Toluca movida por un Festiva

Views: 1514

Toluca está de fiesta, una fiesta como no se veía hace mucho tiempo. Los toluqueños se han lanzado a las calles a revivir el Centro Histórico de su ciudad. ¿El motivo? Las fiestas de San José.

 

Según la tradición oral, Toluca fue fundada por misioneros en los albores de la Conquista, el mero día de San José, el 19 de marzo de 1522. En mi opinión, esa versión no tiene sustento histórico sólido ni documental por varias razones:

 

  • Los conquistadores apenas traían un puñado de sacerdotes que fungían como capellanes, que se contaban con los dedos de las manos y debían dar servicios religiosos a decenas de españoles, incluido el propio Hernán Cortés. Dudo mucho que en 1522 tuvieran tiempo de fundar pueblos.

 

  • Toluca comenzó su vida cristiana siendo franciscana y esta orden religiosa mantuvo su monopolio de almas durante 200 años. No obstante, los primeros frailes franciscanos en llegar a la Nueva España lo hicieron hasta 1523: Pedro de Gante, Juan de Ayora y Juan de Tecto.

 

  • No es sino hasta 1524 que llegan los llamados Primeros Doce frailes franciscanos, entre los cuales se cuentan Martín de Valencia y Toribio de Benavente Motolinia, con la encomienda específica de iniciar la evangelización. Se dice que otro de aquellos doce, Luis de Fuensalida, fue el primero que hizo visitas a Toluca desde la ciudad de México y que de manera inmediata a la conquista (aunque sin fecha definida) inició la construcción de la capilla de Santa Cruz de los Otomites.

 

  • De ser el caso, especulo que pudo haber una fundación civil de Toluca entre 1521 y 1522, poco después de la conquista del Matlatzinco emprendida por Gonzalo de Sandoval. Y si acaso hubo fundación religiosa pudo haber sido entre 1524 y 1529. Este último año es cuando Hernán Cortés toma posesión del Marquesado del Valle de Oaxaca que le otorga el emperador Carlos V, en cuyo territorio ya se considera Toluca.

 

  • Refuerzo la idea anterior con la versión de otro franciscano, fray Gerónimo de Mendieta, quien en su Historia Eclesiástica Indiana dice que, de acuerdo a fray Pedro Oroz, la primera fundación franciscana en el antiguo Matlatzinco (Valle de Toluca) fue la de Toluca, en 1529-1530.

 

  • Más aún, el maestro Javier Romero Quiroz ha encontrado documentos que indican que Toluca de San José sólo comenzó a llamarse así a partir de 1662, ciento cuarenta años después de la supuesta fundación.

 

No obstante, nada de lo anterior importa. Como decía Carlos Monsiváis, hay mitos que ya son historia, y éste lo es. Además, la fecha proporciona un buen pretexto para festejar a nuestra ciudad como nunca se había hecho, más aún con la perspectiva de que, en tres años, Toluca cumpliría 500 años y es algo que no debe pasar desapercibido en todo el país. Por ello la actual administración municipal vino a rescatar las fiestas de San José, de las que se habían olvidado administraciones anteriores, con el Festiva 2019.

 

El festival tiene su origen cuando Juan Rodolfo Sánchez Gómez fue por primera vez presidente municipal, en el periodo 2006-2009. Nada más lógico que, en esta segunda oportunidad, reviva un evento de su autoría después de diez años de que nadie se acordaba de las fiestas del padre de Jesucristo.

En verdad se nota que su administración ha echado la casa por la ventana, desde la convocatoria a artistas locales a presentarse en foros como el Ágora de la plaza González Arratia y la Capilla Exenta, hasta el cartel de los grandes que se presentan en el foro principal de la Plaza de los Mártires, el cual incluye música para todos los gustos, desde banda (La Adictiva, La Original Banda el Limón, 602), cumbia (Margarita, Celso Piña, Los Ángeles Azules), pop (Yuri, Mijares y Emmanuel, Pandora, Marco di Mauro, Paco de María, Lucero), bolero ranchero (Aida Cuevas), rock mexicano (La Gusana Ciega, Víctimas del Dr. Cerebro) y las voces de Filippa Giordano y Fernando de la Mora.

 

Aparte hay cantidad de presentaciones musicales, dancísticas, pictóricas, fotográficas, teatrales, literarias, cinematográficas, deportivas, de payasos de circo y diversos talleres para chicos y grandes, en espacios como las Plazas Garibay y González Arratia, Cosmovitral, Alameda, Andador Constitución, Teatro Casa Blanca, Museo del Alfeñique, Aeropuerto de Toluca y La Bombonera. Felizmente, el festival también lleva actividades artísticas a distintas bibliotecas y Casas de Cultura de las delegaciones municipales.

También participa la Catedral con una misa solemne dedicada a San José y experiencias de arte sacro que se replican en otras iglesias: la Santa Veracruz, El Carmen, La Merced y El Ranchito. Se suma el Teatro Morelos con un concierto por los diez años de la Orquesta Filarmónica de Toluca (OFiT, creada también por Juan Rodolfo), la instalación del Comité Organizador por los 500 Años con miembros de la sociedad toluqueña, así como la instalación de juegos mecánicos en la explanada del mismo teatro. El festival se pone verde con la instalación textil El campo, mi manto, que simboliza la importancia del medio rural, el trabajo agrícola, el cuidado animal y el origen de los alimentos.

 

Algo que ha pegado mucho en redes es la instalación de sombrillas de colores en el Andador Constitución, a donde la gente acude a tomarse selfies que dan pie a muchas microhistorias interesantes. Hablando de redes sociales, han sido exitosos los hashtags #TolucaRevive, #Festiva2019, #RetoSombrilla y #497AniversarioToluca. En fin, ha sido buena la estrategia de comunicación.

Pero lo más importante es que Festiva 2019 ha sacado a las calles a los toluqueños que siempre han sido tachados de fríos, huraños y poco amigables, toda una proeza considerando que algo hay de ello en el carácter de nuestros paisanos. Es gratificante ver una ciudad viva como lo es ahora Toluca. De seguir así, con toda probabilidad Juan Rodolfo será quien encabece los festejos por el 500 aniversario de la ciudad, como Presidente Municipal.