Estado de México
5 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

Para María Gainza, el Premio de Literatura Sor Juana 2019

Views: 777

La luz negra “se trata de una obra con una trama absorbente y casi detectivesca, una prosa lúcida e impecable, innovadora y no carente de ironía, con personajes bien construidos, que aborda el tema de las falsificaciones artísticas y que además pondera la presencia de las mujeres en el mundo del arte”, dictaminó un jurado integrado por Giovanna Rivero, de Bolivia; Ana García Bergua y Rogelio Guedea, de México, que decidió otorgarle de forma unánime por “la riqueza y la diversidad de nuestras literaturas”, el galardón correspondiente a la edición 27 del Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz a la escritora argentina María Gainza.

“Es una novela que se nos impone como una gran metáfora de la identidad barroca que caracteriza a América Latina”, destacó el jurado. La autora “plantea una pregunta muy actual: la posibilidad de realmente conocer la verdad en un mundo en el que todo nos parece ya superficial y falso”, puntualizó el jurado en el acta resolutiva del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2019. María Gainza acudirá a la ceremonia de entrega del Premio, que se efectuará el miércoles 4 de diciembre próximo en la FIL Guadalajara.

María Gainza es escritora y crítica de arte. Trabajó en la corresponsalía de The New York Times en Buenos Aires, Argentina, y fue editora de la colección de arte argentino de la Editorial Adriana Hidalgo. Durante diez años fue colaboradora del suplemento Radar del diario Página/12, y de la revista Artforum. Dictó cursos para artistas en el Centro de Investigaciones Artísticas (CIA) y talleres de crítica del arte en la Universidad Di Tella. En 2011 publicó su libro Textos elegidos por medio de la Editorial Capital Intelectual, un conjunto de ensayos sobre Argentina, y en 2014 publicó El nervio óptico, su primer libro de ficción editado por Mansalva, reeditado por Anagrama y traducido a más de diez idiomas. En 2018 fue publicado, también por Anagrama, su novela La luz negra.

“Esto es completamente inesperado, me agarró en medio de la sordidez cotidiana”, revela María Gainza en entrevista desde Argentina. “Estoy muy contenta. Siento una enorme responsabilidad formar parte del grupo de autoras argentinas, que, como Sylvia Iparraguirre, Ana Gloria Moya, Tununa Mercado, Inés Fernández Moreno o Claudia Piñeiro, han obtenido este Premio, porque estas escritoras son enormes para mí”, destaca la crítica de arte y editora argentina.

“Agradezco haber nacido en este momento para poder ver esta revolución que se ha llevado en los últimos años, me parece que queda un camino largo por hacer, pero la verdad es que hemos avanzado”, señala la autora, quien reconoce que el trabajo de las mujeres se acepta más ahora que hace 20 años. “Estoy más que contenta por estar en Guadalajara, conocer gente es la parte que más me gusta del Premio”, finaliza la novelista argentina.