Tianguis global

Rodrigo Sánchez Arce

+67
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
VOLÓ EL BUSTO DEL. PROFESOR MOSQUITO

jueves, 17 de mayo de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
rodrigo.pynv@hotmail.com ; Facebook: Rodrigo Sánchez; Twitter: RodrigoSanArce

¿Por qué los rateros se roban placas y metales de monumentos históricos, cuyo valor a veces es incalculable y forman parte del patrimonio cultural de las ciudades? Supongo que por la misma razón por la que se roban las tapas de coladeras y alcantarillas: para obtener dinero por la venta del metal o, si la pieza es de mayor valor, para su venta en el mercado negro.

En las últimas semanas diversos medios locales y nacionales dieron cuenta del robo de metales en Toluca, como la placa del monumento a la bandera, el busto de Jesús Reyes Heroles y la escultura del niño junto a la Madre Teresa.

Entre lo robado, también estuvo el busto de mi padre, Alfonso Sánchez García, el Profesor Mosquito.

Éste fue colocado en ceremonia oficial por el Ayuntamiento de Toluca, siendo presidente Municipal Armando Garduño Pérez, frente a la entrada a la Biblioteca “José María Heredia” (antes Museo de Arte Popular), en mayo del año 2008, en ocasión del primer aniversario del fallecimiento de el Mosquito (25 de mayo de 1997).

Ahí estuvo el busto durante 21 años, como dice la canción, “viendo pasar el tiempo” y recibiendo a quienes llegaban o regresaban a la ciudad de Toluca por la calle Hidalgo.

Ahora es probable que termine vendido por kilo en alguna casa de reciclaje.

Luego de enterarme del robo platiqué con varios familiares y el sentimiento es de indignación y coraje.

Y como en estos tiempos nada sucede realmente si no pasa por redes sociales, para dar cuenta del hecho recurrí a publicar mensajes en Twitter y Facebook, donde recibí la solidaridad de amigos que afirmaron que mi padre no necesita un busto para recordarlo, pues él vive en sus libros y crónicas.

Uno de ellos, el escritor y periodista Porfirio Hernández, comentó que el hecho es “Para el anecdotario del Profesor Mosquito… que no le falta sabor picante”.

Tal vez por ello a mi hermano Rodolfo y a mí nos llegó el sentimiento encontrado, pues no pudimos evitar la risa por el vuelo del busto paterno.

El texto que subí a redes lo concluí enviando a los rateros un mensaje que tal vez nunca lean: “Que les aproveche, si con eso se pueden comer un taco, mi papá hubiera visto con buenos ojos que se robaran ésa y todas las estatuas que hay en la ciudad”.

Creo firmemente en ello, mi padre siempre fue sensible ante la pobreza y la desigualdad (por ello espero con toda el alma que el robo obedezca a su necesidad y no a la acción de criminales organizados).

Entre tanto recordé que mi padre escribió mucho sobre los monumentos de la ciudad, pero especialmente un libro reúne a todos los que había hasta ese año: Toluca monumental (1987).

Desafortunadamente no hallé ni un ejemplar, lo que me recuerda que debo seguir completando su biblioteca personal.

En su lugar encontré un folleto de la Serie Identidad Estatal, editada en tiempos del gobernador Alfredo del Mazo González: el No. 9 “Monumentos importantes del Estado de México”, que contiene información legada por mi padre y por otro gran pensador mexiquense: don Gustavo G. Velázquez.

Sin embargo, la información de éstos es meramente descriptiva y didáctica y yo más bien deseaba encontrar algo que arrojara luz sobre lo que pensaba el Mosquito respecto a las piedras y los metales consagrados.

Seguí buscando y lo más interesante lo rescaté de su archivo personal: busqué en la letra “M” y encontré varios expedientes que tal vez algún día contuvieron fotos, ahora están vacíos.

En especial hallé un texto dentro de un expediente que en la pestaña simplemente dice “Monumentos”.

Por su contenido, lo debió haber hecho en el primer lustro de los 70 y ¡sepa Dios dónde fue publicado!

Dicho artículo se titula “Una política de monumentos” y su motivo evidente es restar importancia a la desaparición del monumento al Mundial de Fútbol México 70, que estaba ubicado a la entrada de Toluca (no puedo decir cuál entrada pues no lo conocí, pero seguramente fue la misma de la calle Hidalgo; tal vez algún lector pueda contarnos más acerca de él), erigido para dar la bienvenida a los futbolistas de diversos países que vinieron a Toluca.

No obstante, lo que me interesa referir viene en la introducción del propio artículo, en la cual el Profesor Mosquito clasifica los monumentos en artísticos, históricos y conmemorativos.

Dice que éstos últimos “son definitivamente eventuales en función de las cambiantes condiciones que se operan en una sociedad.

Sería inhumano que los monumentos conmemorativos fueran indestructibles e inamovibles por el simple hecho de ser monumentos”.

En atención a sus palabras, podemos afirmar que el busto de mi padre era más bien conmemorativo del personaje que aportó muchas cosas a la cultura y a la historia de la comunidad toluqueña.

Ciertamente nunca se hubiera imaginado, en primer lugar que alguien haría un busto para honrar su memoria, y segundo que éste, podría terminar vendido como fierro viejo.

Creo que ahora, en el más allá, se está revolcando de la risa, ya que la anécdota no está exenta de aquellos piquetes de ironía punzante que tan bien manejaba como digno representante de los zancudos, recordando las palabras que escribió hace 40 años y que, por una jugada del destino, hoy aplican a la perfección a su escultura metálica.

(Por cierto, la foto es autoría del mejor fotógrafo que actualmente hay en Toluca: Pedro Félix Macedo Aguilar.

En la familia debemos tener alguna imagen del busto, pero honestamente nunca planteamos, seriamente, hacerle un estudio fotográfico, pensamos que estaría en ese lugar por siempre…)

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Investigador de la Paz y no Violencia con énfasis en las diversas manifestaciones  artísticas y culturales.
Apuntes sobre Cultura y Artes de un no experto.