“Somos ambulantes por necesidad y nos tratan peor que a delincuentes”

Views: 933

Ambulantes que se desempeñan en diversos puntos del primer cuadro de la capital mexiquense consideran que el gobierno municipal les está dando un trato “peor que a delincuentes”, ante la sanción de arresto inconmutable de 24 a 36 horas que establece el Bando Municipal para quienes realicen esta labor sin autorización –permiso o licencia-; también esperan que, de mantener la postura de erradicar el ambulantaje en Toluca, la medida se aplique “igual para todos”, pues denuncian que puede prestarse a corrupción.

Pese a los operativos implementados por el gobierno municipal, comerciantes ambulantes, incluidos los conocidos como “toreros”, continúan instalándose en calles como Juárez, Independencia, Galeana, Matamoros o incluso en Hidalgo, en la zona de los Portales, entre otras.

Los comerciantes consultados pidieron guardar el anonimato. Uno de ellos, se dedica a la venta de playeras; instala su producto sobre un tapete y cuando pasa un verificador o inspector a pedir que se retire, levanta su producto y se cruza la calle, a continuar ofreciéndolo en otro punto.

Comerciante desde hace 8 años, opinó que prohibir el ambulantaje es una medida extrema, lo mismo que sancionar con arresto inconmutable, pues implica un trato “peor que al de los delincuentes”.

Consideró que esta prohibición cierra las posibilidades, de por sí limitadas, de ganarse la vida honestamente, pues apenas ganan lo necesario y regularizarse exigiría una inversión mayor en productos, en el pago de permisos, la renta de un local, entre otras. “Creo que no están considerando que si desempeñamos esta labor es por necesidad, la gran mayoría somos de escasos recursos, hay madres solteras, personas de la tercera edad o con discapacidad, y nos dedicamos a esto por ser una actividad que está a nuestro alcance; es una lástima que las autoridades no se den cuenta de cuánto nos afectan”, señaló.

Consideró que el gobierno municipal debería dar prioridad a la seguridad pública, más que a “atacar a los ambulantes”. “Los asaltos son cada vez más comunes, incluso en Los Portales, entonces consideró que debería de darle prioridad a acabar con la delincuencia, más que en estar en contra de los ambulantes”, opinó.

Curiosamente, muchos de los comerciantes reconocen la necesidad de regular el ambulantaje. Una de ellas, vendedora de juguetes en las inmediaciones de los portales desde hace 4 años, señaló: “En parte es necesario, porque el ambulantaje se ha extendido demasiado, pero también pienso que todas las familias mexicanas tenemos el derecho, y debemos tener la oportunidad de obtener un ingreso”.

Y agregó, sobre la sanción de arresto a ambulantes: “Si el presidente municipal nos quiere desalojar está en todo su derecho, pero es importante que no lo haga con la fuerza pública, porque no somos delincuentes. Creo que el presidente municipal debería preocuparse más por implementar otras medidas de seguridad para la ciudadanía, porque nosotros no somos delincuentes”.

También señaló que muchos funcionarios y verificadores aceptan sobornos de algunos vendedores, por eso: “Las medidas deben empezar desde el personal que tienen enfrente, funcionarios y verificadores, y pedimos que tengan disposición a dialogar, porque hemos pedido tolerancia y reunirnos con ellos para buscar soluciones, y su respuesta siempre ha sido negativa: ‘no hay permisos’”.

Detalló que los verificadores se van sobre “los puestos pequeños, mientras que se tolera a puestos grandes”, de ahí que pide trato igualitario: “Si ya está la medida tendremos que respetarla, pero que sea parejo, que no haya tolerancia para ningún tipo de organización; si nos vamos a ir todos, todos nos vamos, pero dando permiso a uno, es para todos”, apuntó.

Otro de los comerciantes consultados, lleva aproximadamente 10 años dedicándose a la venta de papas y frituras en la calle con un “carrito”; por un lado, consideró que las medidas en contra del ambulantaje se hacen necesarias para regular y mantener el orden en la capital mexiquense, pero pidió al gobierno municipal encabezado por Juan Rodolfo Sánchez, considerar que se perjudicará a miles de familia que subsisten gracias a esta actividad.

“Las opciones de trabajo son limitadas; nosotros ya llevamos tiempo dedicándonos a esto y sabemos que a veces ‘nos levantan o a veces nos dejan un tiempo’, a todo nos acostumbramos, pero también tenemos que ganarnos la vida”, dijo.