Testigos de Jehová voluntarios han reconstruido más de 600 casas a damnificados de los terremotos en México

Views: 585

El 19 de septiembre de 1985 a las 7:19 de la mañana, los 18 millones de habitantes de la Ciudad de México fue sacudida por uno de los terremotos más fuertes del siglo (8,1 en la escala Richter). Para muchos, la hora en que ocurrió el terremoto estuvo a su favor. Si hubiera ocurrido una hora más tarde, las escuelas y los centros comerciales habrían estado llenos de personas que habrían quedado atrapadas en estos edificios, como si fueran enormes sepulturas. De los más de 700 edificios que se desplomaron en la Ciudad de México, ¡por lo menos 100 eran escuelas!

La historia volvió a repetirse el 19 de Septiembre de 2017, esta vez dejó a su paso una estela de dolor y desesperanza para muchos habitantes de la capital del país. Poco después del terremoto, tanto el gobierno mexicano como algunas organizaciones empezaron a socorrer a los damnificados. Para algunas familias que perdieron todo, aun se respira un ambiente tenso y desesperanzado por la falta de cosas tan elementales como un techo en donde vivir.

Los Testigos de Jehová, consideran que no solo pertenecen a una religión, si no que forman parte de una hermandad mundial en la que se cuidan, se ayudan y se protegen. Parte de esta ayuda se ve en resultados positivos cuando algunos de ellos se ven ante un desastre.

Marcos Moreno, portavoz de los testigos de Jehová, mencionó que tan solo en México el terremoto registrado en el mes de septiembre del 2017, algunos testigos sufrieron la pérdida o daño parcial de sus casas; quienes no sufrieron daños, y a veces hasta los mismos afectados, acudieron a la ayuda de sus hermanos. La oficina de Centroamérica de los Testigos de Jehová, comenzó las labores de ayuda. Rápidamente se formaron 39 grupos de ayuda para llevar a cabo las tareas de reconstrucción.

La mayoría de los testigos damnificados, ya tenían un lugar seguro en donde vivir el mismo día del terremoto, mientras la reconstrucción de sus casas estaba en curso. En México, más de 42,000 testigos de Jehová de diez estados se ofrecieron para ayudar y colaborar durante varios meses en labores de ayuda en México y Guatemala.

Reconstruyeron 619 casas, 5 lugares de culto y 2 recintos grandes para sus reuniones masivas. Además, se hicieron reparaciones en otras 502 casas y 53 lugares de culto. En Guatemala se reconstruyeron otras 10 casas. Todas estas labores de socorro se realizaron con la colaboración de testigos de Jehová, que en palabras de estos voluntarios, les dio la oportunidad de demostrar amor a sus hermanos y el deseo de ayudarles.

Cada una de estas reconstrucciones, remodelaciones y reparaciones, se sufragaron por donaciones voluntarias de otros testigos de Jehová de todo el mundo, incluso de la misma zona, aseveró Marcos Moreno.

Los testigos damnificados opinan que la ayuda no tardó en llegar. La señora Andrea Maldonado, testigo de Jehová, dijo: “No pasó una hora cuando comenzamos a recibir visitas y llamadas de nuestros hermanos, dispuestos a ayudar y darnos cobijo”.

Los testigos que fueron damnificados consideran estas acciones como el amor que nunca falla, el amor en acción.