Quimera Metepec

Views: 451

La vigésima novena edición de Quimera Metepec comenzó de gran manera al ser Óscar Chávez el designado para arrancar. El viernes 11 de octubre de 2019, a pesar de la amenaza de lluvia, la gente, animosa se daba cita en la Plaza Juárez  para no perderse el show anunciado; uno de nuestros más queridos y admirados exponentes de la música popular engalanaría el tradicional festival.

Previo, la ceremonia de apertura, encabezada por Gabriela Gamboa, presidenta municipal anunciaba el sí a la Guardia Nacional para dar paso a quien veníamos a ver. Óscar salió al escenario y tomó lugar, como de costumbre, en un banco frente al micrófono y debido a problemas técnicos con el audio, nos recibió en tres ocasiones, situación chusca con la que demostró mantener la frescura y disposición de siempre.

Rodeado de excelentes músicos dio muestra de profesionalismo y grandeza. Es cierto que la voz y el vigor ya no son los mismos, pero sí la actitud, sí la pasión por hacer lo que disfruta y bien sabe hacer: cantar. Sonaron temas como Por ti y Macondo, además de la -en su momento- censurada Mariguana. En el público abundaban personas mayores que no cesaron de aplaudir y entregársele a Chávez como él hacía con ellos.

Fue un concierto de nostalgia, irrepetible, de gente que quizás no volverá a reunirse; con un Óscar Chávez irrepetible, grande –de edad y talento–,       quien lo mismo canta un son que una ranchera o un bolero. Inevitablemente uno se pregunta: ¿quién después de él? Hay grandes huecos en la cultura popular mexicana, huecos que nadie ha venido a intentar, siquiera cubrir. Hacen falta figuras que nos representen, que nos hagan sentir a través del folklor. Quizás los tiempos nos estén llevando a otros sitios y experiencias musicales, sin embargo, hay mucha raíz, mucha historia y seguramente habrá alguien por ahí que retomará y reavivará su grandeza.

El aplauso para el artista fue incesante. El reconocimiento ya lo tenía y se reafirmó en cada oportunidad.

Larga vida a Óscar Chávez y a Quimera.