REFRIGERADOR

Views: 295

El no saber

Que el refrigerador está casi vacío

Y ese vacío está con una lata mal abierta

De atún que el gato me dejó,

Con cierta pena,

Con el desdén

Con el que siento que

La cosa se está cayendo

Y digo cayendo porque yo lo aburro,

Hasta

Que llego y ya no paro

De llorar con la sonrisa subiéndose a mis ojos

De esas sonrisas fracasadas

De los que por ya no sentir

Lo sienten todo

Desde ese

Respirar

A ese respirar

Enamorándome cada cinco minutos,

Como dijo la poeta

Cada cinco minutos

Cada cinco minutos

Y es como un reloj borracho,

Como yo

En pleno

Mundo vagabundo

Porque mi corazón ya no da más y así es como mis salvadoras

Hacen su labor

Una diferente a la semana

Limpian lo que queda del departamento

Y hago lo imposible,

Lo épico, lo colosal,

Y es entonces

Cuando les arranco una sonrisa,

Y así,

Sucesivamente,

Hasta la próxima sonrisa, o semana.