Alma Delia Cuevas

 

Ecos en vuelo

+10
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Invisibilidad; Parte II y final

martes, 10 de julio de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La invisibilidad social tiene un panorama muy extenso, la discriminación de los pobres, los pordioseros, los empleados domésticos, los grupos étnicos, las amas de casa que, están presentes pero no existen, y son excluidos de las acciones políticas y sociales.

Un fenómeno social que las condiciones de existencia de hombres y mujeres son muestra, modos de convivencia donde violencia, la lucha por ser evidentemente visibles, se consume en programas que nunca se llevan a cabo.

En la invisibilidad social lejos de la ciencia ficción, se presenta de forma personal y colectiva como hecho forzado en las grandes sociedades del mundo, los problemas de violencia aquejan a la humanidad en todos los estratos sociales, los gobiernos se muestran cada vez más incompetentes para hallar soluciones, menos preocupados por la estabilidad y desarrollo de sus países.

El panorama en nuestro país, no es nada grato el descubrirme en un ambiente violento, como ciudadana transitó, en una atmósfera cada vez más densa de injusticias e impunidad.

Descubrir que los casos de invisibilidad forzada no son aislados, son frecuentes.

Las desapariciones son la noticia del día a día, desde bebes de unos meses, arrebatados de los brazos de sus madres, niños y niñas extraviados, jovencitas de 13 años a 18 años, jóvenes que son extraídos de sus hogares y no los vuelven a ver con vida, adultos que salen de sus casas y no regresan jamas.

Como le llamamos a todo esto; robo de infantes, secuestros a la juventud y adultos mayores.

Que los hacen invisibles, ya no se les vuelve a ver nunca. Nadie hace algo por encontrarlos.

Se quedan en el olvido de expedientes sobre escritorios, como casos que no se resuelven nunca.

En general no queremos ver el abuso del poder, la complicidad de grupos criminales, la delincuencia de grupos armados, de policías y soldados ya no están para defender los derechos del ciudadano, descubrimientos de fosas clandestinas, cuerpos calcinados, descompuestos que nadie sabe quién son los restos, los femicidios no solo son en el norte del país suceden en todo el país.

El tráfico de drogas, desencadena muchos problemas, tráfico de personas que son tratadas como mercancía vendidas para la prostitución, la venta de órganos y más cosas que desconocemos.

Ante estas atrocidades que se viven día a día aparece ese fenómeno el querer ser invisible por voluntad propia la razón es; pasar desapercibida, no ser vista, dentro de una sociedad donde la ley del más fuerte impera y el miedo nos confunde, ya no se quiere tener fama, ni se busca el reconocimiento de las masas, solo se quiere vivir en paz, una vida normal y tranquila.

Se necesita tener formulas secretas, tan buscadas por muchos científicos para que la invisibilidad personal suceda y no es la capa de Harry Potter la que nos puede cubrir para subsistir o seguir con vida en México.

Es mejor vivir en la clandestinidad, dentro del anonimato, ser invisible ante los ojos de los demás, adquirir esa cualidad de estar y no estar.

Con técnicas de ocultación dentro de la sociedad, donde todos estamos expuestos a sufrir percances que atentan contra nuestra propia vida, porque las garantías de los ciudadanos están ausentes y la seguridad no existe.

Para que los radares y sensores de los delincuentes no me detecten, no podemos demostrar que tenemos algún bien material, que nos señale como un blanco perfecto, para la delincuencia organizada.

Porque ya no sólo son los ricos o los famosos, ahora es en contra de todo ciudadano, empresarios, pequeños comerciantes, asalariados, oficinistas, estudiantes, obreros; la ocupación económica ya no importa, como tampoco interesan las edades; niños, jóvenes, ancianos, de cualquier sexo hombres y mujeres, son útiles para el fin inhumano que tienen estas organizaciones.

Surgen cada día grupos criminales que se disputan territorio mexicano, matándose entre sí, invadiendo todas las esferas de la sociedad, ciudades chicas, medianas, grandes, zonas rurales, pueblos, rancherías, comunidades en pobreza, en desarrollo, se instalan, se adueñan, hacen sus propias leyes, mandan, secuestran, extorsionan, trafican a personas lugareñas y de paso.

El terror de vivir en México se disfraza viendo novelas del mismo tema; la pobre que se casa con el rico.

Los aficionados que esperan los partidos de sus equipos favoritos, para olvidarse de lo que pasa afuera, están concentrados en la indiferencia, prefieren no leer, no ver, no sentir el dolor de toda una nación.

Como seguir en la bruma de la inconciencia y la espesura de una visión obstruida, no nos deja ver o no queremos mirar con claridad; continuar en el confort de la miseria, del conformismo, del ahí se va y la pereza.

Como caminar con el temor de ser el siguiente, al que los grupos delictivos lo tengan ya en la mira, camuflajearse entre lo espeso de la violencia en que vivimos, para no ser vistos.

Como vivir a la sombra de la corrupción y la ausencia de las leyes invisibles, para un gobierno nos exprime, nos perjudica y nos tiene pobres, callados, distraídos y preocupados por conseguir lo necesario para sobrevivir, cubrir gastos o tener un trabajo mal pagado para salir adelante.

Tengo hambre de justicia, sed de equidad de géneros, de igualdad en el trabajo, de tener una vida mejor y de que todos ciudadanos tengan la misma oportunidad de progresar.

Es ahora, hoy es tiempo de despertar y mirar la realidad, revelarnos y manifestarnos ante la invisibilidad en la que estamos viviendo, dejar al miedo que nos cubre fuera del cuerpo, es hora de ser libres, de ser visibles ante un pueblo que se une para ser mejor.

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Licenciada en Geografía, Describe, reflexiona y concientiza sobre fenómenos
sociales de la actualidad.

Columnas Anteriores