Poesía, tiempo y espacio

Views: 616

Adiós, Oh patria mía,

Adiós, tierra de amor.

Ignacio Rodríguez Galván

 

Ignacio Rodríguez Galván está considerado como el primer romántico de América, nació en Tizayuca, Hidalgo, en una patria chica abundante en recursos naturales y humanos. Su capital, Pachuca, posee una herencia cultural de gran abolengo: joyas arqueológicas, minas, arquitectura, vientos y mujeres, y hombres de gran hospitalidad y talento. El arte literario se convirtió en palabra viva en la ciudad de Pachuca el pasado mes de noviembre, durante el Festival Internacional de Poesía Ignacio Rodríguez Galván, que este año alcanzó su Novena Edición, dirigido atinadamente  por el poeta Jorge Contreras Herrera.

Se perfila ya como una de las reuniones literarias de avanzada que se realiza en el centro del país con carácter internacional, plural e inclusivo. Con casi una centena de participantes provenientes de veinticuatro países, éste, convirtió durante unos días en un crisol de expresiones poéticas, estilos independientes y complementarios, diversos, cosmopolitas y a la vez profundamente arraigados en la tradición de los pueblos del mundo.

Como causa primordial se mencionó al Amor en sus formas Filos, Eros y Ágape así como al planeta y al género humano preocupado por la subsistencia del mundo como lo conocemos. Cabe destacar que la interacción con Escuelas y Universidades es una de las particularidades de este Festival, momentos invaluables de expresión de los poetas frente a un joven público que expresa sus inquietudes y sus fortalezas, acercándose a los artistas estableciendo una sólida comunicación.

Las sesiones plenarias contribuyen a mostrar la gran gama de voces que actualmente configuran la Poesía, propuestas clásicas, innovadoras también, deslumbrantes, voces conscientes de su papel preponderante en el mundo para evitar la injusticia, la violencia, el caos que amenaza al poder de la creatividad, la belleza, el arte.

Los lazos culturales y amistosos que se crean durante eventos de este tipo, fortalecen al gremio y  colocan  a la Poesía en el lugar relevante de nuestra  vida en sociedad, reivindicando los más altos ideales de las personas. Cabe mencionar que durante su desarrollo hubo participación de poetas del Estado de México, mostrando a grandes exponentes de nuestra literatura.

Enhorabuena a las instituciones hidalguenses que promueven la literatura, a los homenajeados con la presea Ignacio Rodríguez Galván Al mérito cultural y literario: Jorge Antonio García Pérez, José Falconi, Pedro Serrano, Natalia Toledo, y en homenaje póstumo al escritor hidalguense Ramsés Salanueva.

Finalizado el festival, que tuvo sedes en diferentes municipios del Estado de Hidalgo, así como el Munal y La Casa del Poeta en Ciudad de México. Dejó nostalgia por los momentos compartidos, pero quedan los libros y los poemas enunciados, esa voluntad del poeta de trascender el tiempo y el espacio.