Tianguis global

Rodrigo Sánchez Arce

+36
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La sangre de tunas llega al museo

Damos la más cordial bienvenida a nuestro nuevo colaborador
jueves, 28 de diciembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
rodrigo.pynv@hotmail.com

En 2009, estando de vacaciones en Oaxaca, tuve oportunidad de visitar los talleres de artesanos de Teotitlán . Allí observé la elabora ción de los famoso s tapete s oaxaqueño s , desde la obten ción y lavado de la lana, el c ardado o peinado de la misma, su hilado con rueca, su acomodo en manojos y luego su teñido o coloración con tintes naturales de plantas e insectos: el musgo pegado en árboles y rocas para obtener tonos verdes, añil e índigo para azul es , huizache para negros , cempasúchil para amarillo s , nogal para café s, granada con cal para morados y grana cochinilla para rojo s , naranjas y púrpuras . Los colores se fijan con limón y f inalmente los hilos llega n al telar de donde saldrán verdaderas obras de arte de acuerdo a la creatividad de los artesanos.

Me interesó sobre todo el antiquísimo proceso de coloración con grana cochinilla , aquel inse cto parásito que se alimenta de l a baba del nopal y del cual se obtiene ácido carmínico , un colorante rojo intenso o carmín utilizado en textiles y cosméticos.

Los diminutos zancudos que lo producen infestan los nopales ocultos en capas blancas que se desprenden con cuidado, se deshidratan y luego se trituran.

Este método es usado desde l a época precortesiana y perduró durante el Virreinato cuando la grana llegó a ser el producto más impo rtante del comercio novohispano después de la plata .

Pero una cosa es conocer la grana en libros e imágenes y otra verla de cerca.

Tiempo después de mi viaje a la vieja Antequera , al recorrer las nopaleras de l a zona de Te otihuacan pude observar la cochinilla , tomarla con los dedos y mol erla . No me dio gus to caer en la cuenta de que en realidad asesina ba a muchos animalitos , pero pensé que al menos ten dría n una vida útil después de la muerte (no se puede decir lo mismo de la mayoría de humanos que han habitado la Tierra) al fijar su pigmento en diversas obras de arte.

Pues estos animalitos microscópicos ahora s e han convertido en piezas de museo . Es conocido e l artista oaxaqueño Alejandro Martínez , quien ha llevado sus creaciones con gra n a hasta la Fundación Il Bisonte en Florencia, Italia, por donde han pasado también personajes como Picasso y Rufino Tamayo.

Y hace unos días tuve la oportunidad de recorrer en el Palacio de Bellas Artes de la ciudad de México l a exposición que , por primera vez en la historia, se dedica a este pigmento: Rojo Mexicano.

La grana cochinilla en el arte .

Como todas las exposiciones de Bellas Artes, Rojo Mexicano no sólo es un muestrario de pinturas que utilizaron al insecto, también ofrece una visión integral al reflejar su importancia histórica, económica, cultural, social y política en México y el mundo, desde que fue utiliza do en Mesoamérica en códices y textiles, pasando por textiles, pinturas, libros y muebles de la época colonial, el México independiente y actual.

Me sorprendió conocer al bicho milimétrico a través de la lupa y en una representación en tamaño ampliado decenas de veces y después de ello ver las creaciones en las que terminó plasmad o o, literalmente, embarrad o en las obras pictóricas, l a mayoría novohispanas y mexicanas, aunque también varias extranjeras.

S i bien el éxito de la grana derivó de su uso en textiles, en l a exposición pr ima una selección de obras que refleja n un excelente y arduo trabajo de curaduría del historiador del arte francés Georges Roque . La muestra nos recibe con la obra Historia de los colorantes en México de Raúl Anguiano (ó leo sobre tela y madera, 1964), que por supuesto va d e la grana hasta los colores industriales y sintéticos que empezaron a sustituir a los naturales . Luego de una parte introductoria y contextual, la muestra continúa por etapas históricas y los artistas que la usaron tanto en México como en Europa.

Entre los maestros de pint ura novohispan a que se pueden apreciar están Luis Juárez, Sebastián López de Arteaga, Juan Correa y el inigualable Cristóbal de Villalpando, de quien se expone su Virgen de Guadalupe (óleo sobre tela , segunda mitad del siglo XVII) y en la que no podía faltar el pigmento tan mexicano ; mientras que San Miguel Arcángel (óleo sobre tabla, 1615) de Luis Juárez también se muestra y además es utilizado para promo ver la exposición.

Hasta aquí va quedando clara la importancia económica y lo cara que llegó a ser la grana cochinilla, convirtiéndose en símbolo de estatus y distinción de clase ; en otras palabras, formó parte de las representaciones de poder religioso y civil que trascendieron las fronteras de la Nueva España.

Por ello es posible admirarla en obras como Retrato de hombre en armadura (óleo sobre tela, 1530) de Tiziano; La deposición de Cristo (óleo sobre tela, 1550) del tintorero de sedas y maestro manierista Jacopo Robusti el Tintoretto ; el Martirio de Santa Giustina (óleo sobre tela, 1575) de Paolo Caliari el Veronés ; Cabeza de Cristo (óleo sobre papel sobre tabla, 1600) de El Greco ; Retrato del príncipe Charles Louis (óleo sobre tela, 1637) de Anton van Dyck ; y Retrato del arzobispo Fernando de Valdés (óleo sobre tela, 1645) de Diego Velázquez.

La última sala está dedicada a l siglo XIX cuando la grana fue cayendo en desuso por la llegada de otros colorantes.

No obstante continuó siendo fuente inagotable de pigmentos para los impresionistas europeos y los grabadores japoneses , con lo cual nos percatamos del alcance que tuvo el bicho mexicano.

Entre los impresionistas destacan Gauguin, Renoir, Mallord , Turner y, sobre todo, Van Gogh quien pintó con cochinilla al menos medio centenar de obras.

Por supuesto está la mundialmente conocida Recámara de Van Gogh en Arlés (óleo sobre tela, 1889), recámara de la cual al final del recorrido se monta una recreación a tamaño real para que los asistentes puedan tomarse selfies que suban directo a las redes sociales y así continúen promoviendo la muestra.

Es así como el llamado nocheztli en náhuatl, aquel bichito “sangre de tunas” del cual habló por primera vez hace más de 4 siglos fray Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España , llega al Museo del Palacio de Bellas Artes de la C iudad de México, en una de esas exposiciones que hacen historia y con la cual nos sentimos más orgullosos de los mexicanos que a ún la trabajan y viven de ella.

Por cierto, la muestra estará abierta hasta el 4 de febrero del próximo año, así que no hay pretexto para no teñirse del rojo mexicano.

 

Comentarios

  • Teñido
    por Floriberto, 03/01/2018 16:31
    DesaprueboApruebo
    +0

    Mi abuelo paterno, quien tocaba violín y piano, en su juventud tuvo una orquesta, después se dedico a la música sacra, aparte de músico tenía el oficio de para hacer rebozos y guardo en la memoria que el proceso era desde teñir los hilos hasta el tejido en el telar, recuerdo que tambien usaba pintura orgánica para el teñido.

    Aún cuando Tenancingo era el referente de los rebozos, entiendo que habia varios tejedores que eran los que maquilaban y llevaban su producto a Tenancingo.

    Seguramente también hay en teñido para la elaboración de los rebosos toda una fusión de culturas para lograr los pigmentos.

    Maestro Rodrigo, seguramente tienes información al respecto. Saludos.

  • La sangre de tunas
    por Francisco, 03/01/2018 06:36
    DesaprueboApruebo
    +1

    Muy interesante

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Investigador de la Paz y no Violencia con énfasis en las diversas manifestaciones  artísticas y culturales.
Apuntes sobre Cultura y Artes de un no experto.