TRAS LA SENDA DE ULISES

 

 Pedro Daniel García Muciño

+16
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Septiembre simbólico

lunes, 4 de septiembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Contacto: @PedroDanielGM

Octavio Paz , al escudriñar la cotidianidad de nuestro país , refirió en más de una vez la naturaleza ritual del pueblo mexicano , que cubriéndose con una máscara festiva encubría los momentos ásperos, difíciles e incluso algunos dichosos, creando una apariencia hacia el exterior, que vuelta rostro, enviaba un mensaje de alegría y ebullición que encubre el verdadero s e n timiento, la preocupación o el ideal.

Esta reflexión del nobel mexicano, se vuelve vigente especialmente al inicio del noveno mes del calendario, que nos da la oportunidad de recordar las particularidades de los mexicanos en el inicio de un mes cargado como pocos de festividades nacionales, que con su colorido, tra n scurre vertiginosamente, abriendo de paso la agonía inevitable del año en curso.

Por lo anterior, no es extraño que se p tiembre, llamado con grandilocuencia el mes de la patria, es un mes simbólico para nues tra sociedad, donde se suceden con prisa durante su primera quincena diversos actos, ceremonias y ritos civiles que son soporte de nuestra identidad y motivo de orgullo para muchos, aunque son también desconocidos para otros tantos, para quienes pasan inadvertidos, desconociendo la historia y orígen de los mismos y siendo indiferentes a participar en toda actividad relacionada con el tema . Así ante esta variación de afectos, el primer momento que innegablemente augura el alba de las fiestas patrias, es la irrupción en calles y plazas de puestos semifi jos que venden objetos patrios como banderas, sombreros, listone s, corbatines, moños y vestiduras todos alineados con el verde, el blanco y el rojo , muchos de los cuales afrontan el reto de las bajas ventas y el entusiasmo limitado por adquirir estos productos, que totalmente de temporada, s on sustento de familias enteras .

Paralelamente los edifi cios públicos, plazas centrales y espacios de esparcimiento comienzan a vestirse para estas f echas, regularmente con adornos, prácticament e únicos en el mundo vale decir , ya que a diferencia de los decembrinos que poseen espectacularidad en todo el o rbe, los de septiembre, tienen la categoría especial del tema, donde los diseños honran la lucha de independencia por medio de guirnaldas, medallones con héroes nacionales, pasacalles, escudos y campanas, evidentemen te entrelazados con tonos tricolores , que cada noche se il uminan; a la par, aún se conserva, aunque sin duda en franca limitación, la tradición de adornar comercios, particularmente aquellos con escaparates a la vista del público, mostrándose en algunos casos auténticos esfuerzos por evidenciar el orgullo nacional en su s v itrinas.

Ahora, si lo simbólico radica a simple vista en las luces, colores y banderas que surgen por todas partes, no es de menor relevancia, ubicar la sucesión de actos que son el soporte para esta celebración, misma que ha variado a lo largo del tiempo, tal es el caso del anteriormente inicio de los rituales septembrinos, que se daba con el informe presidencial cada 1 o de septiembre, antes día inhábil por esta causa, donde el Presidente de la R epública ante la Cámara de los Diputados rendía el estado que guarda la nación, momento estelar en el calendario político por décadas, que paulatinamente se ha modificado, pasando de un acto de pompa y boato a renovados formatos y comunicación estrictamente por escrito entre poderes, transitando este momento de rendición de cuentas de un extremo a otro, es decir, de la solemnidad en que la televisión, radio y prensa se volcaba n en cadena nacional, a l extremo de rendir el informe por escrito y a l recuento de los logros y actos del gobierno federal el turno en difusión de relevancia regular.

Este suceso nacional, encuentra su similar y en fechas concurrentes con septiembre en nuestro Estado de México, donde durante año s el 5 de septiembre fue la fecha elegida para que el gobernador en turno rindiera su informe de gobierno, acto de alta repercusión local, que igualmente por décadas tuvo como sede el Teatro Morelos de Toluca , declarado recinto oficial para tales efectos por la Legislatura Local, variando después a la misma sede de la legislatura, y siguiendo los pasos federales, limitándose ahora a una entrega por escrito ante el cuerpo legislativo, enviando a los medios de comunicación la difusión de su contenido por medio de programas especiales e incluso de interacción con el público en razón de esta era digital.

Tras estos dos sucesos netamente político s , septiembre encuentra su celebración central en el recuerdo del inicio de la lucha por la independencia, que no es igual que el día de nuestra independencia, ya que entre el levantamiento armado encabezado por Hidalgo la madrugada de 16 de septiembre de 1810 y la consumación de nuestra independencia mediaron once años de lucha interna, sin embargo por tradición la gesta que enciende la llama de la lucha por nuestra libertad, es la fecha donde concentramos nuestras celebraciones nacionales.

Por ello, cada 16 de septiembre se realiza además de una ceremonia oficial, una parada cívico –militar, mejor conocido como desfile, donde la fuerzas arma da s, las corporaciones de seguridad, los cuerpos de rescate y diversas instituciones educativas y sociales, recorren las calles de prácticamente todos los municipios del país, sin importar su tamaño, para de este modo manifestar por medio de una marcha pacífica y colorida el respeto por nuestro pasado, vivo en sus integrantes actuales.

Actos que congregan a miles y miles de personas, especialmente en las ciudades capitales, haciendo de este evento un espacio de convivencia, al que se suman recorridos por plazas, negocios y el disfrute de la variada oferta gastronómica de la temporada.

Finalmente, este ritual, posee una importancia adicional para los mexiquenses, ya que cada seis años desde los años cuarenta del siglo XX, la sucesión del gobierno estatal coincide con las fiestas patrias, ya que el periodo de gobierno inicia precisamente a las cero horas del 16 de septiembre, como en este año, y concluye a las 23:59 del 15 de septiembre de seis años después; por lo que es importante no p erder de vista que aú n cuando regularmente la toma de posesión del gobernador entrante se realiza la mañana del 15 de septiembre, el periodo de gobierno formalmente inicia hasta el día siguiente, razón por la cual el gobernador saliente es quien encabeza, prácticamente como su último acto la ceremonia del Grito en la Plaza de los Mártires de Toluca, siendo tradición que le acompañe el gobernador entrante, quien de forma simbólica recibe la bandera después de la arenga tradicional, y juntos observan el espectáculo de fuegos artificiales preparado para la ocasión .

Esto sucede desde que Isidro Fabela hizo lo propio con Alfredo del Mazo Vélez en 1945, y resulta conveniente recordarlo a fin de que no se despierten fals os debate s que por desconocimiento histórico abundan, como sucedió hace seis años, en que los medios referían que la ceremonia debería encabezarla el nuevo gobernador, sin ponderar lo antes relatad o .

Sea entonces este mes, simbólico y único, una oportunidad para mirar con renovados ojos la grandeza de nuestra historia , refrendar nuestro orgullo por México, y desde luego, afrontar los retos y carencias que a todos nos abruman, pero sin olvidar que en buena medida el éxito o fracaso de nuestro país, está relacionado con lo que cada cual desde su esfera persona l e íntima aporta a l crec imiento, desarrollo y engrandecimiento de nuestro pueblo.

Y entre tanto con em oción, celebremos a nuestro México , como pocos lo hacen, portando con orgullo los colores nacionales y gritando con alegría: ¡Viva México!.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion