Perdón, a mi también me gustan los covers en ukelele

Views: 325

Sentí cómo esas tardes de octubre eran mi motivación para mi falta de energía después de comer, después de llegar del trabajo y manejar en el tráfico en las semanas de poco entusiasmo; porque tantas cosas ocurren, nada se nos avisa y todo se nos grita, la Ley de austeridad, la creciente inseguridad, las muertes en una feria, las inundaciones violentas.

 

Toda esa serie de detalles que desde la pantalla amargan los paisajes en nuestra ciudad, por eso sentí la necesidad de darme ese espacio de lejanía; lejanía de las redes, de la televisión, del calor del sillón y del movimiento de la casa, para todos los días salir a gozar las tardes de octubre, que en mi casa son un regalo del otoño, un té bien cargado de hierbabuena o de menta para que la digestión también se ponga de buenas, música de fondo y sentarnos en el pasto a gritar y cantar canciones, porque, perdón, pero a mi también me gustan los covers en ukelele.

 

Sentir también que los meses que nos quedan son los más nostálgicos, los más rápidos, siento que pasan en cámara lenta en un lente amplio, pero en realidad se los comen las festividades y los puentes de descanso, el empeño por ponernos la sudadera y echarnos encima la cobija para sentarnos a “scrollear” el celular, sin ver sin sentir, sin oler, qué dicha la nuestra de poder decidir qué hacer con nuestro tiempo, qué dicha la nuestra saber que es lo que nos hace felices, lo que nos da para abajo, pero sobre todo entender y escuchar esta rápida temporada de otoño, que cruje, que suena a Aretha Franklin, huele a chocolate, calabazas y azúcar.

 

No sé si éste amor por los tés me dure para siempre, pero desde septiembre hice una rutina de bebidas que me hacen muy feliz y me recuerdan al otoño, me dan paz y serenidad. Inicio el día con bebidas que me darán energía y recuperación del ayuno de la noche y conforme pasa el día elimino la cafeína para poder calmar al cuerpo y hacer mejor digestión; se las comparto:

 

7 am  jugo crudo (medio vaso de agua, una rebanada de calabacita, chayote y pepino, todos crudos con cáscara)

8 am café cargado

9 am un English breakfast tea

1 pm té de moringa, romero y tomillo

4 pm té de hierbabuena

7 pm té de manzanilla