Palabras del día

Views: 551

Corre el fuego

por los poros de mi carne.

 

La noche es brasa, hollín,

catástrofe que se anuncia

con el aullido del perro.

 

La ciudad huele a carne  muerta.

Nada se quema.

 

Camino por la cloaca del autoengaño

me duelen los pies

y las palabras que siempre dijo.

 

No hay nadie.

El silencio reposa

en el encantamiento

de la penumbra.

 

No vendrá

y la alevosía devora mi fe.

La cumbre del mañana agoniza

con el silbato del tren de las tres.

 

Busco mi sombra

en el reflejo del espejo.

La mente abre laberintos

y el aullido del  perro arranca

las palabras del día.