Horrores Educativos

 

 

David Díaz 

+12
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
BAD PLACES

jueves, 21 de junio de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Mucho se habla de los esquemas de productividad en los que prácticamente cualquier organización debe estar inserta; eso significa cuidar una serie de indicadores que, en el conjunto, dan idea de la “calidad” de la empresa en cuestión.

Sin embargo, la realidad es que en aras de cuidar dichos indicadores, en muchos de los casos se olvida lo principal en toda institución: su capital humano.

Desde hace más de 35 años, Great Place to Work se encarga de elaborar rankings de las mejores empresas para trabajar.

Para elegirlas, toma en cuenta criterios como la credibilidad de sus líderes, el respeto entre sus trabajadores, el ambiente de trabajo y las oportunidades de crecimiento.

Entre otros criterios que se consideran aparecen: comunicación, procurando que esta fluya adecuadamente entre todos los miembros, sin sorpresas desagradables o noticias escabrosas.

Confianza, porque es importante que desde la cabeza se perfile una línea de trabajo constante y consistente; la gente sabe lo que tiene que hacer, cómo lo tiene que hacer, cuando recibe su salario y qué tiene que hacer para permanecer.

Disfrute, es decir, que las personas gocen con ir a sus actividades laborales, que existe ese “gusanito” por hacer las cosas bien y de buena gana.

¿Cuántas organizaciones conoce que, por el contrario, logran hacer que sus empleados sientan “horror” o desganos por “tener que ir”?

Orgullo, lograr permear entre los miembros del equipo que, ese lugar en el que están, es el “mejor lugar del mundo” para desarrollarse; esto implica tener conocimiento pleno de lo que todos hacen, sin misterios y sin tapujos.

Equidad, reflejada en la posibilidad de que todos puedan aspirar a ir creciendo, con base en su desempeño, dentro del organigrama.

Espacio de trabajo, traducido en lugares dignos, limpios, ordenados, con sanitarios cercanos, buena ventilación y demás “minucias” que parecen no ser importantes para muchos “jefes”.

Y si a ello sumamos capacitación, flexibilidad laboral, capacitación y crecimiento, tenemos ejemplos de buenas organizaciones.

Lejos de ello, en este territorio, parece que se trata de llevar la contra en todo: en muchos lugares se empeñan en generar directrices autoritarias sin un plan claro; personas que dictan políticas “porque lo digo yo” y punto.

Otros tantos guardan la información como si se tratara de un “secreto de estado”, lo cual origina problemas en el corto plazo; algunas más se valen del amedrentamiento como elemento para “forzar” a sus colaboradores a realizar tal o cual actividad.

En otros espacios, el hacinamiento es vergonzoso; más que seres humanos parecen animales de jungla.

Y conste que no hablaremos del asunto salarial, tan denostado y controvertido.

Parece que lo que hay que construir en nuestro país son “Bad places” to work; y luego nos quejamos de lo que dice Mr.

Trump, cuando somos iguales o peores.

[email protected]

 

Comentarios

  • Distinguido
    por Méndez Gloria, 23/06/2018 12:45
    DesaprueboApruebo
    +0

    Excelentísimo su comentario Dr. Díaz. Felicidades. Y muchas gracias solo puedo decir, que nos cuesta ser mejores ciudadanos y ante todo, mejores seres humanos?

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores