Estado de México
6 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

SON ARTESANAS INDÍGENAS MEXIQUENSES HISTORIA DE ÉXITO EN LA ALFARERÍA

Views: 781

Temascalcingo. Mientras sus manos decoran las piezas de cerámica de alta temperatura que le han dado fama a su taller, Teresa Barrera Rivera recuerda sus inicios como artesana alfarera y cómo el Gobierno del Estado de México la apoyó para poder iniciar con un negocio por el que han pasado ya tres generaciones.

Originaria de la comunidad de San Juanico Centro, del municipio de Temascalcingo, Teresa Barrera es una de las historias de éxito de mujeres indígenas, que gracias a su esfuerzo y dedicación, así como al apoyo del Gobierno estatal, ha podido hacer de su oficio un legado que lleva su nombre, mediante una pieza artesanal que forma parte de la identidad cultural del territorio mexiquense.

Su comunidad, enclavada en los montes de Temascalcingo, ha sido por tradición hogar de artesanos, muchos de los cuales iniciaron con el barro y el horno de leña que, sin pensar, también consumía sus recursos naturales.

Por ello, las autoridades estatales realizaron un proyecto para enseñar el manejo y la fabricación de cerámica de alta temperatura con hornos de gas, y que Teresa aprendió rápidamente.

Luego de permanecer varios años trabajando para un taller, por fin pudo conseguir los recursos y el apoyo del Gobierno de la entidad para comprar un horno de gas y poder abrir su propio negocio.

Hace unos meses, el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México, (CEDIPIEM), organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social, la apoyó para la compra de otro horno, a través del programa de Proyectos Productivos, con lo que la administración estatal apoya a integrantes de los pueblos indígenas con el financiamiento de un proyecto con el hasta el 80  por ciento del costo total.

“A través de Gobierno del estado, tuve la oportunidad de tener un proyecto entonces ahorita pues eso a nosotros nos ayuda para poder seguir adelante y seguir trabajando, seguir generando empleo”, dice.

Hoy en su taller “Tega”, uno de los más reconocidos de la entidad, Teresa ve con emoción cómo sus nietos, han empezado a hacer sus primeras piezas, y confía en que el legado que le heredó su padre se mantenga vivo en las nuevas generaciones de artesanos de ésta, su tierra natal.

“Hay mucha gente muy buena que se interesa también por nosotras, las mujeres indígenas, y esto, pues sólo nos queda que nosotras como mujeres de verdad nos interese salir adelante, de que las mujeres en cualquier oficio que tengan, lo hagan con voluntad, con amor y eso es lo que nos va a hacer salir adelante, el triunfo de cada una de nosotras”, puntualizó.