0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
No más eliminaciones injustas a marchistas

lunes, 14 de julio de 2014
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
**Alumnos del Tecnológico de Toluca desarrollan dispositivo para aclarar dudas a jueces y buscan la patente

Ante la eliminación constante de mexicanos marchistas en los Juegos Olímpicos y para evitar que sólo sea la apreciación visual de un juez la que determine si un competidor flota o no en una caminata, alumnos del Instituto Tecnológico de Toluca (ITT) desarrollaron un dispositivo que indica cuando un atleta tiene los dos pies en el aire.

En la marcha atlética flotar significa que los dos pies están en el aire y, por regla, no pueden serlo; aunque sea una punta o un talón, uno de los dos pies debe estar en el piso.

El problema radica en que en competencias nacionales e internacionales, sólo queda a la apreciación visual de un juez, lo cual hace que su decisión sea subjetiva, en ocasiones no apegada a la realidad y, por ende, una injusticia.

Liderados por los m aestros en Ciencias Computacionales, Mauro Sánchez Sánchez y Benjamín López González; Rosalía Ruiz Pichardo, de ingeniería en mecatrónica; Liliana Rubio Carbajal, de Ingeniería en Gestión Empresarial; Juan Manuel Salazar Morales, de ingeniería en Sistemas Computacionales y Cristian Filiberto Martínez Chávez, de ingeniería Mecatrónica, desarrollaron el proyecto: "Control de pasos para marchistas".

Estos estudiantes de diversas disciplinas se unieron para crear un dispositivo único en el mundo que permite detectar que no se irrumpa la regla de la marcha atlética, lo cual no tiene que ver con medición de kilometraje.

Este proyecto les permitió, en el 2012, conseguir el segundo lugar en el Evento Nacional de Innovación Tecnológica de los Institutos Tecnológicos, toda vez que en el mercado no existe un dispositivo que evalúe las pisadas con base a la regla básica de la marcha atlética, además de que se le puede incorporar en el mismo dispositivo un contador de pasos, un contador y el registro de los tiempos que ha realizado el competidor.

El dispositivo funciona de manera inalámbrica, a través de módulos de radio-frecuencia y cuenta con una conexión a una computadora, por lo que es capaz de transmitir datos binarios producidos por los sensores de fuerza resistivos, para poder ser procesados y, con la programación aplicada, producir la información primordial, que es la validación de los pasos e informar al juez si se ha cometido una falta o no.

De esta forma, mediante la implementación de un microcontrolador y sensores de fuerza resistivos, se pueden traducir y evaluar los movimientos de los pies de una forma constante, esto ayudará a los jueces a tomar una decisión exacta y evitar errores de percepción causadas por la velocidad del deporte y ángulo de visión.

Mauro Sánchez comentó que esta investigación fue invitada a trabajar con la Oficina de Transferencia de Tecnología, a fin de consolidarlo y transferirlo a una empresa.

Se han hecho estudios de mercado y son cientos de miles de pesos los que se han invertido, pero lo importante es que ya se encuentra en proceso el registro de patente, trámite que lleva más de dos años, pues se ha confirmado que no existe una medición precisa como la que realiza su dispositivo y se ha probado que técnicamente es funcional, por lo que están en espera de los resultados de la segunda etapa, para que cuenten ya con la patente.

Rosalía Ruiz, quien trabajó en desarrollo del circuito de comunicación y la conexión de éste al tenis, resaltó la importancia de su proyecto porque contribuirá a resolver las dudas de los jueces, de ahí que espera que sea pronto cuando se resuelva el asunto de la patente.

Liliana Rubio, de Gestión Empresarial dijo que es importante tener presente que no existe un aparato con estas características, lo cual les permite tener mayor mercado, al no existir competencia, inclusive se ha buscado la posibilidad de que sea un instrumento que se tome como base para evitar dudas de los jueces.

El costo de los tenis es de aproximadamente mil 800 pesos, lo cual es el promedio de los zapatos deportivos de un marchista y no se eleva demasiado, ya que en el mercado la diferencia está entre 200 ó 300 pesos.

En suma, se pretende que esta investigación sea utilizada, en un inicio por el Comité Olímpico Nacional y, posteriormente, por el Comité Olímpico Internacional, inclusive se le están buscando otras aplicaciones como dispositivo ortopédico para detectar que la gente realice una pisada correcta y detectar problemáticas que se puedan corregir.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion