OCEAN CONSERVANCY : MAS PLASTICOS QUE PECES 2050

Views: 1218

El Día Internacional de Limpieza de Playas se celebra cada tercer sábado de septiembre, con la intención de concienciar a la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, especialmente el litoral, que sufre multitud de problemas ambientales debido a la presión a la cual se ve sometido por las actividades humanas.

Más de 155 países se unieron este 15 de septiembre  de forma coordinada para generar concienciar a los ciudadanos sobre el problema de los residuos y los plásticos que invaden los espacios naturales y los océanos, donde anualmente llegan más de ocho millones de toneladas.

Según un estudio de ONU Medio Ambiente, la generación de residuos sólidos urbanos en los países de América Latina y el Caribe han alcanzado un volumen de 540.000 toneladas diarias, con una previsión de alcanzar las 671.000 en 2050.Ademas de que se calcula que más del 32% del plástico que se fabrica termina ensuciando nuestros océanos. Cada año se vierten a los mares entre 5 y 12 millones de toneladas de plástico, cuyas consecuencias no sólo afectan a la fauna marina sino también a los humanos.

De acuerdo con un informe elaborado por el Foro Económico Mundial, para el 2050 habrá más plástico en los océanos del mundo que peces.

Por tal motivo la ONG Ocean Conservancy trabaja en todo el mundo y en 15 estados de la República mexicana limpiando e informando sobre la importancia de conservar las playas y litorales. Y junto con ella, cientos de mexicanos, de forma gratuita, se suman a la tarea de conservar el medio ambiente siendo  Héroes del Océano.

También invita a generar conciencia sobre la gigantesca isla de basura en el Océano Pacífico que  está creciendo a gran velocidad y de acuerdo al estudio, esta área de residuos que se expande por un 1,6 millones de Km2,es decir, casi tres veces el tamaño de Francia, contiene cerca de 80.000 toneladas de plástico. Esto pone de manifiesto la urgencia de tomar medidas para detener la llegada de plásticos al océano y para limpiar el desastre.

Estamos inmersos en una emergencia plástica en nuestros océanos en la que directamente afecta los ecosistemas y las especies que viven en ellos. Lamentablemente y con demasiada frecuencia muchos esfuerzos fracasan debido a la falta de una regulación efectiva y de medios de control, particularmente con respecto a la protección de las áreas marinas más allá de los confines nacionales.

No podemos permitir que nuestros mares y océanos estén cubiertos por interminables campos de plástico flotante. Aquí también, nuestro compromiso activo es necesario para enfrentar esta emergencia.