Estado de México
4 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

TOMAR ACCIÓN O SUCUMBIR ANTE LA FALTA DE AGUA PARTE 2 SOLUCIONES

Views: 1136

Después del mega corte de agua en zonas del Estado de México y CDMX ocasionado por las reparaciones en el Sistema Cutzamala y las cifras alarmantes sobre el abuso a este vital líquido para el desarrollo de la vida, expongo de manera ejecutiva diversas acciones responsables que van dentro de la agenda de ONU Hábitat y las ciudades resilientes para mejorar nuestra calidad de vida.

En este sentido primeramente el fomento cultural al cuidado del agua es la base para generar el cambio, aunado a esto el integrar la gestión del agua y el ordenamiento del territorio para incorporar el ciclo del agua, el suministro actual y futuro y la demanda, como motor dinamizador. Requiere la planificación sensible al agua debe promover la reducción en el consumo, facilitar la reutilización segura, y el aprovechamiento de la mayor cantidad de opciones posibles de suministro de agua, así como permitir la combinación de sistemas centralizados y descentralizados.

Los planes urbanos separarán las áreas de captación y almacenamiento de agua, minimizando las superficies impermeables que favorecen la retención de agua y la recarga de acuíferos. El planeamiento del agua debe también permitir la coordinación entre jurisdicciones para mejorar el impacto de la inversión.

También los sistemas de abastecimiento de agua requieren una cantidad de espacio importante, toda vez que el agua se extrae de su fuente, se purifica y se bombea a los reservorios antes de ser distribuida a los consumidores a través de redes. La distribución geográfica de las fuentes de agua podría hacer que los sistemas de agua deban extenderse a través de miles de kilómetros. Una vez que el agua es utilizada, las aguas residuales normalmente se canalizan en un sistema de alcantarillado y son tratadas en una planta antes de ser descargadas en un río, un lago o el mar, o bien, antes de ser reutilizadas.

Otro aspecto a considerar son los sistemas de distribución de agua que  impactan a la estructura espacial y viceversa. La construcción de sistemas de distribución de agua, los cuales requieren grandes inversiones, tienen influencia en el desarrollo espacial. Los patrones dispersos atomizan la demanda de agua y requieren un sistema de distribución y recolección más grande, mientras que los patrones compactos ayudan a minimizar los costos de capital y operacionales. Los costos relacionados con las redes de distribución regularmente representan un 70% de los costos generales del sistema.

De igual manera se debe de considerar que las ciudades cada vez utilizan más fuentes alternativas de agua y que la recolección de agua en hogares y edificios puede reducir significativamente la demanda de agua potable.  La reutilización de aguas residuales después de ser tratadas también genera ahorros significativos. Las aguas grises se pueden utilizar para regar plantas o reciclarse para usarse en cisternas de inodoros.

Finalmente la propuesta a implementar como acción directamente proporcional es La Ciudad Esponja la cual  es una solución que aprovecha la infraestructura urbana verde, desde la revegetación de superficies impermeables hasta los techos verdes y humedales construidos, para dar resultados positivos en términos de disponibilidad de agua, calidad y reducción de inundaciones.

La ciudad esponja surgió en China, país que tiene actualmente el ambicioso objetivo de lograr que en el año 2030, el 80% de sus áreas urbanas absorba y reutilice al menos el 70% del agua de lluvia. Además de que representan un buen ejemplo para las soluciones basadas en la naturaleza (SbN) que están inspiradas y respaldadas por la naturaleza y utilizan o imitan los procesos naturales para contribuir a la gestión mejorada del agua. Cabe señalar que una SbN puede implicar la conservación o rehabilitación de los ecosistemas y/o la mejora o creación de procesos naturales en ecosistemas modificados o artificiales, que se pueden aplicar a micro o a macro escala, el punto es iniciar con ellas para empezar a cerrar la brecha entre la urbanización, ecosistemas, hidrología y el bienestar humano.