Otro Angulo 

 

Fernando Olea

+11
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
AMOR A LO MÉXICO

viernes, 5 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Hace 35 años que escribo, y he sido francamente irregular. Sin embargo siempre he estado impelido a que no falte, en cualquier escrito, una buena porción de magia.

He llegado a escribir sin ganas como experimento y siempre o casi siempre un destello ha salvado el honor de esas letras en curso.

Pero las cosas menos malas, las he escrito en México, o pensando en México, lo que me lleva a pensar que estamos hablando de literatura mexicana desde el punto de vista de la entraña y el desarrollo, y sobre todo del estímulo, más no de calidad.

Porque México, tendría que tener hace tiempo y con justicia más de tres premios nobel, pero ya sabemos cómo es la academia.

México es tan bellamente absurdo que provoca escribir. El caso es concreto.

Uno pone un pie en la calle y la materia prima abunda. Son creativos, estrafalarios, impredecibles pero con una inocencia en el fondo que los hace nobles por rufianes como pudieran ser.

Hay un clima de tensa calma. Unas ganas de juntarse, de hacer algo, un entusiasmo que no los amilana, un orgullo gracioso, pero que lo toman en serio.

Y si, para ellos, es México y lo demás. Para mi sorpresa y muy a mi pesar de mi escepticismo, reconocí que sí, que es único y que confluye todo, todas las sangres, todas las conductas, es decir una riqueza incalculable.

Tienen el privilegio de no haber perdido su capacidad de asombro. Son amables, hasta la policía y la gente extraña, que ven en el extranjero a un vicho raro al que meten lupa, fascinados.

México no es la caricatura de ciertas películas. Es un país obligado a conocer si se quiere morir tranquilo.

Es un país como si hubiera ingerido LSD. Tienen una dignidad tribal. Son poco críticos.

Es un placer visual, creo que es el último recodo de humanidad. Ese relajo aparentemente irresponsable es una paz conquistada no sé cómo.

Cada vez que llego me fascina ver directamente a los ojos a la gente, como si estuvieran carentes de amor.

Las mujeres son como vírgenes putas, y los hombres son como santos sicarios.

Hay pureza.

Hay la más enorme variedad. La modernidad y lo antiguo mirándose. Es imposible no enamorarse de México, esté uno pobre, rico, trabajando, estudiando, de romance, como turista.

Es un espectáculo. Y por último es conmovedor como hacen sus cosas, se les va la vida, con pasión absoluta, incluidos aquellos teporochos, que tantas veces me dieron luces que todavía felizmente no se me han apagado.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion