Socialización de los niños

Views: 338

Desde el comienzo de la etapa escolar de nuestros hijos, a los padres se nos presenta un asunto importante que nos supone un quebradero de cabeza, un auténtico encaje de problemas: programar las actividades extraescolares de nuestros peques, con todo lo que esto conlleva, cuadrar horarios, coordinarnos con nuestras parejas, abuelos o amigos para poder llevarles y recogerles.

Dicho esto, tomémonos un tiempo para recapacitar sobre este asunto. Nuestros hijos pasan en el centro escolar una media de cinco a ocho horas al día; durante este tiempo todas las actividades en las que participa les son impuestas, pautadas y dirigidas por adultos, excepto la hora del recreo. Los niños salen de la escuela, empachados de información y de actividad, con un nivel de estrés perjudicial para su corta edad. Desde que salen hasta que llega la hora del baño, cena y acostarse les quedan cuatro horas escasas libres de obligaciones, siempre y cuando no tengan que hacer tareas, que les resta su tiempo libre.

¿Qué hace nuestro hijo durante ese tiempo que le queda?, ¿Cuál es la actividad extraescolar que realmente demanda y necesita cualquier niño? Una actividad innata en ellos, del agrado de todos los peques: ¡Jugar!  Ahora bien, si al “juego” le sumamos, naturaleza, luz natural y entorno socializador creamos una receta deliciosa, del gusto de cualquier niño: ¡El parque! La mejor actividad extraescolar, que reúne todos los requisitos: gratuito, libre, disponible, accesible y el horario es flexible. Beneficios de ir al parque con los niños

– Es un momento privilegiado para descubrir, crear e imaginar.

– Es una vía de socialización, cuando juega con otros niños construye sus futuras habilidades sociales (asertividad, empatía).

– Desarrolla el sentido de la independencia y la responsabilidad, aprenden a ser más autosuficiente y a tener más confianza en sí mismo.

– Al jugar en el parque con sus amigos, se transmiten valores tales como, bondad, honestidad, amabilidad, saber perdonar y ser perdonado, respetar, ser tolerantes.

Favorece a su salud. La actividad física que hacen en el parque les ayudará a construir huesos fuertes, mejorar su tono muscular y quemar calorías; por otro lado, la luz solar ayuda a la absorción de vitamina D de forma natural y mejora su sistema inmunológico.