Fernando Juárez Dávila 

 

Oratoria Epistolar

+14
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
LA MUSA MEXIQUENSE

martes, 12 de junio de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

“… Sor Juana Inés de la Cruz, es el exponente universal de las excelencias femeninas que puede colocarse con ventaja, junto a las mujeres más grandes

de todos los tiempos y de todas las latitudes”

Horacio Zúñiga Anaya

Entre el brío de un México forjado al amparo de lo femenino y el suave remanso de la historia escrita a la sazón del poder varonil; surgen voces trepidantes para reclamar un espacio, para existir en el mundo, para cambiar con la ternura de su existencia la visión del mundo; es la mujer en sí, sinónimo de existencia, fuerza en el caminar; amparo de luz ante la oscuridad que ceñido como laurel va fincando su pensamiento, que a la vez es, derrotero en el transitar de la humanidad.

Mucho se ha dicho desde la época grecorromana, que la mujer es la musa (inspiración) del poeta, del guerrero, del propio gobernante; pero poco se habla de las mujeres que siendo inspiración, abrevan de la inspiración del mundo para construir un nuevo mundo, un mundo en donde su voz es nítida y clara, en el que la igualdad es el decoro con que se yergue la vida; brava aventura han emprendido quienes se han atrevido a retar a su tiempo y su espacio para construir las mejores luces a través del pensamiento: Jane Austen , Emily Jane Brontë, Simone de Beauvoir, Sor Juana Inés de la Cruz, Rosario Castellanos, Elena Garro, Antonieta Rivas Mercado y Gabriela Mistral, por citar solo algunos de los nombres de mujeres que hicieron con su pluma; que la mujer fuera inspiración de la propia mujer, para blandirse ante la vida, para empoderarse como llaman ahora; para darle existencia palpable al pensamiento colosal de la mujer.

Ahí, en donde la historia hace pináculo para pasar lista en la inmortalidad, una mujer mexiquense levanta la mano para abrir camino; nacida en San Miguel Nepantla (municipio de Tepetlixpa, Estado de México) el 12 de noviembre de 1651, Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, siembra en el mundo la brecha de la luz intelectual femenina, abrevando del conocimiento clásico griego y romano, e inspirada en la teología de su momento.

La mexiquense más connotada de nuestra historia, la mujer inteligencia, la mujer belleza, la mujer virtud, Juana la heredera de la lira y el canto alza la voz por la mujer no compañera, no ideario de belleza relegada a la labor del hogar y a la obediencia de la cabeza de la familia, sino de la mujer que siente, que piensa y que construye.

Como dice el Horacio Zúñiga, Sor Juana: “sabe porque ama; ama porque sabe y ama y sabe por qué creé.” Seguidora de los pasos del Rabí de Galilea y la luminosidad del espíritu franciscano, desde niña tiene la sed de aprender; de darse toda ella a través de las letras; Sor Juana ve en sus versos la ruptura de las cadenas que atan a la mujer de su tiempo; es y será: “mujer arquetipo de excelencia, de sapiencia, de virtud”.

El 17 de abril de 1695 en la Ciudad de México, víctima de una epidemia de Tifoidea, adquirida por atender con su natural atingencia a sus hermanas reclusas del Convento de San Jerónimo; víctima del sojuzgamiento de los hombres de su época, presionada y vilipendiada por su propio confesor, atacada por aquellos que creen que la mujer no debe luchar por defender su verdad: sella con un beso en el infinito su muerte, Sor Juana Inés de la Cruz, dejando su luz centellante en el Estado de México.

Recordemos jubilosos la figura de nuestra máxima poetisa mexiquense, de la mujer que llevará la fe como antorcha de la libertad y que incendiará a la humanidad con el amor sublime de sus versos; defendamos el legado de nuestra poetisa, de nuestra mexiquense, de la mujer que sin mediar esfuerzo y dedicación abrió sus brazos como el nazareno en la cruz para decirle al mundo que los vicios de la humanidad la están ahogando; hagamos de los versos de Sor Juana verdaderas armas de lucha, hagamos fructificar la virtud de la mujer.

fjuarez18@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion