Columnas  /  Columnas

COMENTARIOS SIN COMENTARIOS

Laura Elizabeth Benhumea

+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
EL DIA DEL ADULTO MAYOR Y NUESTRA RESPONSABILIDAD

martes, 28 de agosto de 2007
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El pr ó ximo martes, el 28 de agosto se celebrará el día del adulto mayor en memoria de Ema Godoy, una mujer catedrática y escritora dedicada a dignificar a los ancianos. Los adultos mayores son festejados en el mundo desde 1982 cuando se llevó a cabo la primer Asamblea Internacional de la Organización de las Naciones Unidas dedicada especialmente al envejecimiento, y se estableció el mes de agosto el mes de la vejez. En nuestro país, se festejó a este grupo social por primera vez en 1983 a pesar de que el Instituto Nacional de la Senectud se haya creado desde 1979. Durante el 2002 la celebración en honor de los ancianos cambió de nombre, Día del Adulto Mayor.Cuando se revisan los datos, normalmente se suele reflexionar, y vale la pena recordar que actualmente en el mundo hay más de 600 millones de personas de más de 60 años y para el 2050 se espera que dicha cantidad se haya más que triplicado, sumando 2,000 millones de seres humanos con esa edad.

Las estadísticas señalan que la población mundial creció a una tasa de 1.7 % en el lustro de 1990 a 1995, el grupo de 65 años en adelante se incrementó en 2.7% por año.

Este acelerado proceso de envejecimiento es consecuencia de un transcurso demográfico motivado por el mejoramiento de las condiciones de vida, específicamente en materia de salud y alimentación, realmente es preocupante que en las condiciones en que ahora se encuentra nuestro país, dentro de algunos años haya más adultos mayores que jóvenes y niños.

En México y la mayoría de los países latinoamericanos los adultos mayores se encuentran en desventaja respecto al resto de la población , no sólo por sus mermadas capacidades físicas, sino por las oportunidades de desarrollo y atención.

Las autoridades y sociedad en su conjunto deberemos realizar un gran esfuerzo para lograr la igualdad de oportunidades para todos , ya que la vejez no significa el fin de la vida productiva, sino una etapa que requiere de acciones especiales que vayan de acuerdo a sus distintas, pero importantes y valoradas capacidades.

Las personas de la tercera edad al igual que el resto de los seres humanos poseen derechos que les han sido otorgados y que son necesarios conocer y respetar para dignificarles, estos pueden ser divididos en tres categorías: derechos de protección, de participación y de imagen.

La protección tiene que ver con la seguridad física, psicológica y emocional en lo que respecta a su particular vulnerabilidad frente al abuso y el maltrato.

La participación se refiere a la necesidad de establecer un papel más activo para las personas mayores en la sociedad, como catedráticos, negociadores, cronistas, narradores y muchas otras actividades que pueden realizar de acuerdo a su propia experiencia de vida.

La imagen se refiere a la necesidad de definir una idea más positiva y menos degradante y discriminatoria acerca de lo que las personas de este sector son y pueden hacer.

No se vale que por el olvido y descuido de otros, la imagen de los ancianos esté desvirtuada.

Recordemos que el texto de un artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece que: "Todas las personas tienen derecho a un nivel de vida adecuado para la salud y el bienestar propio y de su familia, incluyendo comida, ropa, hogar, atención médica y servicios sociales necesarios, y el derecho a la seguridad en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, viudez, edad avanzada o cualquier otra carencia en circunstancias ajenas a su voluntad".

Desafortunadamente la violación a los derechos humanos de los adultos mayores es todavía una constante en muchas partes del mundo y por supuesto en nuestro país.

Actitudes discriminatorias, negación de servicios por parte de las autoridades y la obstaculización de la justicia son las constantes en las quejas que se interponen por personas de la tercera edad ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

No permitamos que siga siendo de esta manera, exijamos que cada vez el trato a los ancianos sea más digno y respetuoso, recordemos que las bases que se sienten ahora acerca del trato a este sector social en crecimiento, será la plataforma del mañana.

Los viejos son seres humanos ricos en experiencia, nos pueden dar tanto, que quienes aun no lo somos, seguro lo desconocemos.

 

Comentarios

  • Responsabilidades con el adulto y el cuidador
    por leticia gonzalez, 14/04/2012 23:39
    DesaprueboApruebo
    +0

    Creo que no se habla tanto de las responsabilidades de los hijos y mas cuando tambien se va llegando o se esta en adulto mayor tambien como e mi caso ya todos llegaron a los 60 año pero nunca se responsabilizaron de mis padres, ahora me queda mi madre no se como actuar ya que con la edad se va haciendo mas grosera su mente es mas agil recuerda todo muy bien, no quiere estar con nadie, la verdad me siento muy cansada yo trabajo tengo diabetes, batallo con todo mundo ajeno y no ajena con el mentado dicho asi como la vez te veras y si acaso llegaras, pues no , no llegare.

    Mis hermanas se sacan preguntandome quieres que me la lleve dime si le digo que si hacen pleito si le digo no hacen pleito, ya no se a donde recurrir y ni a quien pedir ayuda cuando se me pone de malas,la que apoya con algo le dice tu pide para eso te doy creen que con 500 a la semana se le puede mantener.

    Se queda sola todo el dia, a veces quisiera irme a esos programas que le hace que sea la burla de todo mundo de lo cansada y agobiada que me siento.

    de verla como se pone gritando con lo mio comes sin mi nofueras nada

  • muy bello
    por gutierrez, 02/06/2011 18:15
    DesaprueboApruebo
    +0

    muy bello la lectura demaciado bello

  • dfhgkjhgl
    por hgjkuo, 25/08/2009 22:06
    DesaprueboApruebo
    +0

    las personas de la tercera edad al igual que el resto de los seres humanos poseen derechos que les han sido otorgados y que son necesarios conocer y respetar para dignificarles, estos pueden ser divididos en tres categorías

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Laura Benhumea es licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UAEM. Cuenta con la maestría en Estudios para la Paz y el Desarrollo por  la Universitat Jaume I de Castellón, España y la UAEM.

Ha sido Presidenta del Colegio de Ciencias Políticas y Administración Pública del Estado de México. Es Regidora del Honorable Ayuntamiento de Toluca. Participa como editorialista en el periódico El Diario y es conductora de la sección “Desde el Cabildo” en Radio Capital.

Nació en Toluca el 12 de Junio de 1971. Es casada y tiene dos hijos: Alfonso e Iván Nava Benhumea.

Reconocimientos

Ha sido una estudiante sobresaliente, en 1991 y 1993 obtuvo reconocimientos por aprovechamiento. Tanto en la licenciatura como en la maestría se graduó con Mención Honorífica. Los títulos de sus tesis fueron “Modelo de Planeación Estratégica Auxiliar en la Toma de Decisiones de la Administración Pública del Estado de México” y “Una Revisión a los Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos Indios: Tarea Pendiente en el Proceso de Construcción de la Paz”. También recibió un reconocimiento de la LV Legislatura Local por el “50 Aniversario del Voto de la Mujer en México”.

Actividades académicas

Ha sido profesora de asignatura en las materias de Planeación Administrativa, Seminario de Tesis, Pensamiento Político y Social, Seminario Integrativo Permanente y Derechos Humanos, en la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la UAEM. Es coautora del Libro Organizaciones Sociales en el Estado de México y coordinadora de la Memoria del Coloquio de la Pluralidad.