Visión y Expresión

 

 Virginia García Arriaga

+15
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
UN NUEVO ORDEN URBANO: LA SUPERMANZANA

martes, 20 de febrero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El desarrollo de la supermanzana en los conjuntos multifamiliares construidos en

México –que se inauguran con la Unidad Esperanza y el Conjunto Urbano Presidente

Alemán–, tiene su origen en dos fuentes. Por un lado, con los conceptos desarrollados

por Stein y Wright, integrantes de la Regional Planning Association of America, en su

intento por crear la primera “Ciudad Jardín” en Estados Unidos –a mediados de la

década de los veinte– desarrollan la Radburn Idea, que consiste en la concepción de

los siguientes elementos: el superblock o el uso de una manzana de grandes

dimensiones donde las viviendas son “sembradas” sin alinearse al perímetro de la

manzana y dejando una gran superficie verde de uso comunitario, eliminando así el

sistema parcelario de la manzana tradicional; la estricta separación de vías de

circulación motora y peatonal; y el establecimiento de la neighborhood unit o unidad

vecinal como forma de organización socioespacial.

Por otro lado, la naturaleza del modelo de supermanzana empleado en México

proviene de la experiencia alemana, cuando después de la Primera Guerra Mundial

tienen una necesidad apremiante de construir viviendas, y gracias al debate y a la

investigación sobre la estandarización de la tipología de edificios que se tuvo antes

de la guerra, se empiezan a desarrollar conjuntos habitacionales conformados por la

agrupación de bloques de viviendas, las siedlungen, que sustituyen a la tipología

tradicional de la edificación –de casas aisladas o bloques continuos siguiendo

calles–, por filas de viviendas orientadas perpendicularmente a la calle. Estos

conjuntos adquieren relevancia urbanística cuando “se apartan del trazado vinculante

de la ciudad burguesa y entran en relación con los grandes espacios no construidos

del territorio”. Así, cada unidad residencial era vista como una nueva célula que se

agregaba a la ciudad donde se mezclaban soluciones edificatorias de mayor densidad

y provistas de numerosos servicios colectivos para sus habitantes teniendo una

autonomía relativa dentro del conjunto urbano; hacia 1930 se fueron transformando

en núcleos residenciales autónomos situados en la naturaleza y en relación armónica

con ella, pero articulados con el centro de la ciudad. Para el análisis de los conjuntos

multifamiliares, es importante conocer el origen de la supermanzana como concepto

urbanístico –que es idealmente la célula habitacional de la ciudad moderna–, ya

que junto con algunas ideas de Le Corbusier sobre el manejo de altas densidades

conformadas por las unités d’habitation, el arquitecto Pani logrará conformar una idea

arquitectónica muy desarrollada que aplicó con algunas variantes en los cuatro

conjuntos multifamiliares y que conllevan los principios de la Radburn Idea de los

americanos y algunos principios de las siedlungen alemanas. Es decir, Pani con la

construcción de estos conjuntos, sintetiza las ideas europeas y americanas teniendo

una evolución en su propio concepto de supermanzana tratando de “constituir una

ciudad ejemplar” a base de conjuntos multifamiliares y supermanzanas con servicios

comunitarios.

Con lo anterior, no queremos decir que Pani tuviera una referencia explícita y

consciente del origen de la supermanzana, ya que cuando él hace uso de ella por

primera vez en la Unidad Modelo en 1947, el concepto estaba ya identificado con

los principios de la Carta de Atenas y sobre todo con los postulados de Le

Corbusier. Esto es verdad, pero también lo es el hecho de que Pani pone en práctica

los postulados de los Carta con una visión particular de supermanzana desarrollando

una serie de ideas proyectuales para el implantación de los conjuntos multifamiliares

como una forma particular de proveer vivienda estatal realizando la utopía del

Movimiento Moderno sobre la nueva forma de habitar dentro de las nuevas células

de la ciudad moderna. Aunque en este artículo no pretendemos hacer un análisis

arquitectónico ni tipológico de los multifamiliares de Pani, sí nos interesa conocer la

concepción del uso de la supermanzana, y sobre todo, su evolución como forma de

organización físico-territorial para entender su planteamiento como un producto de

una sociedad y de un modo de desarrollo de las fuerzas políticas y económicas en

un contexto histórico específico.Para explicar lo anterior, conoceremos primero la

evolución urbano-arquitectónica de Pani hacia el concepto de supermanzana, para

luego entender su aplicación como elemento clave en su planteamiento urbanístico

en el desarrollo de sus proyectos multifamiliares. El primer paso de Pani hacia la

supermanzana fue el tema de la densificación urbana. Cuando en 1945, estaba

promoviendo activamente el proyecto del Crucero Reforma–Insurgentes, una de

las principales justificaciones del proyecto era aprovechar mejor los terrenos de las

zonas residenciales aledañas al cruce de la avenida Reforma y de la avenida

Insurgentes elevando la densificación con edificios altos; para ello, “se les propuso a

los propietarios que juntaran sus terrenos para hacer edificios grandes. Ahí surgió

la idea de la conjunción de lotes”. Poco tiempo después, en 1947, Pani al frente de

un importante equipo de arquitectos y urbanistas propone el uso por primera vez

del concepto de supermanzana para la Unidad Modelo. El proyecto levantado en un

terreno de forma triangular y limitado por dos grandes avenidas –Río Churubusco

y calzada de la Viga–, se subdividió en cuatro supermanzanas conectadas por un

circuito vial continuo de donde partían calles secundarias para formar “fondos de

saco” y acceder a los núcleos de casas. En este primer conjunto, aunque se

procuraron generosas áreas verdes y trayectos peatonales entre las zonas de

habitación y los equipamientos existentes, todavía la circulación vehicular tiene mucho

peso dando cómo resultado un esquema urbano semejante al suburbio jardín

americano; de este modo, el circuito vehicular tiene preponderancia sobre el

continuo verde y sobre los trayectos peatonales, de forma que aunque estos existan

no forman un verdadero circuito relacionado y continuo; de modo que el término

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion