Séptimo domingo

Views: 890

Mis huesos colapsan

entre la humedad y la quietud.

 

Los mosaicos conocen mis pasos.

El eco de tu voz

se ahoga en estas cuatro paredes.

 

El desasosiego comulga,

se bebe el café,

aumenta con las noticias.

 

Apagué la intenet.

Hundí los pensamientos en el sillón.

 

Cerré los ojos.

Dormí.

 

La piel se hunde en silencio,

se asfixia en calor.

¿dónde está tu cuerpo, tus ansias, mi sed?

 

El tiempo se enreda

tiñe mis cabellos.

 

Miro, aspiro el viento que entra por la ventana.

¿puedo morir por esto?