Entre Dichos y Valores

 

 

Aarón Dávila Payán

+21
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
SOLO CUMPLÍ CON MI DEBER…

miércoles, 6 de diciembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
En el 2015, un policía bancario mexicano de nombre Sergio Ángel Soriano Buendía, realizaba sus labores de vigilancia en el estacionamiento de una tienda de la Ciudad de México.

En cierto momento, se percató de un bolso tirado en el piso y al revisarlo, descubrió que el bolso llevaba dinero en efectivo, por un total de 42 mil pesos, sin pensarlo dos veces, el oficial Sergio, devolvió la bolsa al personal de la tienda que tenía más cerca y este a su vez localizo a la dueña del bolso.

El acto de honestidad de este hombre, fue reconocido por la Secretaría de Seguridad Pública y por supuesto , por la dueña del bolso y su familia.

Me llama la atención, la respuesta del oficial cuando se le pregunto la razón por la que entrego el bolso con el dinero: “ Sólo c umplí con mi deber”, dijo; pero lo que realmente le impulsó a devolver el dinero , fue la educación que recibió en casa.

Los valores sembrados en su corazón.

El oficial Sergio expreso : “Todo viene desde la casa, fue mi madre, quien me inculcó principios morales m uy elevados.”

Efectivamente, los valores y principios que recibimos en casa, son los que nos forman como individuos, y son también los que nos permiten tomar las decisiones correctas cuando es debido.

Alexander Pope decía: Un hombre honesto , e s el trabajo más noble de Dios.

Yo, me quedo con esto: Un hombre honesto, es un tesoro invaluable, es uno que es capaz de defender sus actos con su propia vida si es necesario.

La congruencia de nuestra vida es la que nos define como personas , es decir ; que nuestros pensamientos, no peleen con nuestras acciones.

Que nuestras acciones, h ablen más que nuestras palabras, que los hechos de nuestra vida sean visibles y siempre expuestos a la luz.

La honestidad es incuestionable. Actuamos con determinación , sujetos a ella o no, es así de simple.

Cuando alguien miente, roba, engaña o hace trampa, su espíritu entra en conflicto, la paz interior desaparece y esto es algo que los demás perciben porque no es fácil de ocultar.

C uando un ser humano es honesto se comporta de manera transparente con sus semejantes; es decir, no oculta nada, y eso le da tranquilidad.

Cuando se está entre personas honestas cualquier proyecto se puede realizar . Ser honesto exige coraje para decir siempre la verdad y obrar en forma recta y clara.

Jeremías el profeta decía , enseñando al pueblo de Israel: “ Pero ustedes deben hacer lo siguiente: digan la verdad unos a otros.

En sus tribunales, pronuncien veredictos que sean just os y que conduzcan a la paz. No tramen el mal unos contra otros.

Dejen de amar el decir mentiras y jurar que son verdad. ”

Primero: D igan la verdad unos a otros . La mentira es una forma de deshonestidad, la honestidad te hace vivir en la verdad, te permite andar en camino de bien.

Segundo: En sus tribunales, pronuncien veredictos que sean justos y que conduzcan a la paz . La conducta deshonesta, siempre será reprochable sin importar cuanta gente la practique.

La justicia sigue siendo justicia a pesar de nuestros errores o actos de injusticia.

Tercero: No tramen el mal unos contra otros. Dejen de amar el decir m entiras y jurar que son verdad.

El engaño siempre es mal intencionado, doloso y destructivo, es necesario alejarnos de tales prácticas, sobre todo porque, el mal siempre actúa de ida y vuelta.

El antivalor de la honestidad es la deshonestidad y en su forma más actual, para que nos quede claro de una buena vez, se llama corrupción.

Desgraciadamente, no basta con señalar a los corruptos o quienes creemos que lo son, si no cuidamos ser congruentes con nuestra forma de vivir, entonces, nos volvemos parte de la misma corrupción.

No podemos culpar solo a unos cuantos por el mal que padecemos todos, es necesario que todos aportemos semillas de verdad, de justicia, de honorabilidad, de razón, respeto y de paz.

Ci ertamente , todos cometemos errores, pero el reconocer nuestros errores cuando los cometemos y saber pedir perdón y enmendarlos en el momento que debemos, eso es honestidad y la honestidad nos hace hombres y mujeres tena ces e inexpugnable s.

Cierro con esta frase de Mark Twain : El mejor de todos los artes es honestidad.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Es Presidente y fundador del instituto de valores y cultura.  Director del programa Forjadores de Valores.  Consultor especialista en Marketing, habilitado por Microsoft de México y conferencista especialista en los temas de valores, ética y desarrollo humano.

Ha viajado por diferentes países como conferenciante y cantante, impartiendo temas actuales como: “Los Valores sociales”, “La Ética y los Valores”, “Valores para una sociedad en crisis”, “El verdadero liderazgo”, “Administración y buen uso del tiempo”, etc.

¡Bienvenido! Que ustedes amigos lectores, lo disfruten