+ Renovarse o Morir, la Puerta que Abre el Dr Narro al Priismo

Views: 3140

La frase

Gobierna tu casa y sabrás cuánto vale el gas, el arroz, cría a tus hijos y sabrás cuánto le debes a tus padres.

UNA VERDAD

CON GERMAN SANCHEZ FABELA: Para mi, por la amistad sincera que me unió a él, fue un enorme gusto saber que a Germán Sánchez Fabela, le dieron post-mortem, la presea  al Mérito Cívico “Isidro Fabela Alfaro”.

Fue futbolista, destacado empresario ya que hizo crecer el nombre de Sánchez Automotriz, no solamente en Toluca, sino en Tenancingo, Zitácuaro y Morelia.

Fue en tres ocasiones, presidente del Deportivo Toluca. Y ahora que se habla de inversión histórica en jugadores, en su primera presidencia (1977-1982), en que contrató al técnico húngaro Jorge Marik, el Toluca calificó tres veces en 5 años y no solamente eso, sino que logró un superávit de 60 millones de pesos, es decir, tuvo cuadro competitivo y generó dinero para las arcas del Toluca.

Además, manejó con éxito la sede del Mundial de Futbol para Toluca en 1986, época en la que dijo el entonces presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Rafael del Castillo, que el Mundial se hacía en México con una brocha y un bote de pintura.

Pero lo cierto, es que ese brochazo y esa pintura, tan solo para modificar y ampliar el estadio Nemesio Diezrequirió de 300 millones de pesos, que puso de su bolsa Don Nemesio Diez Riega.

Germán se llevó muy bien con Guillermo Cañedo White, quien fue el presidente a nivel Federación del Comité Organizador, lo mismo que con otros presidentes de otros equipos, la prueba está en que en su tiempo y en su momento hizo la segunda venta más cara de un futbolista mexicano, del Toluca al Guadalajara en la persona de Eduardo Ramos Escobedo. El primero había sido Ignacio “Cuate” Calderón, del Guadalajara a Universidad de Guadalajara.

Pero era un hombre altruista también y dentro del programa de edificación de escuelas de Ford, construyó diez de ellas para beneficio de la niñez mexiquense, una de ellas en esta ciudad de Toluca en la parte norte.

Y algo más que cuenta y mucho, formó al lado de su esposa Mussi Echeverri, quien recibió la presea, una gran familia, en que destacan todos pero especialmente Germán Sánchez Echeverri, oftalmólogo de reconocimiento nacional e internacional y Ernesto, quien se encarga de los negocios que dejó su padre, con gran éxito.

Enhorabuena, Germán, donde quiera que estés.

EL DETALLE: El que sin duda alguna llamó la atención por su excelente discurso durante la Ceremonia de entrega de la Presea “Estado de México” 2018, por ocasión del 125 Aniversario de la creación del estado mexiquense, fue el secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero, quien reiteró que la administración de Del Mazo brinda oportunidades de progreso y bienestar para todas las familias.

El encargado de la Política interna, destacó que el Estado de México se encuentra en tiempos de profunda transformación, es por ello que el actuar de la entidad ante la jornada inédita que vive la República, es respuesta clave de la coordinación estratégica que se mantiene entre sus instituciones en búsqueda de la construcción de nuevos paradigmas.

Ozuna deja ver que ante la nueva realidad política, se avanza con firmeza, seguridad, pero sobre todo con elevado compromiso por parte de las autoridades.

CON EL TOLUCA: Ya los consentidos de la directiva choricera lo dijeron: Es Ricardo Antonio La Volpe el nuevo técnico del Toluca y será presentado este lunes a las 13:00 horas. Es un “tapado” como el viejo “tapado” del PRI, que ya había sido destapado por todos menos por lo que deben enterarse primero.

Recibe La Volpe, 19 años después de que hizo campeón al equipo,  un Toluca disminuido, agobiado por las derrotas y el exceso de veteranos argentinos. Si bien ganó al Veracruz, convertido en “charal” y víctima propia de todos, requirió ese Toluca, dirigido por José Luis Real, de que los charalitos se quedaran con diez, para poder ganar. Es más el arbitraje de Fernando Guerrero, fue muy bueno. Se nota que toda la bronca era con Cristante.

La Volpe quien viene acompañado del “Chiquis” García y Martín Salcido como auxiliares (eso dijeron los diarios del exDF) trae como preparador físico a Hernán Puerta, quien pondrá a los jugadores al nivel físico que se requiere.

Ricardo Antonio deberá imponer disciplina, primer factor para poder triunfar. Porque de lo contrario no podrá implantar un sistema de juego menos predecible que predominó en la Era Cristante.

Deberá olvidarse de jerarquías, porque estas, si existen en el Toluca, no pesaron a la hora buena. Tendrá que jugar con quienes estén en forma y disposición.

Su forma de ser quizá no les parezca a muchos jugadores acostumbrados a estar apañalados, pero ahí la directiva debe apoyarlo so pena de que la cuestión no se componga.

La Volpe está acostumbrado a llamarle al pan pan y al vino vino. Espero que durante su estancia en Egipto, haya ido a la tumba de Tutankamon y no a la de Tutanwey.

Bienvenido señor, ojalá que su trabajo se vea y tengamos un auténtico equipo, no de chisguete.

Renovarse o Morir, la Puerta que Abre el Dr Narro al Priismo

Al tomar la decisión de abandonar su labor académica en la UNAM para buscar la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el doctor José Narro Robles ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, abre una puerta histórica y definitoria para el priismo nacional: renovarse o morir.

Luego de ejercer el poder presidencial por más de 70 años, el PRI sufrió la derrota electoral ante la derecha política representada en el Partido Acción Nacional (PAN) en el año 2000, teniendo como abanderado a Vicente Fox, un personaje tan o más mediático como el actual presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Doce años de decepción panista en el ejercicio del poder presidencial bastaron para que la sociedad mexicana volviera la vista al priismo, entusiasmada por los enunciados de modernización, globalización e inserción de México en el desarrollo de las economías más avanzadas de los mercados internacionales, promovidas por una alianza entre el salinismo y el peñismo, conjugando liderazgo doctrinario financiero de la escuela salinista, con posicionamiento mediático de super estrella desde el peñismo.

La rara combinación que llevó al PRI a la reconquista del poder presidencial, llevó al salinismo y al peñismo a una lucha feroz por absorber todas las posiciones de poder y volver al eterno sueño del poder transexenal en torno a una figura que todo lo controle y decida.

El resultado: el PRI lo perdió todo en seis años y ahora salinistas y peñistas luchan por refugiarse en el PRI y desde ahí asegurar la permanencia en la actividad política para seguir soñando en la reconquista del poder presidencial, cuando el PRI está justamente en su cumpleaños número 90.

Es por eso que ante la próxima renovación de la dirigencia nacional del PRI, aparecen los rostros del salinismo y el peñismo: Ivonne Ortega, Ulises Ruiz, Alejandro Moreno Cárdenas, Miguel Ángel Osorio Chong y José Narro Robles, todos coincidiendo en la necesidad de una elección abierta en agosto próximo, a efecto de que militantes y simpatizantes elijan a su nueva dirigencia mediante el voto libre y secreto

Ante un escenario de tal naturaleza, la ventaja la llevaría claramente el ex rector de la UNAM por su perfil académico, de apertura y participación para las nuevas generaciones en la actividad política, fuera de proyectos de regímenes totalitarios como el que asoma con Andrés Manuel López Obrador y su deseo enfermizo por controlar todo el poder y todo el presupuesto para trascender su control más allá del sexenio constitucional.

Así expone el doctor José Narro Robles su propuesta para alcanzar la dirigencia nacional del PRI:

La Política

En mi valoración, la política es una actividad superior del ser humano que desafortunadamente se ha visto degradada por acciones personales y grupales que la han afectado. Creo que la política y sus instituciones deben transformarse. La práctica política debe fundarse en ideas y propuestas, en el apego a principios éticos esenciales, en la construcción de acuerdos entre los diferentes, en la convocatoria a la solución de problemas colectivos, en la discusión y el debate informados, en la razón apasionada y en el compromiso y el servicio a los demás.

En sentido contrario, la política no debe ser práctica dirigida por intereses personales o de una camarilla; por la descalificación del adversario, el aislamiento de los diferentes o la cerrazón frente a las ideas de otros; por ambición y lucro en la actividad o la sola búsqueda del poder; y mucho menos por el apoyo a prácticas corruptas. La política debe servir para unir y nunca para fracturar, para convocar y nunca para enfrentar.

Si analizamos su rectorado al frente de la UNAM, supo resistir los embates del lado oscuro de la Máxima Casa de Estudios, dio ruta firme en los pasos importantes de la UNAM, como investigación, calidad y participación de los egresados en la vida misma y en la toma de decisiones de importantes empresas y del país todo.

Es más, en el periodo previo a la decisión de que José Antonio Meade fuera el candidato del PRI a la presidencia, se le mencionó, aunque supo adaptarse a las formas del PRI  para no causar problemas mayores. Pero ahora el PRI no tiene rumbo, no tiene peso específico como partido y no tiene a todos los militantes que debiera, bien por razones políticas, bien por razones económicas, acepta.

Mi decisión

Durante las últimas semanas, mi nombre se ha mencionado como uno de los que podrían considerarse para participar en el proceso de elección de la dirigencia de mi partido, el Revolucionario Institucional. A pesar de que todavía no se definen totalmente las formas, condiciones, plazos y procedimientos que se seguirán en el proceso, para actuar con libertad y no afectar en lo absoluto a mi universidad, he tomado la decisión de dar por concluida la más maravillosa etapa de mi vida profesional, de cerrar la que más orgullo me ha proporcionado para emprender con toda determinación otra que da satisfacción a mi vocación de servicio.

Lo hago con la convicción de que la democracia mexicana y el sistema de partidos deben fortalecerse. A todos toca contribuir a fomentar la confianza en la política y sus instituciones a pesar de que se tengan que sacrificar querencias y comodidades, a pesar de correr el riesgo de enfrentar incomprensiones y reproches.

Ahora se conocen mi decisión y mis razones. Sólo pido solidaridad y comprensión. A cambio, todos, dentro y fuera de la universidad, pueden estar seguros de que en esta nueva etapa me esforzaré por tener una conducta digna de la comunidad a la que he pertenecido, una comunidad crítica y educada, esforzada y comprometida con las causas de la sociedad, que actúa con apego a los valores y principios de una colectividad que vibra de emoción al declarar que “Por mi Raza Hablará el Espíritu”.

Por si fuera poco, lo vimos en participaciones en la FIL de Guadalajara, en donde se mostró conocedor de lo que decía y además adquirió práctica política para poderse desenvolver en un ámbito más político que académico.

Por lo visto, al priismo nacional sólo le quedan dos caminos: o seguir por la ruta de comparsa de Morena y de Andrés Manuel López Obrador para sobrevivir y medio morir como sucedió al Partido de la Revolución Democrática (PRD), o tomarle la palabra al ex rector de la UNAM para renovarse o morir, ¿no le parece a usted, estimado lector?