+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Me enamoré de la persona equivocada

miércoles, 4 de mayo de 2011
Por: Sofía Petrucci
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Sería un gran regalo que el genio de la lámpara mágica nos diera la oportunidad de pedir un hombre que reúna todas las características que más deseamos, no habría falla, nuestra pareja sería tal y como siempre hemos querido y en la estricta teoría eso funcionaría perfectamente.

El problema de esto no es que el genio no exista, sino que quizá no hemos caído en cuenta que nosotras nos concedemos el novio, pensamos merecer, por lo que hay que poner en claro a quién le estamos echando los ojos encima.

Marcela tiene 27 años y desde que entró a la universidad hasta el día hoy lleva más de seis relaciones a las que les llama 'formales' ya que en su momento, con cada uno de ellos ha tenido los planes de casarse o vivir juntos.

Sin embargo, no ha logrado tener una relación duradera con alguno: "Mi gran amor es Pablo, el papá de mi hija.

Lo que pasó con él es que me embaracé muy rápido, a penas llevábamos 5 meses cuando Regina venía en camino.

No hubo tiempo de conocernos mejor y la presión de tener un bebé fue muy grande, después de que nació mi nena, él quería seguir con su vida de soltero y yo ya no podía con eso", comenta.

Sobre sus noviazgos Marcela expresa que sigue con el sueño de lograr una vida de pareja duradera, vivir con alguien o casarse, pero que cada vez que truena, pierde la fe de lograrlo: "Yo tengo la ilusión de tener una pareja con la que pueda hacer una familia, pero no he podido.

Es muy común que reciba reproches o críticas por parte de los hombres con los que salgo o bien por mi forma de ser, o por mi trabajo.

Por ejemplo, Rodrigo, con quien duré dos años, no estaba de acuerdo con que saliera a bailar rumba los jueves por la noche y menos, que hiciera fiestas en mi casa.

Con Memo duré menos, con él me hervía tal cual la sangre cada vez que ponía en duda, si valía la pena o no mi trabajo".

Yo te deseo, ¿tú me deseas?

A todas las mujeres nos gustan hombres distintos, ojos profundos o manos grandes, las preferencias pueden ser distintas lo que no debe ser es que nuestra elección de pareja se base exclusivamente en las características corporales que una persona tenga, porque de este modo, cuando los fuegos pirotécnicos hayan pasado y el enamoramiento se desvanezca, veremos al hombre con una mirada distinta, más certera y real, y es justo en ese momento que, nuestra gran lista de deseos para el genio de la lámpara mágica cae por pedazos.

Cuando estamos enamoradas la frase nos queda como anillo al dedo: "Te acepto sin condiciones", pero ¿de verdad es así o sólo lo decimos sin ponerlo en práctica? Hay que ser honestar y pensar si en realidad no tenemos problema con sus amigos, sus hobbies o aficiones, o también si a él no le provoca conflicto la persona que somos, nuestras aficiones, gustos, etcétera, esto es básico para que de inicio haya un buen pronóstico de romance.

El psicólogo Hans Olvera, catedrático de la Universidad Iberoamericana, explica que cuando iniciamos una relación de pareja es porque a una persona la deseamos y nos desea, lo que esto significa es que hay compatibilidad afectiva, es decir: "Lo admitimos tal y como es, de manera incondicional y él por su parte, también".

Antes de involucrarnos con una persona hay que detectar si somos compatibles, si hay deseo mutuo y si el afecto será el banderazo inicial.

Aceptar si come tal o cual cosa, si se reúne con sus amigos para jugar con alguna consola, dominó o tiene una buena amiga con quien va a tomar café seguido viene incluido en el paquete, si nos molesta hay que pensar las razones antes de seguir adelante con la relación.

La aventura de conocernos, descubrir qué queremos, que nos inquieta, apasiona e ilusiona en una pareja es demasiado fascinante para dejarla pasar de largo.

Nosotras podemos cumplir nuestras lista de deseos guardada para el genio de la lámpara mágica, el secreto está en tener claro qué esperamos en una relación, qué hacemos para lograrlo, y si la persona con quien queremos intentarlo no necesita de un beso milagroso para convertirse en príncipe ¿no crees?

Para saber más:

http://www.mujereshoy.com/imagenes/3640_a_MEXICO_Violencia_Mujer%2019%20MARZO.pdf

http://www.inegi.gob.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/contenidos/estadisticas/2006/violencia06.pdf

Para leer:

Por qué amamos

Helen Fisher

Editorial Taurus

www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion