+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Orgullosos de pertenecer a familias de artesanos niñas y niños de San Pablo Autopan

jueves, 10 de agosto de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
· Nietas, nietos y bisnieta de Justina Medrano, aprenden el proceso de preparación de la palma · Vivir en Jicaltepec me hace sentir todo un artesano: Ariel, de 9 años de edad Toluca, Estado de México, Capital con valor, miércoles 9 de agosto de 2017 .- Haber nacido y vivir en San Pablo Autopan hace sentir a Ariel, de 9 años de edad, todo un artesano, aprender a elaborar cestas de palma le da felicidad y le gusta, sobre todo cuando observa a su abuela, Justina Medrano Valdez, tejer bolsas y canastas, dice que ella tiene una gran habilidad que espera algún día poder desarrollar.

De origen humilde y descendencia otomí, Doña Justina tuvo que aprender una de las actividades artesanales más añejas y milenarias, nadie le enseñó a pesar de que su abuela y sus padres también eran artesanos tejedores.

Han pasado 63 años desde que, por primera vez, se sentó junto a su madre para tejer sin necesidad de hilar previamente la fibra, que es uno de los principios básicos para la elaboración de canastas, sombreros, cestos y tapetes.

Recordó que una tarde recolectó las tiras de palma que quedaron extendidas en el piso luego de que sus padres concluyeron una jornada de trabajo, comenzó a tejer dejando volar su imaginación, el resultado fue una diminuta canastita que, al día siguiente junto con otras piezas, su padre llevó a vender a la Alameda de Toluca y que compraron por 10 centavos, en ese momento se dio cuenta que además de tejer por gusto podía hacerse de su propio dinero.

Doña Justina se siente orgullosa y feliz de que su bisnieta de tres años de edad, así como sus seis nietas y nietos con edades que van de los 9 a los 16 años, se interesen por aprenden el trabajo que realiza y de esta manera prevalecerá por muchos años más.

Dulce María, Karla y Leonel son los nietos mayores, le ayudan a tejer los asientos y asas para bolsas, canastas y portavasos, mientras que los pequeños como Mayte, Elizabeth y Ariel la apoyan en el proceso de preparación de la palma que consiste en azufrarla, rajarla y pintarla.

Seguir la tradición que sus bisabuelos le heredaron es lo que desea Dulce María, de 12 años de edad, porque además de mantener viva dicha rama artesanal aprende a realizar una actividad de la que pueden obtener recursos económicos.

Para Elizabeth, de seis años, su abuelita es la mejor tejedora de canastas de palma y aprende de ella.

La familia Jiménez Medrano lucha todos los días para mantener las tradiciones, usos y costumbres, que dan identidad a su pueblo natal, San Pablo Autopan, agradecen el apoyo y compromiso del gobierno municipal de Toluca para que renazca la actividad artesanal.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion