Mirilla 

 

 

Martha Lujano Valenzuela 

+7
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El Maestro

miércoles, 21 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
"¿Qué cómo cobra aliento toda cosa?

Cuando adopta el rumor de los latidos

de su dueño, en las manos aprendidos,

como si fueran uno y otro, dos a-

mantes."

Raúl Renán. ( de las queridas cosas )

Quisiera no escribir esto y pensar que El Maestro, Raúl Renán, sigue habitando en algún Parnaso lejano, capitalino, atemporal.

Su partida ha desatado un sinfín de comentarios periodísticos, y críticos, otros a título personal, casi históricos, especialmente humanos.

Sus amigos y alumnos se han volcado a los medios elogiando su obra, explicándola casi, como si se pudiese desentrañar un experimento.

Todos lo conocíamos y las anécdotas corren de nota en nota, como aquella vez que ordenó que dejaran pasar a sus alumnos, a la primera fila en su Homenaje Oficial en Bellas Artes.

Diferentes ámbitos y generaciones, en todas estuvo presente y todos tenemos imágenes y versiones únicas de él.

Quién soy para unirme a las voces encumbradas de reconocidos escritores que le brindaron tan cálida despedida, pero, también fue mi maestro y en mi calidad de alumna provinciana, inédita y desconocida, es mi obligación dar fe de mi gratitud y del convencimiento casi milagroso que realizó en mi mente.

Me dijo que había que preciarse de ser poeta y que era importante tener un buen nombre de batalla, acto inmediato me felicitó por ser lo primero y poseer lo otro.

Tras algunos trabajos me llamó ingeniosa e inventiva y eso para mí, fue como si me hubiese dicho musa o ninfa o simple lego, que ya era bastante.

Una vez prestó oído a una serie completa de malos poemas de mi autoría sobre el desamor y con mucha paciencia me solicitó que eliminara de todos ellos la palabra corazón, porque no era de buen gusto mezclarla con tanto odio y sinsabor, pero que sí, que me recomendaba seguir explotando esa veta de rencor creativo.

Aconsejaba nunca desanimarse, porque en cualquier inesperado momento surgiría el poema y cobraría vida para nunca desparecer; esa teoría me pareció siempre la pretensión de un alquimista y así lo consideré mientras estuve en su aula.

Un día lo escuché dirigirse al ego de los jóvenes que confían excesivamente en su talento mal administrado, era de admirarse su rigor.

En la poesía hay jerarquías. MI homenaje personal consistió en leer mi poemario favorito de entre los suyos "El libro de las queridas cosas".

Seguiremos, Maestro, leyéndole, encontrando "el poema dentro del poema"

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Poeta y elaboradora de libros artesanales 

Columnas Anteriores