+ Primer Examen a AMLO: Reprobado en Economía y Democracia

Views: 2392

La frase

La estrategia de comunicación de AMLO, está a todo lo que da. La naturalidad de sus mensajes ha logrado que la ciudadanía no demande explicaciones, sino que sólo confían.

Alonso Cedeño

 

SUPERTIP: El tema educativo siempre ha sido uno de los que tienen mayor relevancia para los gobiernos, pero el que se lo ha tomado en serio es el Gobernador Alfredo Del Mazo quien le ha dado un fuerte impulso; en las últimas semanas muy de la mano del Sindicato de Maestros Estatales; del SMSEM con quienes seguro hará buena mancuerna!

EL DETALLE: ¿Sabe usted cuántos supervisores escolares en México son mujeres y cuántos son hombres?

De los 3,945 que hay en nivel preescolar 94.55% son mujeres y 5.5% son hombres.

De los 6,223 que hay en primarias, 37% son mujeres y 63% son hombres.

De los 2,603 que hay en Secundarias, 25.5% son mujeres y 74.5% son hombres.

De los 502 que hay en escuelas multinivel, 17.1% son mujeres y 82.9% son hombres.

Esto es que a nivel directivo en el sistema escolar mexicano, prevalece la discriminación a la mujer, salvo en el nivel de Preescolar.

CON EL TOLUCA: Ya no perdió y eso es bueno. Tampoco se confirmó el adagio de que equipo que estrena entrenador gana. Creo que esa regla ya difícilmente se cumple.

Se vieron ya rasgos del sistema o sistemas (porque son varios) que utiliza La Volpe, aunque claro, si antes no pudieron dominar el predecible sistema anterior, tampoco es justo pensar que en su primera aplicación a la luz de un rival y de un público, lo iban a hacer.

Persistieron los mismos errores prácticamente infantiles en la defensiva, pero ya hubo por lo menos más entrega, más ambición y más condición física de los jugadores. Como que actuaron sin la presión de ser, en el caso de los refuerzos, los que le iban a resolver todos los problemas a la institución.

Richard Ruiz puede ser la solución en la lateral izquierda. Ya lo demostró ante el Veracruz y ante el Necaxa, cuando lo incluyó La Volpe. Aunque no hay que dejar de lado a Santiago García, quien fue el mejor jugador del encuentro con una asistencia para gol, le puso medio gol a Gigliotti, quien por otra parte demostró que tiene olfato goleador y ya lleva dos anotaciones.

Mancuello comienza a sr dominador en su posición y quien más o menos despertó es Barrientos, aunque ojalá se repongan pronto los lesionados y puedan aportar más.

Por lo menos, ya no perdió y se está ganando en el sentido de que ya tiene forma de equipo, aunque es necesario trabajar mucho. Habrá que ver cuáles son los progresos cuando el domingo reciban al Atlas, que estrenará técnico.

Primer Examen a AMLO: Reprobado en Economía y Democracia

Llegó el primer examen al presidente Andrés Manuel López Obrador, el de los 100 días de gobierno y la calificación dice: reprobado en economía y en democracia, aun cuando obtuvo excelencia en popularidad entre quienes ha repartido becas, bonos, pensiones y dádivas para que se mantengan en su zona de confort, ni estudiando ni trabajando.

Al igual que cuando cursaba su carrera universitaria en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el ahora presidente mexicano, reprobó en economía y en democracia, pero destacó en popularidad para mantenerse durante largos 20 años como “estudiante” para acreditar las materias reprobadas y finalmente poderse titular.

La diferencia es que, como estudiante el éxito o el perjuicio era personal, pero ahora, como presidente de México, el perjuicio es para muchos y el beneficio solamente para unos cuantos. ¿Encuentra usted diferencia entre regímenes anteriores y el actual? Quizá la diferencia sea en el reparto del dinero, que se supone ahora es para los más necesitados

Franklin Delano Roosevelt fue el presidente norteamericano que creó la tradición de los primeros 100 días de gobierno, inspirado en Napoleón para luchar con una emergencia nacional, y a manera de presionar al Congreso en plena crisis financiera del año 1933.

Para Roosevelt, el plazo marcado fue una muestra de consenso y colaboración del Congreso ante la emergencia nacional que planteaba la Gran Depresión y amenazaba la subsistencia de la democracia y la unidad del país.

En México se ha hecho costumbre la evaluación de los primeros 100 días de gobierno, tanto en las administraciones federales, estatales y municipales de todos los signos políticos e ideológicos, más como una oportunidad de lucimiento y posicionamiento mediático, que como análisis de la verdadera tendencia a seguir por el gobierno en turno, como lo consideró Roosevelt.

Por cierto, esta es una costumbre que no ha cambiado Andrés Manuel, porque de una u otra forma se habla de los logros y no logros en esos primeros 100 días de la cuarta transformación.

En el caso del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el abuso del poder ha marcado ya la tendencia en su gestión; primero porque empezó a gobernar desde el 1 de julio del 2018 en que ganó la elección y no desde el 1 de diciembre cuando constitucionalmente le correspondía, por lo que la evaluación tendría que ser de unos 250 días de gobierno y no de 100.

Aprobó con excelencia en popularidad, no por el mejoramiento real en la calidad de vida de los mexicanos, sino por su afán desmedido por repartir el dinero público entre los más susceptibles de enganchar con el voto para las elecciones venideras, y el aplauso fácil en las plazas públicas de todo el país, al tiempo de desacreditar a sus contrapesos políticos en las entidades federativas y municipios marcados como objetivos de su partido político, Morena, para las próximas elecciones electorales.

Reprobó en economía y en democracia, porque 100 días, o en 250 si se quiere, bastaron para destrozar las bases económicas y democráticas del país, pisoteando y destruyendo a sus adversarios, cambiando leyes a capricho, imponiendo incondicionales e incompetentes en cargos legislativos, judiciales, de organismos autónomos, de instituciones públicas; denostando cada mañana a empresarios, líderes sociales, comunicadores, instituciones financieras, calificadoras bursátiles, políticos y gobernantes locales con rechiflas en plazas públicas.

Reprobó su primer examen porque quiere imponer su voluntad a costa de lo que sea, así sea con absurdos como pagar más de lo que costaba su conclusión, por cancelar obras indispensables para el desarrollo del país, como el nuevo aeropuerto,  el cambio de rumbo financiero en Pemex y CFE; o la asignación ilegal de obras y servicios, como la compra de pipas, el tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía o la siembra de millones de árboles en el sureste.

El destino de México con un presidente reprobado en economía y democracia en su primer examen, aunque aprobado en popularidad por regalar el producto interno bruto del país en lugar de ponerlo a producir, se coloca más del lado de una crisis económica como las de Argentina, Brasil y Venezuela, que de la bonanza que tanto pregona, ¿no le parece a usted, estimado lector?