Entre Dichos y Valores

 

 

Aarón Dávila Payán

+11
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
AL LLEGAR A CASA…

miércoles, 31 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Algo que disfruto mucho al llegar a casa, de primera mano, es el recibimiento de mi mascota, una perra Gran Danés, de nombre Cala.

Cala tiene 4 años de edad y es cómo otro hijo en casa, perdón, quise decir hija en casa, Cala reconoce perfectamente el sonido del carro cuando me estoy acercando y apenas detengo el auto frente a la casa, ella comienza a brincar, a correr de un lado a otro, a ladrar, aullar, y curiosa acciona una serie de sonidos guturales indescriptibles, para dejarme saber que está realmente feliz de verme nuevamente en casa.

Una vez que salgo del auto, Cala va a saludarme, brinca, me da la pata como si me brindara un saludo afectuoso y abanica el rabo a mil por hora, después de tal recibimiento, estoy más que listo para entrar y saludar al resto de la familia.

Pero bueno, quiero compartirles las cosas que disfruto al llegar a casa.

Después de un agitado día lleno de actividades, como familia, nos hemos propuesto sentarnos a la mesa juntos para compartir nuestro día.

Me encanta sentarme a la mesa a cenar con mi familia. Compartir nuestras actividades y experiencias resultantes del día, es maravilloso y sin lugar a dudas, enriquecedor.

Hay un dicho popular que dice: "Las penas, con pan son buenas y se digieren mejor" yo en su lugar digo que: "La vida con pan es bienvenida y se vive mejor".

Escuchar a mi marida, por ejemplo; la forma en que describe su día: "...Y le dije y me dijo, y fui corriendo y el proveedor fulano de tal, y la junta y la gente..." es un arte seguirle el paso una vez que arranca, me divierte como narra las cosas, con tanta emoción que contagia.

Mi hijo por su lado, es muy curioso, ya que, siempre está muy atento a lo que platicamos mi esposa y yo, normalmente, se más de lo que piensa acerca de nuestras actividades que de las suyas propias, pero me gusta mucho escucharlo y observarlo cuando al fin narra sus historias escolares, lo hace con tanta gusto que se antoja ser niño nuevamente.

Así corren los días y como familia procuramos mantenernos unidos, insistimos en aquellas cosas que por más pequeñas e insignificantes que parezcan, mantienen la paz y la estabilidad de nuestra familia.

En ocasiones, después de la cena y la convivencia, cuando ya todos se acostaron, me tomo unos momentos para meditar en lo frágil que puede ser la estabilidad de la familia; observo a mi hijo mientras duerme y le pido a Dios que lo guarde de todas las cosas que pueda encontrar mientras no estoy con él, es necesario que yo crea y este seguro, que le he enseñado los valores correctos para fundamentar su vida y poder así solventar cualquier situación que se le presente, pienso en mis hijas, que no están con nosotros, en mi nieta y me es necesario creer que en sus corazones llevan suficientes tesoros para enfrentar la vida.

Cuando veo a mi esposa, entiendo el compromiso que adquirí con ella: amarnos, respetarnos, apoyarnos, sustentarnos, fortalecernos y guiarnos mutuamente, ser y estar el uno para el otro sin importar las circunstancias y a pesar de ellas.

En términos reales, la vida, no es fácil; pero... ¿Quién dijo que lo sería? Absolutamente, nadie y de eso se trata todo esto, lo mejor de la vida en familia, es precisamente, la posibilidad de luchar juntos, de apreciar el esfuerzo del otro y ser parte del siguiente momento.

Todo esfuerzo suma, por más pequeño que éste sea y me queda claro, que soy parte de este tan maravilloso núcleo familiar.

Es por esto que, a pesar de la economía, de la mala política, del aumento de los precios, de la corrupción y de cualquier otra cosa, Dios creo a la familia, para mostrarnos lo mejor de nosotros mismo, para formar en nosotros, acciones de bien y no de mal.

Que tus momentos en familia, te muestren lo mejor de tu vida, yo te invito ahora a que medites en tu familia y en lo que te gustaría sembrar en ella, seguramente hay muchas cosas buenas que contar y sino las hubiera o no las suficientes; este puede ser un buen momento para comenzar de nuevo y sembrar las mejores experiencias para ver crecer una familia fuerte y saludable y sobre todas las cosas llena de amor y buenos tesoros de vida.

 

Comentarios

  • Rey y sacerdote, Físico matemático
    por Armando Ramírez Talavera, 31/01/2018 10:57
    DesaprueboApruebo
    +1

    Gracias, barón, es un privilegio leerte y poder bendecirte por este medio a ti y a toda tu familia, incluyendo a cala Dios te bendiga con abundancia de amor, fe y esperanza.

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Es Presidente y fundador del instituto de valores y cultura.  Director del programa Forjadores de Valores.  Consultor especialista en Marketing, habilitado por Microsoft de México y conferencista especialista en los temas de valores, ética y desarrollo humano.

Ha viajado por diferentes países como conferenciante y cantante, impartiendo temas actuales como: “Los Valores sociales”, “La Ética y los Valores”, “Valores para una sociedad en crisis”, “El verdadero liderazgo”, “Administración y buen uso del tiempo”, etc.

¡Bienvenido! Que ustedes amigos lectores, lo disfruten