Horrores Educativos

 

 

David Díaz 

+8
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Masacre americana

jueves, 5 de octubre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
En el llamado primer mundo también se cuecen habas; lo sucedido en Las Vegas Nevada es el reflejo de la descomposición en la que caen algunos seres humanos.

¿Qué motiva a una persona a disparar sin razón alguna a otra? ¿Locura?, ¿Odio?, ¿fanatismo? Sin importar la razón, el hecho es que se cometió un acto atroz y reprobable.

El acontecimiento sirvió también para dejarle claro al Sr. Presidente (Trump), que aquello de que los “hombres malos” tienen que ser musulmanes o mexicanos es un absurdo monumental y nada tiene que ver con lo torcido que una cabeza puede estar.

En este caso, el terrorista era más “gringo” que nada, caucásico, de posición económica estable y con denominación de origen.

Dada la facilidad con la que se pueden conseguir armas en los Estados Unidos, este animal (con respeto a toda la fauna ofendida), y cuyo nombre no merece siquiera ser mencionado, poseía más de 40, además con adaptadores que hicieron que sus balas agredieran a razón de 9 por segundo: una cantidad de plomo inimaginable.

Lo irónico del asunto fue que las empresas que venden armas subieron sus bonos en la bolsa de valores, ¡hágame usted el favor! De verdad que las cosas pasan cuando suceden.

Sin antecedentes penales, con una relación sentimental que parecía estable, este loco de 64 años parece haber heredado la inestabilidad de su padre, quien figuró en la lista de los más buscados por el FBI.

No es un asunto de genética, es un asunto de valores y educación; y vuelve a quedar claro que no importa la cantidad de dinero que una persona logre acumular, si los padres no permean y dan buen ejemplo a los hijos, estos tarde que temprano acabarán por destruir, no sólo sus vidas, sino en casos como éste, las de muchas personas que ni la debían ni la temían.

Búsquenle por donde quieran, ahí está el meollo del asunto; dice la sapiencia popular que cuando un hombre es malo, no debería tener hijos varones (y créame, en muchos casos eso sucede), pero cuando los tienen, se tiene que hacer una labor de dirección fuerte para evitar sesgos que trastoquen la personalidad de ese niño, que en algún momento será adulto.

No hay título, académico o nobiliario, que prepare a un psicópata para renunciar a su esencia, pues en sus mentes existe esa condición que predispone a dañar; incluso hay quienes lo ven bien y lo justifican, como lo hiciera “El vampiro de Brooklyn” Albert Fish, quien dijo: “No soy un demente, sólo un excéntrico.

A veces ni yo mismo me comprendo”

Con mentes así, mucho me temo que no será la última masacre americana.

horroreseducativos@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores