PERSPECTIVAS AMBIENTALES EN EL 6TO INFORME DE EPN

Views: 1457

Es inevitable pasar por alto la trascendencia del tema ambiental  en sexto informe de gobierno del todavía presidente Enrique Peña Nieto, el cual  tenía en su responsabilidad la consigna urgente de salvaguardar la biodiversidad, frenar el cambio climático y resguardar el patrimonio natural de la nación, arrojando cuentas positivas a pesar de las tragedias ambientales que duelen e indignan, bajo contrastes de perspectivas y objetivos relevantes.

Si bien hay sucesos obscuros dentro de la administración actual, lo cuales también se exige tomar medidas al respecto, en el análisis el sexto Informe celebrado el pasado lunes 3 de septiembre desglosa perfectamente  los logros y las acciones para  recuperar los ecosistemas y zonas deterioradas en las que se invirtió 3.3 veces más que la administración anterior en la restauración del mangle y también se destacan las labores  “prioritarias” del Programa de Conservación, Protección y Recuperación de la Vaquita Marina (Vaquita CPR).

A lo largo del sexenio que concluye hemos sido testigos de la política ambiental, la cual  amplió la cobertura de infraestructura y programas ambientales que protegen la salud pública y garantizan la conservación de los ecosistemas y recursos naturales. Así mismo durante la presente administración se fortaleció la normatividad ambiental a fin de potenciar las actividades empresariales en las regiones del país, con un marco legal que da certidumbre jurídica a la participación de los sectores productivos de la sociedad en las acciones de sustentabilidad ambiental. También  el Gobierno de la República impulsó un crecimiento verde incluyente con un enfoque transversal con base en la alineación y coordinación de programas federales, así como en la inducción a los estatales y municipales. Además promovió las mejores prácticas internacionales en materia industrial y protección ambiental, mediante la puesta en marcha de sistemas y tecnologías de alta eficiencia energética y de baja generación de contaminantes o compuestos de efecto invernadero.

Cabe señalar que se impulsó y fortaleció la cooperación regional e internacional en materia de cambio climático, biodiversidad y medio ambiente, promovió la generación de recursos y beneficios a través de la conservación, restauración y aprovechamiento del patrimonio natural, con instrumentos económicos, financieros y de política pública innovadores. El Sistema de Certificación Forestal Mexicano promovió al cierre de junio de 2018 la superficie forestal bajo manejo forestal certificado fue de 2.52 millones de hectáreas, más de tres veces lo registrado al cierre de la administración anterior (826.2 miles de hectáreas), así mismo nuestro país cuenta con 182 áreas naturales protegidas (ANP) que nos colocan  como líder en materia del territorio destinado a la conservación.

México avanzó en sus compromisos ante foros internacionales sobre cambio climático, reducción de emisiones de compuestos y gases de efecto invernadero, así como la disminución de la vulnerabilidad de la población y de los sectores productivos ante los impactos adversos del cambio climático. Enrique Peña Nieto entrega buenas cuentas, mismas que serán palpables en el largo plazo cuando el tiempo de la razón a lo que es correcto y condene lo que se queda impune.