durante el parto natural y te sentirás realizadas después del parto.

· No perderás la sensibilidad corporal ni la conciencia. Podrás moverte con mayor libertad y encontrar posiciones que te permitan estar más cómoda durante las contracciones.

· Podrás ayudar activamente en el proceso del nacimiento cuando sea el momento de pujar para que salga tu bebé.

· Tienes menos probabilidades que reciben una anestesia epidural de necesitar pitocina para aumentar las contracciones, de que te pongan un catéter en la vejiga o de que se use una ventosa o un fórceps para extraer al bebé.

· Tu pareja se puede sentir muy involucrada en el proceso del parto, al trabajar contigo para ayudarte a sobrellevar el dolor .

· Puedes practicar ejercicios respiratorios , visualización y auto-hipnosis antes de que empiece el parto, y utilizarlos nuevamente durante el mismo y después.

Puedes tener un parto sin medicación en un hospital tradicional, pero es probable que sea más fácil tener un parto natural en un centro de nacimiento o en casa.

Los centros de nacimientos están diseñados para ofrecer una experiencia natural centrada en la familia y si estás en tu propia casa, puedes hacer las cosas como prefieras.

Es importante recordar que por muy bien preparada y saludable que estés, y aunque tengas plena confianza en ti misma, es posible que la naturaleza te juegue una mala pasada.

Podrías necesitar intervenciones médicas que te hagan difícil manejar el dolor de forma natural, o el trabajo de parto podría ser mucho más prolongado o más doloroso de lo que imaginabas.



Incluso si te sientes segura ahora acerca de cómo quieres lidiar con el dolor, es importante ser flexible y dejarte guiar por las circunstancias y necesidades que puedan surgir a la hora del parto.

Esto te ayudará a evitar decepciones si no tienes la experiencia de parto que habías imaginado.


Más allá de la decisión de dar a luz sin medicación, no existen reglas especiales para un parto natural, pero aquí te detallamos algunas de las técnicas más comunes para sobrellevarlo.

· Apoyo personal en el trabajo de parto

· Ejercicios respiratorios y visualización

· Posición y movimiento

A muchas embarazadas les gusta darse un baño en casa durante la fase inicial del parto.

La mayoría de los centros de nacimientos y algunos hospitales ofrecen bañeras extra-grandes o tipo jacuzzi durante el parto.



Las mamás que tienen a sus bebés en la casa o en un centro de nacimiento pueden dar a luz en el agua, aunque muchas prefieren salir de la tina a la hora de pujar.

Habla con tu partera si te interesa esta opción.

Al igual que las demás opciones sin medicación, la hidroterapia te permite permanecer consciente y en control de la situación.

Sumergir tu cuerpo en agua tibia alivia la presión, promueve la relajación muscular y puede reducir el dolor, la ansiedad, y la necesidad de medicación.

Y es más, hay evidencias que sugieren que esta práctica también puede acortar la primera etapa del parto.

Si quieres darte un baño de inmersión, asegúrate de que el agua de la bañera esté a la temperatura del cuerpo (37 grados celsius o 98.6 fahrenheit) o más fría.

Una temperatura superior podría elevar tu temperatura, así como la temperatura y la frecuencia cardiaca de tu bebé.



Otra opcion que puedes utilizar es la acupresión, esto es hacer un poco de presión en ciertos puntos del cuerpo para apoyarte con el dolor.


Ésta técnica bloquea ciertos impulsos del dolor hacia el cerebro o estimula la liberación de calmantes naturales del dolor llamados endorfinas.

Los lugares de la acupresión que se usan comúnmente en el trabajo de parto incluyen puntos de las manos, los pies, las pantorrillas y las orejas.

Recuerda que está bien si al final te sales de tu plan y no consigues un parto natural.

Se que esto puede ocasionar muchos sentimientos encontrados, pero lo más importante es hacer lo mejor para ti y tu bebé, y a veces esto puede significar no tener un parto natural.

Si necesitas orientación en estos temas de maternidad, con gusto te puedes acercar a nosotros en maplena.com o en búscanos en Facebook .

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion