0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Arrancó la I Muestra de Cine Froterizo

jueves, 29 de octubre de 2009
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Con Tierra Madre y The champ dieron inicio las proyecciones de esta selección de películas que tienen como protagonista a Tijuana.

La muestra remata con el virtual estreno nacional de Norteado, del oaxaqueño Rigoberto Perezcano, este viernes en Cinépolis Plaza Río.

Tijuana, B.C.- Con la exhibición de Tierra Madre, del director Dylan Verrechia, y The champ, película de King Vidor, ambas filmadas en esta ciudad, arrancó la I Muestra de Cine Fronterizo en el Centro Cultural Tijuana.

La película de Verrechia abrió las proyecciones de la muestra que se prolongarán a lo largo de la presente semana en la sala de video del CECUT, donde este martes se exhibirán otras dos películas de factura reciente: Between, de David Ocañas, a las 5:00 p.m.

y Borderland, de Zev Berman, a las 7:00 p.m. Luego de la ceremonia de inauguración, en la que estuvieron presentes el director general del CECUT, Virgilio Muñoz; el rector de la Universidad de Tijuana (CUT), Jesús Ruiz Barraza; y el director de Mercadotecnia del periódico El Mexicano, José Gómez, el coordinador de la I Muestra de Cine Fronterizo, Carlos Fabián Sarabia, resaltó la colaboración de diversas instituciones para hacer posible la exhibición de estas películas en las que aparece Tijuana como protagonista, bien como locación, bien como referencia.

La muestra, en la que concurren los esfuerzos del Consejo Nacional para la Cultural y las Artes, el CECUT, el Instituto Municipal de Arte y Cultura, el CUT, El Mexicano y Promociones Cabiria, es uno de los proyectos que recibieron fondos aprobados por la Comisión de Cultura de la anterior Legislatura federal, explicó Sarabia antes de dar paso a la proyección de las cintas.

En Tierra Madre, estrenada este año en Estados Unidos, Dylan Verrechia recrea una historia real basada en la vida de una mujer que lucha por criar a sus hijos al lado de su pareja femenina en la zona roja de Tijuana.

Para Verrechya, de ascendencia franco-estadounidense, la temática local no es nueva; una película suya, Tijuana makes me happy, exploró las posibilidades fílmicas de la ciudad y con ella obtuvo el Gran Premio del Jurado por Mejor Narrativa en el Festival de Cine de Slamdance 2007 y el Indie Premio Max 2007 del Festival de Cine de San Antonio.

Verrechia se graduó con honores en cine y televisión en la Universidad de Nueva York y ha sido camarógrafo de directores como Todd Solondz, Spike Lee, Sam Pollard, Richard Kroehling, Bob Coen y Jean Rouch.

La nueva película de este joven director reproduce un drama social que, más allá de su contenido, ofrece una relectura de los géneros cinematográficos y establece un juego entre el cine documental y la ficción cinematográfica.

El hecho de que Tierra Madre esté filmada en blanco y negro, y de que la narración posea un claro sentido testimonial, refuerzan esa sensación de que el espectador está ante un ejemplo de cine-verdad.

El eje narrativo de la cinta descansa en la propia protagonista, quien relata su historia que arranca con la expresión típica de “Yo nací en esa casa de piedra”, mientras la cámara muestra, en efecto, la fachada de una morada empobrecida.

Y a lo largo de la película la mujer va describiendo fragmentos de su vida que son ilustrados por el trabajo de cámara.

Desde ese momento, el espectador cae en el anzuelo de que se trata de un documental. En esta cinta Verrechya consiguió reproducir la estructura y apariencia de un género que abreva en el cine-verdad, pero que no deja de ser ficción, y ése es tal vez el mérito mayor de Tierra Madre.

En otras palabras, la película finge pertenecer a un género que está muy próximo al documental, pero lo hace a partir de la ficción.

Por lo demás, en la elección de la protagonista respecto a su sexualidad no parece haber una postura ideológica, ni siquiera una reivindicación de género, y su decisión de compartir la vida con otra mujer tiene que ver más con el rechazo al machismo reinante que con su preferencia sexual.

Se trata, más bien, de un caso de solidaridad entre mujeres, antes que de una reivindicación sexista.

En cuanto a The champ, película de King Vidor, refleja con claridad la época de la que procede.

Filmada en 1931, cuando regía aún la “ley seca” en Estados Unidos, la cinta de Vidor es un alegato que denuncia y condena el vicio del alcohol.

En sus secuencias aparece fugazmente una Tijuana de la que hoy apenas existe memoria, pero que en esos años era la ciudad que se promocionaba en el extranjero.

El final de la película no podía ser más contundente: quien se aficiona a la bebida y vicios afines pagará, incluso con la vida, su osadía. Para mayor información sobre esta muestra lo invitamos a consultar www.cecut.gob.mx

 

Comentarios

  • Tierra madre
    por Aidee gonzalez, 16/04/2010 11:37
    DesaprueboApruebo
    +0

    De verdad me gusto el lema y la explicación que se le da a la historia de la película, realmente no se pudieron encontrar mejores palabras para dar una explicación sobre la historia

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion