Somos muchos y estamos cambiando

Views: 211

 

Miren, esto se trata de dar una opinión. Considero que hemos excedido los límites,
en cuanto a demografía, sociología, buenos modales y convivencia. Cada vez
somos más, por las calles no se piensa en un saludo amable, el volumen de
cabezas por metro cuadrado, lo complica todo: librar un crucero, las franjas
peatonales se llenan demasiado pronto y si la habilidad no es suficiente, se corre
el riesgo de un accidente.

En comercios, la pesadumbre aumenta en tanto no se disponga de mucho tiempo
para realizar grandes filas. Las filas, oh, las filas, esas monumentales pérdidas de
la conciencia y la dignidad. Amo las filas porque significan lo temible de los
errores, es decir, si usted ve una fila, asocia de inmediato la posibilidad de que
alguien se hubiera equivocado o que un sistema cayera desarmado de bytes y
energía, impensable, pero cierto. También existen las colas por taras heredadas o
por simple afición a lo indeseable.

El tráfico añade una buena cantidad de unidades contaminantes a la
sobrepoblación y al costo de los energéticos y a la huella en carbono que está
deteriorando el planeta deteriorado per se. Los niños que son y serán la
esperanza del mundo mientras sean niños no quieren saber de viejas herencias,
ellos quieren un mundo automatizado donde nada cueste trabajo, al menos eso
parece ante el creciente abandono de las bibliotecas y antiguos centros de
esparcimiento urbano.

Como ratitas pavlovianas, ya no queremos queso, salir de la ratonera es el
objetivo, al precio que sea, nos mordemos, nos mentimos, nos estamos
aniquilando. ¿Y la esperanza, no es la que muere al último? Siempre será latente
la duda que establece como única sobreviviente a la esperanza.

No desesperar, hay que dar tiempo al tiempo, ese bálsamo bendito que facilita el
acomodo de todo problema en su lugar. Acostumbrémonos a ser demasiados, a
integrar la colectividad, a no desear un trato preferencial, eso nunca ha existido,
somos un solo pueblo y hay que comportarse como tal entidad.

Bueno, eso dicen los spots, los intelectuales, los entendidos de la materia.
Compasión es lo que nos falta, de todo lo demás: valentía, responsabilidad,
honestidad, nacionalismo, sabemos mucho, por eso, disculpe las molestias que
esto pudiera ocasionarle.