Re-cuerdo

Views: 583

Aquí es,

donde

sin poesía y con toda la poesía,

es decir,

tu cuerpo

en los cuatro puntos cardinales

con tormenta verde,

piel blanca y pecas como gemas

arman el abecedario,

de una torre de babel

entonces

con esa mirada mojada sin lágrimas,

ingreso en ti

convertido en todo lo que mis ojos hagan

en el recorrido

de tu cuerpo con más nieve caliente, hirviendo…

en cada estertor,

en cada convulsión

Y la lógica del placer se desvanece

y se llega a esa cúspide

del casi posible imposible,

donde los cuerpos se multiplican

en todas las sinfonías,

y,

ahí tus piernas rojas,

hechas corazones,

se abren

para latir juntos.